YA ESTAMOS EN INVIERNO

“Tengo hambre todo el día y no puedo parar de comer” ¿Quién no ha dicho o escuchado esto en invierno? Hay muchas razones que explican la tendencia de ganar peso en los meses más fríos, hay razones sociológicas (en invierno comemos más de la cuenta) y psicológicas (estamos más tiempo encerrados en casa, lo que puede despertar la ansiedad y, con ello, la ingesta de comida “por aburrimiento”).

No nos olvidemos de las de origen biológico, en la actualidad llevamos un tipo de vida que no se corresponde con la adaptación de nuestros genes al nacer la especie, este fenómeno se conoce como retraso genómico (gen ahorrador). Nuestro cuerpo demanda más azúcar y almidón en invierno, pero en realidad no los necesitamos, el hombre evolucionó siendo un depredador y, al igual que el resto de animales cazadores, tiene niveles altos de azúcar en sangre. Niveles que, además, tenían que ser más altos en invierno, cuando el gasto calórico era mayor debido al frío. El homo sapiens se acostumbró a esta situación y por eso en invierno el cuerpo pide un mayor aporte de azúcar y alimentos ricos en almidón (carbohidratos), aporte que nuestras hormonas siguen demandando hoy en día, pese a que sea innecesario. Ahora nadie tiene que correr detrás de una presa, pasamos el invierno en ambientes con temperaturas cálidas, pero nuestro cuerpo nos sigue pidiendo más calorías que en los meses calurosos.

En invierno bajan nuestros niveles de serotonina, y nos piden dulce. La serotonina, entre otras cosas, regula la temperatura corporal y el apetito, y sus niveles son más bajos en invierno, ya que su secreción se regula en función de los ciclos de día y de noche, cuanto más largas son las noches, menos serotonina se produce. La serotonina influye en nuestro ánimo, nos sentimos mejor cuando sus niveles son altos, por eso buscamos que aumente la secreción, algo que no solo consigue la luz del sol, sino también se logra cuando aumenta la insulina. Por esta razón nos dan ganas de consumir dulces y carbohidratos, generándose un círculo vicioso, cuanta más insulina producimos, más azúcar y alimentos ricos en almidón queremos consumir, así no hay quien pierda peso. La única manera de revertir esta situación es, lógicamente, comer menos dulces y almidones, algo que puede lograrse si tenemos una dieta con mayor presencia de frutas y/o verduras.

Suben nuestros niveles de melatonina, y estamos más cansados. La melatonina es una hormona, cuya concentración también varía de acuerdo a los ciclos solares, al contrario que la serotonina, cuanta menos luz tienen los días, más melatonina producimos. Se trata de una sustancia fundamental en la regulación de nuestro reloj biológico y es la principal responsable del sueño que nos invade en los días más oscuros. La correcta secreción de melatonina es requisito indispensable para dormir correctamente, y los trastornos en su producción suelen provocar problemas de sueño, también hace que seamos menos activos en invierno y, por tanto, gastemos menos calorías. El aumento de la melatonina fomenta el sedentarismo, nos induce cansancio y nos saca las ganas de hacer cualquier tipo de actividad física. Por lo tanto, aunque nos cueste más, si no queremos ganar peso en invierno tenemos que obligarnos a ser más activos.


Como conclusión, una alimentación saludable y ejercicio son las mejores herramientas que tenemos para defendernos de los días cortos y las bajas temperaturas. A continuación, te dejamos unos consejos para esta época del año:

• Recordá que siempre debés respetar los horarios de comidas, realizá colaciones saludables para evitar pasar muchas horas sin comer.

• Respeta las porciones de tus alimentos, no te excedas en el consumo de arroz, papas o pastas. Estos alimentos poseen carbohidratos los cuales podemos consumir, pero de forma moderada.

• Mantenete hidratado, esto es fundamental en el invierno, ya que por el frío reducimos la ingesta de líquidos. Podes consumir té, aguas saborizadas (naturales), jugo de compotas sin azúcar.

• ¡No dejes de lado las verduras! Podés prepararlas en guisos, tortillas o budines. Acompañá tu plato con ensalada, aportan fibra que te ayuda al tránsito intestinal y a mantenerte más satisfecho.

• En esta época es clásico aumentar el consumo de preparaciones de olla, guisos, carbonada, cazuela, entre otras. Son saludables siempre que tengan una gran proporción de verduras.

• Las legumbres son muy saludables, poseen carbohidratos, fibra y micronutrientes esenciales para nuestro cuerpo, incorpóralas en invierno.

 • Consumí pescado al horno, a la plancha, a la olla, tratá de evitar el ¡frito!

• Como colación de media mañana o media tarde incorporá frutas, puede ser asada, en compota, torta o tarta con frutas.

• Realizá actividad física, de preferencia en gimnasio o en casa para evitar exponerte al frío, 30 minutos, 5 veces a la semana, de ejercicio aeróbico.


EL MEJOR REGALO PARA PAPÁ

Preocuparte por la salud de papá es el mejor regalo que podes darle. ¿Cómo? hablando con él, haciéndolo tomar conciencia de los problemas que pueden prevenirse.

Los hombres son más propensos al descuido, no tienen el hábito de ir al médico.  Acuden al médico solo cuando presentan dolor o incapacidad para realizar sus tareas rutinarias.  ¿Sus pretextos? desde falta de tiempo hasta presupuesto.

Lo cierto es que las enfermedades crónicas que pueden padecer los hombres adultos aprovechan esta oportunidad para atacar. Enfermedades del corazón, cáncer, enfermedades respiratorias y diabetes son los que encabezan la lista y que, por supuesto, pudieron haberse prevenido. La presión arterial, el azúcar en la sangre y el colesterol alto no se presentan de manera violenta, por lo que muchas veces pasan desapercibidos.

¿Entonces para qué esperar? Aconséjale a papa que desde ahora comience a dormir bien, dejar de fumar, ejercitarse, comer mejor y bajar el estrés. Que se haga un chequeo médico general al menos una vez al año, para descartar cualquier problema o en su caso tomar acciones tempranas.


CONSEJOS PARA SER UN PAPÁ SALUDABLE

Hacerse un examen médico: cada cierto kilometraje o tiempo llevamos el vehículo al taller para un servicio de mantenimiento, pero rara vez hacemos lo mismo con nuestro cuerpo. Al avanzar en edad se vuelve fundamental verificar el estado y los ajustes que deben hacerse para mantenerse bien.

Comer bien: Hay muchas razones para comer mejor, lo cierto es que una dieta saludable aleja las enfermedades crónicas.

Sumar actividad física: no es necesario entrenar para una maratón, lo importante es sumar 200 minutos de actividad física a la semana.

No a los vicios: el consumo de alcohol y tabaco incrementa de manera sustancial los riesgos de enfermedades, si bebés, hacelo con moderación.

Descansar adecuadamente: una agenda que no considera, por lo menos, siete horas al día de sueño, está mal diseñada. Dormir es lo mismo que comer, se necesita para que el cuerpo funcione como debe ser y no tenga consecuencias en la salud.

Muchos riesgos a la salud del hombre se pueden prevenir y ser tratados con un diagnóstico temprano y a través de un estilo de vida saludable.

Padres que llevan un estilo de vida saludable pueden tener un impacto poderoso y positivo en el desarrollo y la salud de sus hijos. Los niños que tienen padres que participan activamente en sus vidas son más propensos a tener buena salud física y emocional, a tener logros académicos y a evitar las drogas, la violencia y delincuencia. Sé un buen ejemplo, dedica tiempo hoy mismo para ser un padre saludable.


HÁBITOS PARA FORTALECER EL SISTEMA INMUNE

Un sistema inmune sano y fuerte es capaz de luchar contra todo tipo de agente perjudicial, es el mecanismo de defensa natural que tiene el cuerpo para combatir los agentes infecciosos, como puede ser el caso de las bacterias y de los virus.

En tiempos de circulación COVID-19, comúnmente conocido como coronavirus, es muy importante no debilitar nuestras defensas naturales. Los motivos más comunes por los que bajan, son la mala alimentación, el estrés, la falta de ejercicio y el mal descanso.

Todavía no hay tratamientos específicos ni vacunas para el coronavirus, pero podemos subir nuestras defensas generales y fortalecer nuestro sistema inmune para que, llegado el caso, el efecto que tenga en nosotros sea el mínimo y, de paso, no nos enfermemos de otras patologías, evitando así también ir al hospital.

Esta cuarentena es el momento perfecto para iniciar o continuar con hábitos saludables que refuercen nuestro sistema inmunológico. Por eso te aconsejamos #Quedatencasa y trata de:

LLEVAR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE. En casa no tenemos que estar todo el día comiendo ya que esto, además de deprimir el sistema inmune, incrementa otras enfermedades como es el caso de las crónicas (obesidad, diabetes, hipertensión).

Hay que evitar los alimentos ultraprocesados, altos en azúcares, como snacks, golosinas. Lo que es “empaquetado” debilita mucho el sistema inmune. Aprovecha a comer alimentos de todos los grupos, principalmente frutas y verduras, cereales y legumbres.

Para estar saludables,  comer a diario frutas y verduras es un poderoso aliado ya que tienen antioxidantes (fitonutrientes), fibra, vitamina C, ácidos orgánicos, ácido fólico, vitaminas del complejo B y sales minerales (potasio, magnesio, calcio, fósforo). Debemos consumir frutas y verduras de todos los colores, todos los días. Cada color contiene diferentes nutrientes que ayudan a mejorar el sistema inmunológico.

Los fitonutrientes que fortalecen las defensas son el beta-caroteno, alfa-caroteno, entre otros. Los alimentos que los contienen son los de color amarillo/naranja: limón, calabaza, pimentón amarillo, naranja, melón, zanahoria, durazno, manzana, maíz, papa, pera, tomate, mandarina.

Es importante tener en cuenta que las plantas cultivadas de manera orgánica tienen mayor cantidad de vitaminas y fitonutrientes, son de mejor calidad. Esto es así porque las plantas producen esas sustancias como un mecanismo de defensa contra plagas y enfermedades, así que cuando los cultivos son rociados con químicos, ya no tienen necesidad de producir fitonutrientes para defenderse y, por lo tanto, son menos nutritivas. En cuarentena aprovecha a hacer tu huerta LINK https://bit.ly/34PsseZ

También es importante destacar el consumo de lácteos, son ricos en lactobacilos y bifidobacterias, mejoran la inmunidad contra las infecciones. El yogur contiene bacterias que estimulan el sistema inmune y aumentan la producción de células de defensa, como los anticuerpos y las citoquinas.

Si el yogur es con probióticos, es mejor. Los probióticos son bacterias buenas que, administradas en cantidad suficiente, generan un beneficio en la salud, se relacionan con una mejor respuesta del sistema inmune. Sin embargo, no todos los yogures aportan prebióticos, únicamente los que, luego del proceso de pasteurización, son adicionados con cepas probióticas, como, por ejemplo, el Lactobacillus Cassei, Lacctobacillus Rhamnosus, Bifidobacterium Lactis, esto siempre está declarado en el rótulo del producto.

Si hablamos de una alimentación completa, no nos podemos olvidar de incorporar los lípidos saludables. El pescado tiene ácidos grasos Omega-3 y los frutos secos, vitamina E (vit. liposoluble), nutrientes indispensables para reforzar las defensas.

Entre las vitaminas más relacionadas con el sistema inmune destaca la vitamina A, que está presente en las carnes, huevos y lácteos, su pro-vitamina, los carotenos, se encuentra principalmente en vegetales de color amarillo/naranja. También es importante la vitamina C, está en los cítricos, pimientos, tomates o coles, entre otros. Las vitaminas del grupo B se encuentran en cereales integrales, legumbres, carnes, huevos, lácteos, frutas y verduras. La vitamina D, que se sintetiza a través de la piel por medio de la exposición solar, también la encontramos en huevos, lácteos y pescado.

Con respecto a los minerales es importante, el hierro que está en la carne, verduras verdes oscuro y legumbres; mientras que el zinc y el selenio en los mariscos, pescados, huevos, cereales integrales, frutos secos y una alimentación variada.

Es muy importante estar hidratados, debemos tomar 8 vasos de agua al día. El agua es esencial para todas las funciones del cuerpo, incluyendo el sistema inmunológico.

Para la organización del menú de cuarentena y consejos para la compra LINK https://bit.ly/2xHW8yB


EVITAR EL ESTRÉS. En esta cuarentena podemos estresarnos, generando en nuestro organismo un exceso de cortisol, lo que provoca una disminución de las defensas, por lo que te sugerimos:

– Activar el sistema inmune, mantente activo en casa a través de ejercicios, de resistencia y fuerza o actividades aeróbicas, baila, es una oportunidad para movernos Más Información:LINKhttps://bit.ly/3akmELO

– Dormir las horas necesarias, una de las claves fundamentales para fortalecer nuestras defensas, el organismo se regenera con el descanso.

– Mantener un horario, hace falta tener ciertas rutinas, mantener horarios y tener un plan.

– Buscar actividades de disfrute al máximo,no olvidemos el humor, que sube exponencialmente las defensas, busca cualquier oportunidad para reírte, amigos, chistes, películas…

– Mantener la mente activa,a muchos nos toca trabajar desde casa, el mantener una rutina organizada de trabajo, tal y como lo hacemos normalmente y vestirnos de manera adecuada, aunque no vayamos a salir de nuestro domicilio, nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo, así como a mantener la mente activa y enfocada.

– Mantener el contacto con seres queridos al máximo,utilizá todos los medios, teléfono, whatsapp, redes sociales…….

– Evitar el exceso de información negativa, no estar todo el día pendiente de las noticias, valorar las situaciones positivas.

EVITAR EL TABACO Y ALCOHOL, está demostrado que altera el funcionamiento de las células inmunológicas.

SUMAR HÁBITOS DE HIGIENE, lavarse las manos continuamente, desinfectar las superficies y ventilar los ambientes evitan los contagios, ayuda a tu sistema inmune. Cómo lavarte las manos LINK https://bit.ly/3alOV4B

CUMPLIR EL ESQUEMA DE VACUNACIÓN obligatorio y estar atento a vacunas que son necesarias en determinadas situaciones.

Para mas información hace clic sobre la imagen

De seguro, ninguno de nosotros hubiera elegido esta situación, pero es lo que nos toca vivir, cómo lo hacemos depende de cada uno de nosotros. Aprovechá estos días para ver las oportunidades, es una posibilidad de aprender.


APROVECHÁ LA CUARENTENA, HACÉ TU HUERTA

En el contexto de la pandemia por el COVID 19, con las restricciones de circulación ante la cuarentena, la huerta propia cobra un sentido muy importante para las familias. Ofrece una alimentación saludable, ayuda a la economía familiar, promueve la actividad física, disminuye la ansiedad y contribuye a la preservación ambiental mediante una producción sostenible.

No importa qué tan grande sea tu huerta, lo importante es la conexión con el cultivo de la tierra y aprender a ser creativo con el espacio. La huerta te relaja, te permite centrar la atención en lo que pasa con la tierra, la humedad y el olor, observar los detalles de las hojas, su textura y su color.

Si con los beneficios que acabás de leer te convenciste, y querés empezar una huerta, tené en cuenta:

Podés plantar aromáticas, unas cuantas lechugas o rúculas para tus ensaladas y hasta una gran variedad de hortalizas que provean la mayor parte de los vegetales de tu cocina.

Inventá nuevos espacios: el patio, el jardín, terrazas, paredes. Apilá macetas en diferentes niveles, usá las escaleras o el hall de entrada.

Imaginá nuevos usos para los materiales que tenés en casa, potes de yogur, sachets de leche o envases de cartón para colocar tus plantines.

Diseñá un jardín creativo reutilizando botellas de plástico, ollas y otros recipientes. Recordá siempre agujerear la base para asegurar que drene bien.

Cultivá dentro de casa. Las macetas colgantes permiten ampliar tu cultivo en el interior, siempre que estén en lugares con suficiente luz. Los germinados o brotes son otra posibilidad en interiores. Se trata de hacer germinar semillas, como lentejas, alfalfa, porotos, etc.

Y hablando desde lo técnico, desde el Programa Pro Huerta -INTA, San Martin de los Andes, nos cuentan que en la provincia del Neuquén la huerta de principios de otoño se caracteriza por estar en un momento de cosecha de los cultivos de verano. 

Los cultivos de época cálida están llegando al final de su ciclo y nos dan sus frutos, como tomates, calabazas y zapallitos, pimientos, albahaca, pepinos, berenjenas, para consumirlos frescos o conservalos en salsas, pikles, deshidratados o congelados. Tener en cuenta que las acelgas, lechugas, cilantro, perejil estarán en plena producción y otras semillando, recolectalas.

En zonas rurales o expuestas es importante prevenir el daño que pueden sufrir los cultivos por las primeras heladas del otoño, sería conveniente usar protección. Si querés sembrar para reponer los espacios que van dejando los cultivos de verano o iniciar una huerta, hacelo pronto, antes de los fríos intensos.

En las zonas más cálidas de la provincia podés sembrar, acelga, radicheta, escarola, rabanitos, rúcula, kale, habas, ajo, cebolla, abonos verdes. Para la zona más fría o de cordillera plantá ajo al aire libre o almácigo de cebolla en el invernadero o microtúnel, también podés multiplicar el cebollino por división de matas y realizar siembra de abonos verde para recuperar la fertilidad del suelo.

Es importante hacer compost con los residuos orgánicos de la cocina, con los restos de plantas de la huerta y con las hojas del otoño. No solo estarás cuidando el medio ambiente, sino también produciendo un excelente abono para tus plantas y además no necesitarás comprar abonos ni fertilizantes.


Con el fin de acercar herramientas a la comunidad, en la Provincia del Neuquén, el Programa de Desarrollo Agroalimentario (PRODA) presentó el plan «Proda en casa», que  busca asistir a quienes quieran producir alimentos en su propio hogar en tiempos de aislamiento preventivo y obligatorio por el Covid-19.

La entrega de semillas se realizará siguiendo un sistema de logística a cargo de los municipios y ajustado a los mecanismos de prevención determinados por el aislamiento preventivo obligatorio.

Las familias interesadas deben inscribirse en la comuna local y luego son contactadas por los promotoras municipales, evitando en todo momento que los vecinos salgan de sus casas. Finalmente, las familias incorporadas al plan formarán parte de grupos virtuales de WhatsApp para el seguimiento a distancia de la experiencia productiva.

El plan, que ya se instrumenta en más de 15 municipios y para alrededor de 4 mil familias en toda la provincia, está orientado a los vecinos y vecinas que quieran trabajar la tierra y producir sus propios alimentos en sus hogares aprovechando el tiempo de aislamiento. El proyecto busca familias que quieran trabajar la tierra para alimentarse de otra manera, incluirse en la agroecología, desarrollar sus propias huertas en los patios o superficies productivas disponibles dentro del domicilio. Quienes lo deseen, pueden recibir semillas y capacitación para trabajar la tierra. Incluye seguimiento técnico, tutoriales y entrevistas en vivo. Más información en: https://bit.ly/34Bht90

Del mismo modo, la Secretaria de Estado del COPADE se sumó a la iniciativa de hacer la huerta en casa. Entienden que es una buena idea porque es espacio de encuentro familiar, de conexión con la tierra, con los ciclos de la naturaleza, y esto sin duda dará lugar al intercambio y enseñanza con los más chicos de la casa. Por otro lado, y en momentos como estos, es fundamental saber el origen y el tratamiento de cada alimento que llevamos a nuestra mesa, por lo tanto nada más seguro que producir nuestros propios alimentos.


COPADE desde el área de Planificación Territorial, elaboró la guía «Cultivar en la Ciudad», una herramienta muy útil para iniciar una huerta. Transfiere conocimientos y herramientas prácticas a personas y organizaciones con objetivos de siembra en espacios reducidos. El libro consta de cuatro capítulos: «Agua”, «Espacios y Elementos», «Especies» y «Acciones”, está disponible en versión digital a través de la página web de la Secretaría de Estado del COPADE. Link de descarga https://bit.ly/2xo7iIR

Mientras que inicias tu huerta y hasta que tengas la primera cosecha, COPADE te propone que consumas productos de la zona, elaborados por productores neuquinos, que sepas que son frescos y de temporada. Eso ayudará a tu economía, pues seguramente serán más baratos y también colaborará con la economía local.

En esta cuarentena, se requieren transformaciones graduales en nuestras prácticas cotidianas, por lo que revalorizamos la función de la huerta familiar. Por esto, desde el Ministerio de Salud del Neuquén fomentamos la producción de alimentos mediante la agricultura ecológica y orgánica que contribuye a la sostenibilidad y la seguridad alimentaria.

LINK DE INTERES:

PRODA:  Facebook https://bit.ly/2RGJtTo / Sopt Radiales https://bit.ly/3en55he

COPADE: Facebook  https://bit.ly/2K77RJx

INTA: Web https://bit.ly/2VvdW7X

PASCUAS + CUARENTENA + COMIDA CASERA + COMPARTIR

Sin duda, la Semana Santa del 2020 será una de las más atípicas que se recuerden, la cuarentena nos lleva a celebrar las pascuas en la intimidad del hogar. Esto no significa no poder compartir de una rica comida casera, hablar, reír, mirarnos a la cara, física o virtualmente.

Esta cuarentena está animando a muchos a cocinar, la disponibilidad de tiempo y las ganas de ocuparlo son los factores principales. También está la necesidad de comer con calidad para fortalecer el sistema inmune, y el sedentarismo está presente en la mayoría de los hogares, por lo que es importante comer saludable y sumar actividad física.

En estas Pascuas tenemos la oportunidad de sorprender a toda la familia. El acto de cocinar es parte de la identidad cultural, la comida casera contribuye a la alimentación saludable y sirve como espacio de encuentro. De esta forma se consumen alimentos más sanos y menos procesados que además mantienen y transmiten valores culturales, involucrando a los más chicos generando hábitos saludables que perdurarán hacia la edad adulta.

Un plato excelente y en familia, dejará siempre un recuerdo perdurable de satisfacción y agrado, permaneciendo en nosotros a través del tiempo el deseo de volver a comerlo. La Cocina casera, hace referencia a la comida elaborada en casa, es en cierto modo la cocina tradicional que se hace en las casas día a día y aun en días especiales, como es el caso de estas Pascuas 2020.

Hablemos de LA COMENSALIDAD, practica de compartir la comida y comer juntos en grupos sociales como la familia. Allí se establecen, refuerzan y reeditan en cada comida las relaciones que sostienen a la familia y a la sociedad.

La comensalidad constituye un espacio en el cual los padres transmiten a los hijo/as sus hábitos alimentarios, es fundamental que, a pesar del intenso ritmo de vida actual, las personas tomen conciencia de la importancia de hacerse un tiempo para compartir la mesa. Es el espacio simbólico en el que los integrantes de una familia comparten tiempo, escucha, valores y sentimientos. En este contexto la comida cumple inicialmente una función social y secundariamente una función biológica nutricional.

La cultura moderna ha modificado la disponibilidad del tiempo en función del trabajo, sin favorecer la comensalidad. Hoy en día comer en familia alrededor de la misma mesa, empieza a ser un ideal antes que una realidad. Lejos de ser un acto colectivo, se convierte cada vez más en un acto individual, pasando de la comensalidad al picoteo solitario.

Tenemos dos opciones, seguimos la tendencia individualista u optamos volver a comer en familia.

Hoy no tenemos escusas, aislados tenemos tiempo, para reinventarnos y poder sobrellevarla sanamente. En estas Pascuas de cuarentena, aprovechemos el tiempo para volver a comer en familia, traduciéndose en beneficios para la salud física y emocional de todos los integrantes del hogar. Que la distancia nos nos desanime, usemos las nuevas tecnologías a nuestro favor, exploremos las distintas formas de compartir una mesa con nuestros seres queridos.

Las condiciones y los vínculos que se establecen entre las personas y su entorno -físico y socio afectivo- al momento de elaborar y compartir las comidas son fundamentales para lograr un intercambio positivo que estimule la enseñanza y el aprendizaje de estilos de vida saludables.

Estas Pascuas 2020 de cuarentena celébralas en una mesa de Felicidad y Salud compartiendo una una rica comida casera, deseando que esto se trasforme en un hábito.

Autor: Prof. Lic Samuel B. Garcia


QUEDARTE EN CASA, NO QUIERE DECIR: ¡QUÉDATE QUIETO!

PODES DESCARGAR LOS TIPS SALUDABLES: https://bit.ly/2R0kTg0

Para los pequeños no hay excusas, para los grandes tampoco. Aprovechemos este tiempo en casa para hacer actividad física, buena para el cuerpo y la mente. La actividad física activa la producción de endorfinas, que son las responsables de la felicidad, reduce el estrés, alivia la ansiedad. Lo ideal es realizar actividades que requieren energía, como bailar, y otras más relajadas, como el yoga.

El tiempo que estés preventivamente en tu casa, puede ser más ameno y saludable si estás en movimiento. Transformá la estrategia de quedarte en casa en una oportunidad para reencontrar el espacio de juego en familia. Cuanto más dinámicos, mejor.

Recordá que la actividad física mejora el ánimo, es divertida y genera momentos compartidos en familia. Las personas que por su condición de salud no pueden ni deben abandonar la actividad física, pueden mantenerse activos en sus hogares con un poco de ingenio y creatividad.

A continuación, te dejamos algunas recomendaciones generales para sumarte a la lucha activa contra el virus y fortalecer la salud:

A MOVERNOS EN FAMILIA

Bailando, una actividad muy divertida, armá tu coreografía. Si lo que te falta es inspiración, podés tomar como ejemplo algunos de los movimientos que ves en vídeos de YouTube.

Con juegos clasicos , despejar un espacio dentro de la casa, dejalo como el lugar donde se hará ejercicio físico.

– Saltar la soga, se puede utilizar tanto de forma individual como en parejas, y nos da múltiples opciones: saltar dos personas a la vez, organizar algún concurso para ver quién es capaz de dar más saltos…

– Rayuela, ha llegado la hora de retomarla. Si tenés terraza, o patio, pintá los números con una tiza sobre el suelo, de lo contrario, hacelo en una alfombra.

– La goma elástica. Seguro que saben alguna canción que han aprendido de chicos en el patio del colegio para jugar.

– Carrera de animales, si la casa es chica, en un pasillo hagamos una carrera, cada uno de nosotros se meterá en la piel de un animal, que iremos cambiando para ir haciendo todo tipo de movimientos. Por ejemplo: como un caballo, levantamos mucho la rodilla; un cangrejo, caminamos hacia atrás; un perro, caminamos en cuatro patas.

– El juego de la silla, otro clásico que no puede faltar.

Con la pelota, no falla. Todos tenemos una pelota en casa y esta puede convertirse en una herramienta muy útil. Con ella pueden hacer diversos ejercicios: subirla y bajarla, tirar la pelota hacia arriba e intentar atraparla con las dos manos, pasarnos la pelota; nos tiramos en el suelo, boca arriba, estiramos los brazos con la pelota en las manos y rodamos hasta quedarnos boca abajo.

Yoga y Aerobic, el yoga es una actividad ideal para estos momentos, que además podemos utilizarlo como estrategia cuando nos sentimos nerviosos. Existen muchos vídeos online donde nos enseñan posturas básicas y fáciles que pueden hacer adultos y niños, como el árbol, la mariposa o el perro.  Lo mismo sucede con el aeróbic, pudiendo adaptarlo a la edad.

SI YA VENIS ENTRENANDO

Actívate desde temprano: iniciá el día con 15 minutos de estiramientos y ejercicios de fortalecimiento muscular como abdominales, sentadillas y flexiones de brazo. Realizá esta breve rutina regularmente para mejorar su fuerza, postura y nivel de energía en las mañanas.

Las escaleras son tus aliadas: representan una excelente oportunidad diaria para hacer ejercicio. Ayudarán a mantener un mejor tono muscular y el bienestar del corazón. Frecuentemente, se propone subir un piso o dos por la escalera, ya que representa un ejercicio suficiente para mantener el nivel de adecuación cardiovascular.

Si este esfuerzo resulta dificultoso porque recién se comienza, se  puede optar por bajar las escaleras, es más ameno y simple. Además, hay que recordar que bajar tres pisos equivale a subir uno. Por lo tanto, se puede comenzar o mantener la rutina adoptando la costumbre de bajar las escaleras del departamento o la oficina.

Bicicleta fija: Este artefacto, que a veces solo acumula ropa en casa, es excelente para ejercitar un poco en la comodidad del hogar. No es imprescindible tener una bicicleta demasiado completa ni de alto costo, lo fundamental es que permita pedalear de manera moderada pero sostenida.

¿Por qué? Lo que importa es el volumen de trabajo –es decir, el tiempo que se pedalea– y no tanto su intensidad. La idea es trabajar a lo largo de varios minutos. Se debería consultar con el médico la cantidad de tiempo adecuada pero la consigna en general es hacerlo suavemente. Por eso, no será imprescindible que el aparato mida la carga o la resistencia ni los latidos del corazón.

Bandas de goma: son innumerables los ejercicios que se puede hacer en casa con este elemento que parece tan básico. Unas bandas de goma servirán para ejercitar el tren superior (es decir, los brazos) pero también dan la posibilidad de incorporar las piernas.

Algunas de las actividades posibles son: abrir y cerrar los brazos, llevarlos a la espalda o mantener un brazo arriba y otro abajo. También seremos capaces de realizar estiramientos en forma alternativa y de sujetarlas en el pie levantando el brazo en ángulo recto. Otra opción es amarrarlas en la pata de una silla, fijar el otro extremo en el tobillo y llevarlo hacia adelante y hacia atrás en un movimiento rítmico.

Una mancuerna: idealmente, se debería contar con dos mancuernas o dos pesas de 1 kg para hacer trabajos simétricos, ya que resultarán mucho más adecuados a la alineación del cuerpo. De todas formas, se puede usarlas de manera alternativa con cada brazo. Asimismo, es posible fijarlas en la pantorrilla y, sentados, realizar movimientos de elevación y descenso para fortalecer los muslos.

Flexiones de brazos y abdominales en el suelo: lo primero que se debe hacer en este caso es encontrar un profesional idóneo que indique la postura adecuada y el movimiento correcto para no lastimarse. Las flexiones de brazos pueden realizarse con las rodillas apoyadas o con las piernas extendidas, lo que dependerá de la fortaleza que se tenga.

Por su parte, los abdominales cortos son ejercicios extremadamente importantes para fortalecer el centro de nuestro cuerpo (denominado núcleo o core). Esto estabiliza y permite tener una postura más saludable para el resto de las actividades diarias.

Disminuya el tiempo sentado durante el día:

– No se siente a menos que sea indispensable. Por ejemplo, póngase de pie cada vez que pueda.

– Use la tecnología para ser físicamente activo: históricamente, el desarrollo tecnológico va de la mano con el aumento del sedentarismo. Sin embargo, actualmente existe gran variedad de aplicaciones móviles, plataformas web y videojuegos que facilitan el acceso a entrenadores virtuales, planes de entrenamiento de diferentes intensidades y retos o juegos que implican gasto energético. ¡Usá la tecnología para motivarse a ser más activo, más rápido, más ágil o más fuerte!

– Las tareas domésticas y la jardinería son una opción válida para sumar movimiento.

Autor: Dpto. de Promoción Estilo de Vida Saludable – Atención Primaria de la Salud – MS Nqn


SEMANA MUNDIAL DE SENSIBILIZACION SOBRE LA SAL

Categoría: HÁBITOS SALUDABLES

Entre el 9 y el 15 de marzo, segunda semana del mes, la OMS/OPS (Organización Mundial de la Salud/ Organización Panamericana de la Salud) conmemoran “La Semana Mundial de Sensibilización sobre la Sal”. El objetivo es promover acciones para reducir el consumo de sal en la población. El Lema 2020 es «¡Esconder y Buscar!», llamando a los consumidores a buscar opciones de alimentos con menos sal, teniendo en cuenta que las industrias la esconden en los alimentos que ofrecen.

Todos sabemos que debemos agregar menos sal a nuestra comida en la mesa o durante la cocción. Lo que no todos sabemos es que hay alimentos que tienen mucha sal, como es el caso de los productos industrializados, el pan, cereales para el desayuno, galletitas, enlatados, gaseosas, jugos, etc.

No nos olvidemos que cuando se come en un restaurante o se compra en una rotisería, es imposible saber cuánta sal hay en la comida.

El consumo excesivo de sal/sodio afecta la presión arterial. El consumo de menos de 5 g/sal (<2 g de sodio) por adulto/por día, de todas las fuentes, es el límite recomendado por la OMS.

Según 4ta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo el consumo de sal en la Argentina está muy por encima del límite recomendado, 11 gramos diarios por día por persona, esta encuesta también nos dice que el uso de sal en la cocción es mucho más prevalente que el de agregado de sal en la mesa, dado que más de dos tercios de la población refirieron agregar sal durante la cocción de los alimentos. 

La reducción del consumo de sal/sodio es una de las intervenciones más eficaces para prevenir la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares. Se debe priorizar dentro de las políticas de Salud Pública:

En nuestro país existe legislación que ayuda a cumplir los estándares anteriormente mencionados. La estrategia de reducción de sodio, que comenzó con una iniciativa voluntaria de reformulación de sodio en panificados y otros alimentos procesados hace más de una década, concluyó con la sanción de la Ley Nacional N° 26.905 en 2013, cuya reglamentación N° 16/2017 se incorporó al Código Alimentario Argentino (CAA), que reducen los límites de sodio que pueden contener ciertos alimentos procesados, como panificados o chacinados. Esta ley tiene su adhesión en nuestra provincia con Nro. 2969.

Complementario a esta acción, en Neuquén se suma la ley 2858, que dispone limitar la oferta de sal, en los establecimientos gastronómicos. En su reglamentación explicita que la sal no podrá estar a la vista y/o al alcance de los clientes en ninguna de sus preparaciones ni presentaciones, como a granel, en recipientes, “saleros”, sobres, entre otros. Además, quienes entreguen pedidos en los establecimientos gastronómicos solo entregaran sal a pedido expreso del cliente. Sumado a esto, se debe incorporar en las cartas de menú -en un lugar visible y de manera destacada-, la leyenda “El consumo de sal -cloruro de sodio- es perjudicial para la salud”.

La reducción en la ingesta de sal en la población en general, es un impacto muy beneficioso en salud pública, inclusive a los niños, no es sólo una recomendación destinada a las personas hipertensas. Es por ello que el C.A.S.P. (Comité Provincial de Alimentación Saludable) recomienda:

REDUCIR EL USO DE SAL Y EL CONSUMO DE ALIMENTOS CON ALTO CONTENIDO DE SODIO.

– Cocinar sin sal, limitar el agregado en las comidas y evitar el salero en la mesa.

– Para remplazar la sal utilizar condimentos de todo tipo (pimienta, perejil, ají, pimentón, orégano, etc.).

– Los fiambres, embutidos y otros alimentos procesados (como caldos, sopas y conservas), contienen elevada cantidad de sodio, al elegirlos en la compra leer las etiquetas.

REDUCIR EL CONSUMO DE SAL PREVIENE LA HIPERTENSION, ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES Y RENALES, ENTRE OTRAS

AUTORA: LIC. EUGENIA GAVERNET


LA SALUD DE LAS MUJERES TRABAJADORAS

Categoría: HÁBITOS SALUDABLES

8 DE MARZO – «DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER »

En las últimas décadas se puede ver que la participación de las mujeres en el mercado laboral se ha incrementado, aunque muchas veces el fantasma de las desigualdades de género sigue presente, generando un deterioro de la salud de las mujeres trabajadoras. Para lograr un ámbito de trabajo saludable es importante considerar las diferencias de sexo y las desigualdades de género.

Diferencias de sexo: refiere a las diferencias biológicas de mujeres y hombres.

Desigualdades de género: refiere a las diferencias socialmente construidas entre hombres y mujeres, que son evitables y, en la mayoría de los casos, injustos para las mujeres, debido a las relaciones de poder asimétricas.

Dichas diferencias afectan también los riesgos que se enfrentan en el espacio laboral, en especial para las mujeres ya que estas diferencias no son reconocidas en las prácticas de salud y seguridad, y con frecuencia se subestiman las cargas de trabajo y sus efectos. El mercado laboral se caracteriza por una profunda segregación de género, que lleva a que correspondan a las mujeres los puestos menos cualificados, mayor inestabilidad laboral, peores salarios,  más acoso moral, sexual y además, las mujeres están expuestas a la doble presencia.

El trabajo para ellas generalmente es más monótono y con menos perspectivas de promoción y crecimiento profesional. Este rasgo del empleo femenino se asocia a un amplio grupo de trastornos de salud ligados al estrés, que van desde la ansiedad y la depresión a las enfermedades cardiovasculares.

Además, se suma la dificultad de conciliar vida laboral y familiar y se afronta la doble jornada con mayor sobrecarga. Se ha concluido en varios estudios que las mujeres que trabajan afuera del hogar tienen mejor estado de salud que las amas de casa, pero con estilos de vida más insalubres (tabaco, tóxicos, sedentarismo, mal nutrición, menos tiempo de ocio) con aumento de riesgos de enfermedades que reducen la esperanza de vida, aumento de accidentes y enfermedades profesionales.

Existen contradicciones en el abordaje de la relación entre el conflicto trabajo- familia-salud. Algunos autores plantean la hipótesis de la escasez de recursos, la cual sostiene que los individuos tienen una cantidad limitada de energía y tiempo que no les permite cumplir con todas las obligaciones y exigencias de cada rol, en contraposición con la hipótesis de suficiencia, la que propone que la actividad en distintos roles puede aumentar su reservorio de energía. Quienes apoyan la hipótesis de escasez de recursos, tienden a confirmar que el desempeño de roles múltiples afecta en forma negativa la salud física y mental, los que defienden la hipótesis de suficiencia de recursos, hallan que el desempeño de roles múltiples incrementa el potencial físico, estimula y mejora la autoestima y brinda fuentes de apoyo y estatus.

Los conflictos generados por los roles laborales y familiares afectan el bienestar individual, el familiar y el organizacional en cuanto a la salud física y mental. Las interferencias trabajo-flia se asocian a depresión, hipertensión arterial, desórdenes de la ansiedad y el humor y abuso de sustancias.

También se ha hallado que el apoyo recibido por la trabajadora en la institución como en la familia, aumenta la sensación de bienestar, y la satisfacción en el trabajo y el hogar, disminuyendo los síntomas notificados previamente, en especial ansiedad y depresión.

Es importante fomentar políticas que favorezcan la entrada de mujeres en el mercado laboral, pero tienen que estar acompañada de otras que concilien la vida laboral y familiar.

Se tendrían que diseñar programas de intervención dirigidos a mejorar la relación trabajo-flia, identificando los elementos gratificantes y las interferencias para mejorar la salud y calidad de vida de las mujeres trabajadoras (enfermedades mentales, cardiovasculares, respiratorias, de la piel, musculo esqueléticas, cáncer, consumo tóxico, obesidad). Deberían aumentarse los recursos comunitarios para el cuidado de personas dependientes de la trabajadora (ejemplo: hijos, ancianos).

Tenemos que seguir avanzando en una prevención con perspectiva de género.

Autora: Dra. Edith Liliana Torres.


REGRESO A CLASES – VOLVEMOS A LA RUTINA

Categoría: HÁBITOS SALUDABLES

Autores: Ministerio de Salud y Ministerio de Educación de la Provincia de Neuquén

Ya no falta nada para la vuelta a clases, un verano inolvidable para nuestros hijos está llegando a su fin. Como padres nos empezamos a preocupar nuevamente por su alimentación en relación con la escuela.

Proveer una alimentación saludable y la práctica regular de actividad física es esencial para el crecimiento y desarrollo de los niños que, además, les ayudará a crear hábitos sanos para el resto de su vida.

Ante esta situación nos preguntamos: ¿qué alimentos les damos para llevar al colegio?; ¿qué comen cuando llegan a casa?; ¿su alimentación es adecuada para un niño en edad escolar?; ¿cómo hacer para que los niños se mantengan interesados en comer saludablemente y realizar ejercicio? 

Para que no entres en pánico, te dejamos algunos consejos o tips para lograr hacer un clic en tus hijos.

La Regla de oro: sé el ejemplo, si deseás que tus hijos crezcan sanos y fuertes gracias a una buena alimentación, empezá por dar el ejemplo, no podés pretender que consuman frutas si vos no lo hacés, o que practiquen actividad física luego de clases, si siempre te encuentran sentado frente al televisor.

Empezá con el pie derecho: no permitas que salgan de casa sin desayunar. Muchos estudios han demostrado que los niños que desayunan tienen  mayor asistencia a clase, menos problemas digestivos, prestan más atención, obtienen notas más altas, resuelven problemas más fácilmente y tienen una mejor coordinación muscular. Si el principal problema es la falta de tiempo, probá con opciones rápidas como cereales instantáneos con nueces o pasas, yogur descremado con fruta cortada o tostadas de pan integral con queso.

Meriendas y almuerzo: incluí a los niños en la organización de las comidas. Llevalos de compras y hacelos elegir alimentos saludables que quieran tener en su mochila, aprovechá para educarlos en cuáles serían buenas opciones y por qué. Algunas ideas para viandas escolares:

Sándwiches en pan integral de pollo, carne roja, queso o huevo y vegetales

Tartas de verduras

Empanadas de verdura o choclo

Budín de verduras y queso

Ensaladas a base de pollo, huevo, arroz, fideos, legumbres y vegetales de estación

Colaciones para el recreo: frutas frescas de estación o frutas secas.

Probá alimentos nuevos: incluí frutas que nunca probaste y vegetales nuevos, permitiles elegir cuáles quieren probar.

Variá la oferta: utilizá diferentes fuentes de proteína como atún, huevo y legumbres. Fuentes de fibra como cereales integrales, pan integral, galletas, frutas y vegetales distintos, enteros o picados con formas.

La presentación cuenta: el enviar a un niño un sándwich en una bolsa plástica o en un táper con sus personajes favoritos puede hacer la diferencia en que lo consuma o lo lleve de vuelta a casa. Utilizá envases llamativos, cortadores para dar forma a los alimentos y una buena combinación de colores en los ingredientes de las preparaciones para llamar su atención.

Revisá y planeá con anticipación: si en la escuela le proveen refrigerio/almuerzo a los niños, es importante que te tomes el tiempo de sentarte con tu hijo a revisar el menú, así podés complementarlo adecuadamente en casa.

No te quedes quieto: la actividad física es indispensable para un adecuado desarrollo óseo y muscular de los niños, así como para mantener un peso saludable. Es importante apoyar el aprendizaje, promover el desarrollo de habilidades sociales y mejorar la autoestima. Aprovechá el después de clases para jugar, dar una caminata o un paseo en bicicleta los fines de semana, de esta manera también lograrán una mayor unión familiar.

El agua como bebida diaria: El agua es imprescindible para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Es importante tomar 8 vasos de agua durante el dia, sin esperar a tener sed. No te olvides de llevar tu botellita de agua a la escuela!! También podes hacer tus propias aguas saborizadas con frutas, menta, limón, para acompañar tus comidas.

Recordá los buenos hábitos de higiene: lavarse bien las manos antes de preparar las comidas y realizar la misma práctica con ellos antes de sentarse a comer para que lo repitan en la escuela.

Cuando los niños tienen una alimentación balanceada, son activos y suman hábitos saludables, logran evitar muchos problemas de salud que pueden afectarlos en la infancia y en la edad adulta, la salud de nuestros hijos es nuestra responsabilidad, nunca lo olvides.

EN ESTE INICIO DE CLASES NO TE OLVIDES DE COMPLETAR EL ESQUEMA DE VACUNACIÓN

Nuestro Calendario Nacional de Vacunación es uno de los más completos y modernos de Latinoamérica. La incorporación de nuevas vacunas seguras y eficaces en forma gratuita y obligatoria es uno de los indicadores de inclusión social y equidad más robustos que puede tener un país, ya que facilita el acceso a esta herramienta clave de prevención para todos los sectores. Por otro lado, la jerarquización de las vacunas que están incluidas en el calendario regular desde hace años y que han sido pilares fundamentales para la eliminación de enfermedades como la poliomielitis, el sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita es clave para sostener estos logros.

El objetivo final de la inmunización sistemática es la erradicación de enfermedades; el objetivo inmediato consiste en la protección individual o grupal contra las enfermedades inmunoprevenibles.

Desde el punto de vista normativo,en nuestro país, el Derecho a la Salud se encuentra protegido por la Constitución Nacional, los Tratados Internacionales a los que hemos suscripto (como la Convención de los Derechos del Niño) y por disposiciones legales, tanto de los ámbitos nacionales como de los provinciales.

La ley 26061 en su artículo 14 hace referencia a que “…los niños, niñas y adolescentes tiene derecho a la atención integral de su salud…y acceder en igualdad de oportunidades a los servicios y acciones de prevención, promoción, información, protección, diagnóstico precoz, tratamiento oportuno y recuperación de la salud”.

Por otro lado, la Ley 27491, sancionada el 12 de diciembre del 2018, del control de enfermedades prevenibles por vacunación, en su art. 2, manifiesta: “A los efectos de la presente ley se entiende a la vacunación como una estrategia de salud pública preventiva y altamente efectiva. Se la considera como bien social….” Y en su art. 10 aclara que “Los padres, tutores, curadores, guardadores, representantes legales o encargados de los niños, niñas, adolescentes o personas incapaces son responsables de la vacunación de las personas a su cargo”

Con los años, disminuyen las defensas desarrolladas luego de las primeras dosis de vacunas. La protección obtenida se reduce y el niño está expuesto a enfermar y contagiar a sus compañeros. Nuestra provincia lleva adelante, hace más de 30 años, la estrategia de vacunación escolar. De esta forma, la escuela es un lugar que da oportunidad a que todos los niños puedan acceder a las vacunas que por ley le corresponden.

#CuidamosTuSalud  seguí la página de #PuntoSaludable


EN CARNAVAL, DIVERTIRSE Y CUIDARSE ES POSIBLE

Categoría: HÁBITOS SALUDABLES

Autor: Dirección de Salud Mental y Adicciones – Ministerio de Salud de la Provincia de Neuquén.

Se aproximan los festejos por el Carnaval y es importante que sepas que el alcohol es la droga más consumida en la actualidad. En general, cuando decimos “drogas” pensamos en algo ilegal, pero que una sustancia sea legal no la hace menos riesgosa. Por eso es necesario que TODOS y TODAS adoptemos la estrategia del CUIDADO propio y para con los demás, informándonos sobre los riesgos del consumo excesivo de alcohol. Este carnaval, divertirse y cuidarse es posible.

CONSUMO RESPONSABLE DE ALCOHOL. La promoción de hábitos saludables implica, entre otras cosas, generar conciencia acerca de los riesgos del consumo de bebidas alcohólicas y reforzar el compromiso que debe tener tanto la persona que toma, realizando un consumo responsable del alcohol, como quien la que acompaña.

Actualmente, el consumo problemático y/o excesivo de alcohol se convirtió en un importante problema de salud pública, a nivel local, nacional e internacional. Sus riesgos son muchos y afectan la vida de la persona que bebe y la de quienes la rodean. Por ello, es necesario que conozcamos dichos riesgos, las formas de prevenir los problemas asociados al consumo problemático de alcohol y cómo desarrollar una ACTITUD DE CONSUMO RESPONSABLE.

Todos y todas consumimos, aunque de diferentes maneras: medios, redes sociales, alcohol, cigarrillos, medicamentos, ropa… algunos consumos se convierten en un PROBLEMA cuando afectan negativamente tu salud física, las cosas que hacés, tus emociones, y/o tu relación con los demás. Además, cuando se trata de alcohol u otras drogas, tené en cuenta que aunque consumas UNA SOLA VEZ podés ponerte en SITUACION DE RIESGO, a vos y a los demás.

Por ello, es necesario DESARMAR LOS PREJUICIOS que existen alrededor del consumo de alcohol:

En general, es falso que algunas personas saben beber y no se emborrachan, aun después de varias copas. De ser así, significa que se ha desarrollado lo que se conoce como tolerancia, lo cual es más grave, ya que el cuerpo deja de dar avisos sobre los efectos perjudiciales de la ingesta de alcohol en la salud integral de la persona. Sin embargo, estos efectos se siguen produciendo.

El daño que provoca el alcohol no depende del día en el que se ingiere, sino principalmente del vínculo que se establece con la sustancia, es decir, la manera en la que cada uno/a incluye el alcohol en sus actividades. Asimismo, influyen la cantidad que se ingiere, la frecuencia y el ritmo de la ingesta.

Aún en pequeñas cantidades el consumo de alcohol puede producir alteraciones que afectan la capacidad de respuesta de los reflejos y la percepción del tiempo-espacio, lo cual aumenta la posibilidad de lesiones y accidentes. 

Solo un porcentaje muy pequeño (10%) se elimina a través de la orina y el sudor. El resto se metaboliza por el hígado y se convierte en azúcar.

A veces se dice que las personas pueden sentirse relajadas con algo de alcohol. Sin embargo, en la medida que aumenta la cantidad de alcohol ingerido, disminuyen las posibilidades de comunicación y de vinculación.

Es posible que la persona se desinhiba, pero el alcohol NO es un estimulante. Esta idea se basa en la creencia errónea y arraigada culturalmente de la relación que existe entre beber alcohol y la diversión.

El alcohol no facilita las relaciones sexuales. Las personas pueden sentirse desinhibidas con algo de alcohol, pero por ser un depresor del sistema nervioso central, su consumo puede inhibir la respuesta sexual. Además, favorece prácticas sexuales de riesgo, embarazos no planificados, enfermedades de transmisión sexual y violencia.

ES IMPORTANTE QUE SEPAS. Que las bebidas alcohólicas tienen la particularidad de generar cambios en el organismo, como así también en el comportamiento de cada persona.

Si decidiste tomar, comé algo antes y durante. No lo hagas con el estómago vacío.

– Buscá y reconocé previamente, frente a cada ocasión, tu límite de consumo responsable de alcohol.

El alcohol te deshidrata, por eso es importante tomar agua al mismo tiempo. Es menos nocivo si la última copa es de agua o jugo.

Si estás embarazada, en período de lactancia o buscando un embarazo, evitá el consumo de alcohol.

Si tenés problemas de salud, como diabetes, hepatitis, asma, si estás medicado o sufrís del corazón, no tomes alcohol.

No mezcles diferentes bebidas alcohólicas entre sí, ni alcohol con otras drogas.

Si trabajás con máquinas, herramientas o en situaciones de riesgo de caídas, no tomes alcohol.

No dejes que niños, niñas y adolescentes consuman alcohol. Tampoco aquellos que los cuidan.

Respetá a quien no desea consumir bebidas con alcohol.

Si tomás bebidas con alcohol, no manejes.

TODOS RESPONDEMOS DE DISTINTAS MANERAS FRENTE A LA MISMA BEBIDA, LOS EFECTOS DEPENDEN DE:

El grado de alcohol puro que posea la bebida – Si la persona ingirió alimento o no – El estado de ánimo – La cantidad, la frecuencia y la velocidad de la ingesta – Enfermedades pre-existentes.

SI UN AMIGO/A TOMÓ DE MÁS…

No le permitas manejar – Llevalo/a a un lugar tranquilo y ventilado  – Abrigalo/a – Si se descompuso o desmayó, ponelo/a de costado para que no se ahogue si vomita – No lo/a dejes solo/a – Dale mucha agua – No dudes en pedir ayuda y llamar a la ambulancia.

MUJERES EMBARAZADAS, NIÑOS NIÑAS Y ADOLESCENTES NO DEBEN CONSUMIR ALCOHOL.

SI QUERES AYUDA, TENES DERECHO A …….

Recibir atención en los centros de salud, hospitales generales y otros dispositivos sanitarios.

Ser atendido/a sin discriminación y con el máximo respeto.

Recibir información veraz y comprensible sobre la consulta y las alternativas terapéuticas.

Que se mantenga la confidencialidad de toda información relacionada con la consulta y estar de acuerdo con el tratamiento (consentimiento informado).