DISCAPACIDAD, SALUD Y HÁBITOS SALUDABLES

Tener una discapacidad no significa que la persona se encuentre enferma. Estar sano representa lo mismo para todas las personas, es decir, estar y mantenerse bien para llevar una vida plena. Esto significa tener las herramientas y la información para elegir opciones saludables y saber cómo prevenir enfermedades.

Las personas con discapacidad, para estar saludables, requieren de una atención interdisciplinaria acorde a todas sus necesidades, no solo con relación a su discapacidad. Las condiciones de discapacidad pueden ser mentales, físicas, psíquicas, visuales o auditivas, es importante identificar la clase de alteración y cómo puede afectar el estilo de vida, siempre potenciando las capacidades Sin importar qué discapacidad, una persona tendrá mejor salud y podrá prevenir enfermedades si mantiene una buena alimentación, una vida activa y saludable.

Para construir una vida sana, lo importante es establecer pautas en las que se equilibren las costumbres diarias favoreciendo las capacidades de las personas, fomentando el interés por la vida activa, la autonomía y la salud personal.

El ejercicio físico, es esencial, ya que su falta puede ocasionar problemas como obesidad, debilitamiento muscular, osteoporosis, estreñimiento, etc. Las personas con discapacidad muchas veces tendrán que hacer adecuaciones para hacer ejercicio o incrementar su movilidad, teniendo en cuenta sus capacidades y recurriendo a los apoyos terapéuticos que pudiera necesitar.

Es importante tener una alimentación equilibrada que asegure el aporte necesario de nutrientes y que facilite el tránsito intestinal. La clave es incluir en la dieta una cantidad adecuada de fibra, esto se logra asegurando las frutas, verduras y agua en el cotidiano. En los casos de trastornos neurológicos y de disminución de la movilidad (ocasionan modificaciones de la función intestinal y urinaria), crear un hábito que asegure la continencia diaria y la eliminación rutinaria de los residuos.

La salud mental y el bienestar general son muy importantes para todas las personas. La salud mental tiene que ver con la manera en que pensamos, sentimos y actuamos al enfrentar la vida, Las personas tienen que sentirse bien con respecto a su vida y valorarse.

Todas las personas, incluidas aquellas con discapacidad, pueden sentirse aisladas de los demás, tener una baja autoestima, o sentirse angustiada. estos estados de ánimo no desaparecen y afectan su vida cotidiana, es importante hablar con otras personas de su entorno sobre lo que siente, ya sea un familiar o un profesional de la salud. La familia, los cuidadores y el entorno son el principal apoyo de la persona con discapacidad. También lo son su red de contactos personales y profesionales (compañeros de trabajo, amigos, etc.).

Si hablamos de inclusión de personas con discapacidad, nos referimos a una mayor participación en roles y actividades de la vida social, como ser estudiante, trabajador/a, amiga/o, miembro de la comunidad, usuaria/o, pareja o padre/madre. Incluir a personas con discapacidad en las actividades cotidianas y animarlas a que tengan roles similares a lo de sus pares, facilita la adquisición de hábitos saludables. Es necesario fomentar políticas y prácticas que garanticen la inclusión, ser parte de un entorno suma salud.


TOMA AGUA PARA TENER SALUD

El agua es un elemento esencial, el porcentaje de agua en el cuerpo humano es de alrededor del 65%, es fundamental para poder llevar a cabo una gran cantidad de funciones vitales.

Regular nuestra temperatura corporal, amortiguar nuestras articulaciones y llevar a cabo acciones químicas que facilitan nuestro metabolismo son solo algunas de las funciones que tiene el agua en nuestro cuerpo. Además, parte de esta agua que consumimos y que disponemos en nuestro interior, la perdemos en forma de sudor, respiración o la orina.


La fatiga, la confusión e incluso los calambres en músculos son algunas de los síntomas que tiene nuestro cuerpo por no estar bien hidratado. Esto ocurre ya que el agua, además de representar dos tercios de nuestro peso corporal, también es la encargada de transportar cientos de nutrientes y proteínas que ayudan a nuestro organismo a mantenerse sano.


LA REGLA DE LOS 8 VASOS DE AGUA

La recomendación más conocida es la de tomar 2 litros de agua al día, lo que equivale a 8 vasos, una manera de distribuirlos podría ser la siguiente:

2 al levantarnos, beber agua en ayunas es una forma sana, natural y rápida de activar el organismo.

1 a media mañana, para nunca tener sed.

1 media hora antes de comer, facilita la digestión.

2 por la tarde, nos mantiene hidratados, sobre todo en épocas de mucho calor.

1 antes de bañarse, ayuda a bajar la presión sanguínea.

1 antes de acostarse, el cuerpo necesita también agua durante el sueño.


FACTORES QUE DETERMINAN CUANTA AGUA HAY QUE BEBER AL DIA

Según la edad. Los niños y las niñas son mucho más sensibles a la deshidratación y a los golpes de calor, ofrecer agua frecuentemente sin esperar que tengan sed.

Se debe estar muy atentos a las personas adultas mayores, con la edad disminuye la sensación de sed y su capacidad renal.

Ejercicio. Después de cualquier actividad que haga traspirar, se debe tomar agua adicional para cubrir la pérdida de líquidos. Lo recomendable es la ingesta de agua antes, durante y después de un entrenamiento.

Condiciones climáticas. En zonas con clima cálido o por altas temperaturas, las perdidas están aumentas, se traspira más, por lo que se debe tomar más agua, un mínimo de 2,5 litros o 10 vasos.

Cuestiones de salud. En las enfermedades que provocan fiebre, vómitos o diarreas, el cuerpo pierde mucho líquido. En estos casos tomar más agua es esencial, lo aconsejable es seguir las recomendaciones médicas en cada caso.


ALIMENTACION MUNDIAL – SALUDABLE

Los partidos del Mundial, en especial los de la Selección Argentina, son una excusa perfecta para juntarse con amigos y familia. La tensión, el stress, la ansiedad y los nervios que se experimentan mientras miramos el partido pueden llevarnos a ingerir todo tipo de alimentos sin pensar en su carga calórica o en el daño que causan al organismo.

Las empanadas, pizzas y la picada son algunas comidas que se comen habitualmente durante los partidos. Para acompañarlos, siempre hay bebidas con altos niveles de azúcar y alcohol, que exceden el promedio recomendado para el organismo.

Las comidas incluyen embutidos y fiambres con altos contenidos de grasas saturadas y sodio, así como también una gran ingesta de sal, alcohol y tabaco, todo esto sumado al estrés emocional, puede elevar la tensión arterial, aumentar la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, hepáticas y renales.

Para evitar el exceso en las comidas durante este tipo de encuentros, es necesario tener un menú rápido de elaborar, y al mismo tiempo, que sea saludable. Contar con opciones como: frutos secos, frutas de estación, verduras, vegetales y snacks saludables, son de gran ayuda para vivir la emoción del partido sin sufrir malestares en el medio.


¿COMO HACEMOS MAS SALUDABLE LA PICADA DEL MUNDIAL?

Prioricemos lo elaborado en casa, siempre será más saludable que lo comprado. Apliquemos la regla de 1×1, a lo que acostumbramos a comer (fiambres, quesos …), le agregamos alimentos saludables. Traducido cada 1 ingrediente saludable, uno no saludable; a continuación, algunas opciones de alimentos a incluir:

Quesos: a la hora de armar una picada, los quesos suelen ser los jugadores estrellas. Los quesos más duros (tipo parmesano), los semiblandos (colonia o gruyere), azules (roquefort) y los de untar pueden mezclarse con diferentes condimentos para crear combinaciones nuevas.

Como hay muchas opciones, apuntemos a ofrecer diferentes variedades. Para que se sirvan en su textura ideal, conviene dejarlos afuera una hora antes de llevarlos a la mesa.

Pan, tostaditas y grisines: Las opciones caseras, integrales y con semillas, son mejores a las que suman ingredientes artificiales que no brindan nada de saciedad. Si en la picada sumamos dips, será indispensable tener algo en que untarlos, una buena opción es lo grisines caseros.

Frutos secos: Lo ideal es siempre tener más de uno y servirlos tostados. Vale animarse a hacerlos caseros, esta es una manera fácil y sencilla para no caer en la compra de bolsas y paquetes. Podes elegir dos o tres variedades y servirlos tostados, lograrás un mejor sabor y textura que crudos.

Podes optar por los salados, pero si la picada tiene quesos y si agregaste algún embutido, ya hay bastante sal como para añadir más. Podes elegir entre maní, maní japonés, almendras, nueces, avellanas, pistachos, castañas de cajú.

Frutas: Existen frutas que van muy bien con ciertos tipos de quesos, los higos con el queso azul y las frutillas con el queso brie (puedo usar dulces en lugar de la fruta fresca), también puedo incorporar kiwi, melón, uva, manzana verde ……. O frutas deshidratadas, como pasas de uva, dátiles o orejones son excelentes acompañamientos.

Dips: Desde las versiones a base de queso de untar mezclado con hierbas, a las opciones vegetales (zanahoria, palta, remolacha…), los dips se han vuelto imprescindibles en las picadas. No solo dan la humedad necesaria entre bocados, sino que ayudan a acompañar los vegetales.

Vegetales: es especialmente importante agregar alguna porción de vegetales, son la clave para lograr sumarle vitaminas, minerales, fibra y color a la picada. Podes servirlos crudos en bastoncitos de zanahoria, apio, pinches de tomates cherry. También pueden prepararse en formato de chips y ahí podes hacer, por ejemplo, zucchini o berenjena al horno.

Cada uno puede poner lo que quiera sobre su mesa, es conveniente priorizar los alimentos saludables, podemos incorporar opciones sanas mezcladas con otras no tan saludables. Así disfrutarás de lo que te gusta y al mismo tiempo agregarás nutrientes.

Es más simple de lo que parece, muchas veces solo se trata de una buena combinación y los dotes de presentación de un gran anfitrión. ¡Vamos Argentina!


MAS RECOMENDACIONES SALUDABLES:

Corazón: durante un partido, por stress pueden surgir problemas cardíacos, especialmente si se cuenta con factores de riesgo preexistentes. Todo el que tenga una afección cardiovascular debe tomar en tiempo y forma su medicación y llevar una dieta saludable.

Músculos: permanecer muchas horas frente al televisor sumado a la tensión emocional puede ocasionar contracturas y dolores musculares, por lo cual se recomienda relajarse. Se sugiere activar (hacer ejercicio) y estirar los músculos que permanecieron inmóviles y disfrutar de la fiesta del fútbol con pasión y tranquilidad.

Garganta: al momento de gritar un gol, los pliegues vocales se exponen a una lesión importante que conlleva a una disfonía. Esto se puede evitar si la persona se mantiene hidratada, consume bebidas en una temperatura ambiente, no frías, y evitan fumar.


EL CONSUMO EXCESIVO DE AZUCAR, ES UN RIESGO PARA LA SALUD

Los alimentos azucarados contienen hidratos de carbono simples, cuyo consumo abundante hace que el organismo trabaje excesivamente y se acumulen en el cuerpo en forma de grasa.

Este tipo de alimentos, por lo general, se encuentra en gran cantidad en los productos procesados industrialmente, como las golosinas, las bebidas gaseosas azucaradas, los dulces y mermeladas, helados, tortas, galletitas, jugos en sobre y otros.


EL CONSUMO DE AZUCAR EN EXCESO ES UN FACTOR DE RIESGO QUE PRESISPONE A:

Obesidad: es perjudicial para la salud, su aparición se ve favorecida por el consumo exagerado de azúcares.

Enfermedades del corazón: el consumo de alimentos con alto contenido glucémico (azúcar) se asocia a un aumento de los niveles de triglicéridos, grasa visceral, resistencia a la insulina, presión arterial y disminución del colesterol HDL (colesterol bueno). Estas alteraciones están relacionadas, a su vez, con el aumento de la aterosclerosis, enfermedades del corazón y las arterias.


Diabetes: esta enfermedad crónica aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina (hormona que regula los niveles de azúcar en sangre) o cuando el organismo no aprovecha eficazmente la insulina que produce. El consumo elevado de azúcar y de alimentos que la contengan lleva a un aumento de las concentraciones de glucosa e insulina en sangre, lo que podría agotar más rápidamente las reservas de insulina del páncreas y desencadenar diabetes. Personas con antecedente familiar de diabetes, con sobrepeso u obesidad, sedentarias y con hábitos no saludables tienen mayor predisposición a padecer de diabetes.

Caries dentales: las caries y las enfermedades de las encías son causados por el consumo excesivo de azúcar. Por eso, es de suma importancia moderar la cantidad y frecuencia del consumo de dulces, y realizar el cepillado dental después de cada comida, a fin de prevenir estas enfermedades.


¿CUANTA AZUCAR TIENEN LOS PRODUCTOS AZUCARADOS?

GASEOSAS CON AZUCAR: 1 vaso (200 ml) contiene 4 cucharaditas de azúcar (20 g).

 JUGOS ENVASADOS: 1 vaso (200 ml) contiene 6 cucharaditas de azúcar (30 g)

CEREALES AZUCARADOS: 3/4 taza (30 g) contiene 5 cucharaditas de azúcar (25 g).

BEBIDAS DEPORTIVAS: 1 vaso (200 ml) contiene 3 cucharaditas de azúcar (15 g)

CHOCOLATADA: 1 vaso (200 ml) contiene 5 cucharaditas de azúcar (25 g); 1 litro, 25 cucharaditas de azúcar (250 g).

GALLETITA CON RELLENO: 3 unidades (30 g) contiene 5 cucharaditas de azúcar (25 g).

HELADO: 1 bocha (60g) contiene 4 cucharaditas de azúcar (20 g).

ALFAJOR TRIPLE DE CHOCOLATE: 1 unidad (40 g) contiene 8 cucharaditas de azúcar (40 g).



RECOMENDACIONES PARA REDUCIR EL AZUCAR

Consumir menos golosinas, gaseosas y bebidas azucaradas.

Reducir el uso del azúcar de mesa en infusiones o preparaciones culinarias.

Tomar agua y elegir licuados de fruta fresca.

Reemplazar los alimentos con alto contenido de azúcares por alimentos naturales: frutas de estación, ya que aportan vitaminas, minerales y fibra.


ALIMENTACION DE PRIMAVERA

Esta estación ofrece condiciones ideales para hacer un cambio de hábitos sostenible en el tiempo.

Cada estación del año nos ofrece diferentes tipos de alimentos. En primavera, con la llegada del buen tiempo, nuestra alimentación y nuestro estilo de vida se modifican. Nos vemos más atraídos por alimentos frescos (como verduras y frutas), consumimos mayor cantidad de líquidos y nos movemos más, estamos más activos.


En general, en esta época, muchas personas tratan de bajar de peso lo más rápido posible sin importar las consecuencias nutricionales que esto pueda ocasionar. Se exponen a dietas restrictivas, donde se eliminan varios grupos de alimentos y con un aporte inadecuado de nutrientes y calorías.

En caso de querer perder peso, el objetivo es poder llevar a cabo una alternativa alimentaria sin dietas restrictivas, donde el alimento es más que un transporte de nutrientes y calorías. La comida forma parte de nuestra vida cotidiana, conformando un lenguaje que compartimos con otros y generándonos placer, palabra prohibida si nos pasamos de dieta en dieta.

Estos siete consejos generales pueden ser el puntapié para empezar a modificar hábitos alimentarios a largo plazo, sin necesidad de volver a hacer dieta en el futuro:

• Respetar las 4 comidas principales (desayuno/almuerzo/merienda/cena).

• Incorporar el consumo de 5 porciones de futa y/o verduras día.

Una porción de verdura cruda y una de verdura cocida durante el día. Al menos ½ plato en almuerzo y en cena. Tené en cuenta que las frutas y verduras de estación son más sabrosas y económicas.


En cuanto a las frutas, es preferible consumirlas frescas y enteras, para no perder el aporte de fibra. Los jugos y licuados concentran mayor cantidad de azúcar y elevan la insulina con más rapidez.

En primavera están más disponibles la remolacha, zapallito, puerro, habas, lechuga, acelga, apio, alcaucil, espárrago, frutilla, arándano, manzana, naranja, palta, ananá, banana, mandarina, melón y limón.

•  Incorporar una porción proteína, carne magra (vaca- pollo- pescado, siempre quitando la grasa visible), huevo o queso.


•  Consumir en almuerzo o cena una porción de alimentos ricos en hidratos de carbono (lentejas, papa, batata, choclo, arroz, tarta, fideos, garbanzos, etc) siempre acompañados con verduras ( ¼ Plato de alimentos con hidratos, ½ plato verdura y ¼ con proteína).

• Hidratarse bien, se deben consumir de 8 a 10 vasos de agua por día.

• Realizar actividad física de manera regular que resulte placentera para quien la práctica, lo que permitirá sostenerla en el tiempo.


No es un camino fácil cambiar los hábitos alimentarios, comer algo rico sin culpa. Si nuestra alimentación es ordenada y completa vamos a llegar a las comidas principales cómodos y sin hambre. Es fundamental alimentarnos de manera consciente en nutrición, la organización es la clave del éxito.


¿COMO PODEMOS PREVENIR UN ACV?

Hay muchos factores que pueden desencadenar un accidente cerebrovascular, por suerte, llevar una vida saludable ayuda a prevenirlo.

El Accidente Cerebro Vascular – ACV es una emergencia médica. Significa que una arteria cerebral se ha obstruido de manera súbita, o que, al contrario, se ha derramado sangre proveniente de una arteria, vena o malformación vascular.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los accidentes cerebrovasculares continúan siendo la segunda causa de mortalidad a nivel mundial. Adicionalmente, es uno de principales motivos de discapacidad. Por lo que es fundamental que la población aprenda los hábitos para prevenir un ACV.

Lo más preocupante es que el número de afectados va en aumento y hay millones de personas en estado de alto riesgo. Si bien se han incrementado las campañas de prevención, muchos aún ignoran todo lo que pueden hacer, un estilo de vida saludable es determinante, a continuación, te dejamos 7 consejos que ya podés empezar a aplicar.

Dejar de fumar: Los fumadores de cigarrillos tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, en comparación con las personas que no fuman. Y no solo eso, también son más propensos a desarrollar cualquier tipo de enfermedad cerebrovascular. Dejar de fumar es una de las mejores opciones para empezar a cuidar de tu salud.

Comer saludable: Una dieta saludable, definitivamente es una de las mejores armas para combatir las enfermedades cardiovasculares. Cuando comes de forma saludable, mejoras tus posibilidades de sentirte bien, tu salud y lo mejor es que los beneficios son para toda la vida. A continuación, algunos tips:

•  Disminuí las grasas saturadas y grasas trans, incorpora aceite de oliva, frutos secos, palta, aceitunas, semillas y pescado.

•  Consumí más frutas y verduras, 5 porciones al día, estas proporcionan antioxidantes, vitaminas y fibra dietética que contribuyen a la salud.

• Incluí más fibra en tu alimentación, esto reduce el colesterol, controla el azúcar en la sangre, promueve la regularidad de evacuación, previene enfermedades gastrointestinales y ayuda a controlar el peso. Se encuentra principalmente en los cereales integrales, legumbres, frutas y verduras.

• Limita los dulces y gaseosas, es fundamental reducir al máximo la ingesta de este tipo de azúcar.

• Limita el uso de la sal y de alimentos ultraprocesados que contienen sal oculta.

Mantenerte activo: Una vida activa es muy gratificantes y lo más importante es que solo hace falta disciplina y dedicación. Está comprobado que la actividad física diaria aumenta la duración y la calidad de vida de las personas, también es considerado un hábito muy importante para prevenir un ACV.

Mantener un peso saludable: Cuando seguís todas las recomendaciones anteriores, definitivamente eliminas la grasa extra, así como los kilos innecesarios. Además, reducís la carga sobre el corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos y el esqueleto.

Mantener un peso saludable te ayudará a conservar un buen estado de salud, baja presión arterial y definitivamente, tendrás mayor energía día a día. Solo basta llevar una alimentación saludable, eliminar los hábitos perjudiciales y mantenerse activo.

Controlar la presión arterial: La presión arterial alta es un factor de riesgo significativo para las enfermedades cardiacas y los ACV. Cuando la presión arterial se mantiene dentro de los rangos saludables, se reduce la tensión del corazón, las arterias y los riñones.

La mejor forma de controlar la presión arterial es adoptar hábitos saludables en tu vida. Realiza exámenes periódicos de tu presión arterial, en caso de que se encuentre muy alta, te pueden recomendarte medicamentos que te ayuden, pero sabe que lo más importante es llevar un estilo de vida saludable.

Controlar el colesterol: El colesterol alto contribuye a la formación de placas, esto puede obstruir las arterias y provocar enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, por lo que es necesario monitorearlo con un examen médico. Si llevas una alimentación saludable y haces actividad física habitualmente ayudas a controlar el colesterol, de esta manera ayudas a prevenir un ACV.

Reducir el azúcar en sangre: La mayoría de los alimentos que consumimos a diario se convierten en glucosa, es decir, azúcar en sangre. Nuestro organismo la utiliza como energía, por eso fundamental considerar la cantidad de azúcar que ingerimos en nuestra dieta para regularla. Se recomienda realizarse exámenes periódicos para controlar el nivel de azúcar, y sumar hábitos saludables de alimentación y actividad física.

En conclusión, esta lista de siete hábitos incluye cuatro comportamientos modificables (no fumar, tener un peso saludable, comer sano y ejercitarse regularmente) y tres medidas biométricas (presión arterial, colesterol y azúcar en sangre), que son el resultado de llevar una vida saludable.

Estos siete hábitos son útiles para que todas las personas monitoreen y evalúen su salud cardiaca y empiecen a adoptar comportamientos de un estilo de vida saludable. De esta forma, podrán prevenir un ACV y aumentar la calidad de vida.


HABITOS SALUDABLES EN LA MENOPAUSIA Y CLIMATERIO

El 18 de octubre se conmemoro el Dia Mundial de la Menopausia y Climaterio, desde el año 2.000 la O.M.S.  trata de concientizar sobre esta etapa de la vida de las mujeres, en la que eligiendo hábitos saludables se puede atravesar de forma plena.


¿QUE SABEMOS DE MENOPAUSIA Y CLIMATERIO?

La Menopausia es la fecha de la última menstruación, se considera que una persona se halla en Menopausia cuando han transcurrido 12 meses consecutivos sin tener menstruación o período.

El Climaterio en cambio es un “proceso” que comienza antes de la menopausia y también dura más allá de esa fecha. Se caracteriza por el envejecimiento del ovario, el que comienza a producir menos hormonas (Estrógenos) lo que afecta otros órganos y da síntomas identificables y silenciosos.

Tanto hombres como mujeres experimentan disminución de sus hormonas, en la mujer este proceso comienza alrededor de los 45 -50 años y en el hombre a los 60-70.

En las mujeres los estrógenos cumplen una función protectora en muchos órganos y tejidos. Al disminuir generan ciertos cambios e incrementan riesgos que hay que tener en cuenta. Puede ocurrir cambios de regularidad en los ciclos de sangrado (períodos más cortos o más largos o ausencia de ciclos menstruales), sofocos que enrojecen la cara y transpiración, cansancio, insomnio, falta o ausencia de deseo sexual y/o lubricación, pérdida de masa muscular, entre otros.

Luego de la menopausia termina la capacidad de embarazarse, pero eso no ocurre en el climaterio previo a la menopausia, cuando aún los ovarios producen óvulos y las menstruaciones son irregulares. Hay que estar atentas/os a no dejar de utilizar método anticonceptivo por creer que ya no existe la posibilidad de embarazo. Eso es un error, se puede quedar embarazada durante el climaterio y hasta que se diagnostique con el médico la menopausia (último período menstrual).

La falta de elasticidad en la vagina y falta de lubricación, es un trastorno muy frecuente en la consulta y que requiere atención para que la persona pueda seguir disfrutando su intimidad. Se suele resolver con estrógenos locales que indica el médico de ser necesario o algún lubricante especial para esta zona.

Los estrógenos también ayudan al calcio a fijarse a los huesos junto a la vitamina D. Es por eso que, al disminuir, se incrementa la fragilidad de los huesos y entramos en riesgo de osteopenia (poca producción de hueso y mucha fragilidad del mismo) y/u osteoporosis (mínima producción), aumentando el riesgo de fracturas (cadera, vértebras, muñecas, etc.).

Puede empezar a aparecer la grasa abdominal sin cambiar nuestra forma de comer, es un tipo de grasa que se instala entre las vísceras y órganos del abdomen, está aumenta el riesgo cardiovascular, por ello es tan importante informarse e incorporar hábitos saludables.

A continuación, te dejamos algunos consejos para sumar Hábitos Saludables en esta etapa.  


LOS SI:

•  Consumir pescados, lácteos, semillas (sésamo, Chía) y frutos secos, para sumar calcio.

•  Aumentar la ingesta de fibras: frutas y verduras, 5 porciones al día.

•  Se sabe que la soja, los arándanos y la alfalfa mejoran síntomas de sofocos.

•  Realizar ejercicio físico: caminatas y ejercicios con algo de peso para tonificar músculos y huesos tres veces x semana. ¡Muy importante! También genera endorfinas (sustancias de la felicidad y el bienestar), ayuda a dormir mejor.

•  Hidratación adecuada: 8 vasos de agua al día.

•  Suplementarnos si el/la profesional de salud lo considera, realizar análisis.

  •  Realizar consulta con psico- terapeuta si estamos con ánimo muy decaído o ansiosos/as.

•  Consultar al médico Clínico o Ginecólogo para efectuar Diagnóstico y eventual tratamiento de síntomas y riesgos sin demora.


LOS NO

•  No al tabaco: aumenta el riesgo de infarto, Accidente Cerebro Vascular (ACV) y trombosis. Además de ser un factor de riesgo para muchos cánceres.

•  No al alcohol: es una sustancia que debe evitarse o beber de forma ocasional en cantidad mínima.

•  No al sedentarismo: genera que aumenten los niveles de colesterol y glucemia, haciéndonos más propensos a enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes.

•  No quedarnos callados/as ni aislado/as, es un momento de la vida que no significa estar enfermo/a y puede ser muy bien vivida!!!!


La Menopausia y el Climaterio son etapas, no son una enfermedad ni son un tabú. ¡¡ Consulta, hacete los controles con tu medico/a, puede ser la gran oportunidad de cambiar por hábitos más positivos y vivir más saludable!! ¡Anímate a vivir más y mejor, es un consejo de Punto Saludable!

Lic. en Obstetricia Patricia Méndez – MP 201                 


HABITOS QUE PREVIENEN EL CANCER DE MAMA

El Cáncer de Mama es una enfermedad causada por la multiplicación anormal de las células de la mama que forma un tumor maligno. Puede producirse como consecuencia de diferentes factores de riesgo y de estilos de vida, así como también de una carga genética que predispone.

Los factores de riesgo a tener en cuenta son: antecedentes familiares de esta enfermedad, ser mayor de 50 años, un estilo de vida sedentario, alto consumo de grasas, exceso de peso y consumo excesivo de alcohol, menos del 5% de todos los cánceres de mama están relacionados con factores genéticos.

Entendiendo esto, es posible tomar medidas que disminuyan los factores de riesgo y la probabilidad de aparición de la enfermedad. La adherencia a pautas de estilo de vida saludable es fundamental para prevenir enfermedades oncológicas y cardiovasculares. El ejercicio físico aeróbico reduce el riesgo de este tipo de cáncer, especialmente en la postmenopausia, también se aconseja, no fumar, llevar una dieta baja en contenido graso y alto consumo de frutas y verduras, moderar la ingesta de alcohol, y mantener un peso dentro de los límites normales, a continuación, más detalles:

Comer sano.  Una dieta saludable podría reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, así como la diabetes, la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular. Una dieta que se centra principalmente en alimentos de origen vegetal, como frutas y verduras, cereales integrales, legumbres y frutos secos, reduce el riesgo de este tipo de cáncer.

Mantener un peso saludable. Además de ser un factor de riesgo para el cáncer de mama, tener exceso de peso contribuye a desarrollar diferentes enfermedades como diabetes y otras afecciones de salud.

Cuidado con el alcohol. Cuanto mayor sea la cantidad de alcohol que se consuma, el riesgo de padecer cáncer de mama es mayor. Por eso, es importante moderar su consumo y limitarlo.

Ejercitarse regularmente. La Organización Mundial de la Salud insiste en la importancia de realizar actividad física para el bienestar integral del cuerpo humano. Se ha demostrado que la actividad física regular ayuda a prevenir y controlar las enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y varios tipos de cáncer. También ayuda a prevenir la hipertensión, a mantener un peso corporal saludable y puede mejorar la salud mental, la calidad de vida y el bienestar. Asimismo, es un factor clave para mantener un peso saludable, contribuyendo a la prevención del cáncer de mama.

Amamantar. La lactancia materna puede contribuir a la prevención de este tipo de cáncer. Cuanto más tiempo se amamante, mayor sera la protección contra la enfermedad.


¿QUE MAS PUEDO HACER?

Prestar atención, si observas algún cambio en los pechos, como la aparición de un bulto o cambios en la piel, haz una consulta con el médico. Asimismo, pregúntale al médico cuándo deberías comenzar a hacerte mamografías y otros exámenes de detección según tus antecedentes personales.

La incidencia del cáncer de mama aumenta a partir de los 45-50 años, y la mortalidad por cáncer de mama aumenta unos años después de esa edad. Esto no quiere decir que mujeres fuera de ese rango etario no deban hacerse mamografías. Es muy importante tener en cuenta que tanto en las mujeres de entre 40 y 50 años como en las mayores de 70 la decisión de hacer o no una mamografía debe ser personalizada. La mujer debe hablarlo con su ginecólogo/a o con su médico/a de cabecera, y valorar los pros y los contras de hacer el estudio mamográfico.

La mamografía permite diagnosticar tempranamente esta enfermedad y ofrecer por lo tanto mejores oportunidades de cura.


LA ALIMENTACION SALUDABLE LA CONSTRUIMOS ENTRE TODOS

La cantidad de información que encontramos en redes y medios de comunicación sobre alimentación demuestra que es un tema que genera interés, ya sea porque nos preocupa lo que comemos o porque es una cuestión que nos enfrentamos a diario.

Hoy sabemos que la alimentación es uno de los pilares sobre los que se sostiene la salud junto con el descanso y el ejercicio, sin embargo, es difícil saber qué es comer sano. La publicidad ha tenido un gran impacto en el concepto de lo que es un alimento saludable. Mensajes del tipo “Alto contenido en fibra”, “Cero azúcares añadidos” o “Bajo contenido en grasas” atraen a consumidores hacia productos muchas veces poco saludables pero que han logrado camuflarse entre la población como alimentos ideales en el marco de una alimentación sana.

Para poder empezar a traer claridad, es muy importante situarnos siempre en lo que comemos, fomentar un pensamiento crítico, reconocer la importancia cultural de la comida, educar sobre alimentación saludable e informar sobre los riesgos de consumir en exceso sales, azúcares y ultra procesados.


CLAVES PARA FOMENTAR UNA ALIMENTACION SALUDABLE

La familia es el primer y principal contexto de socialización, la mayoría de los aprendizajes que realizamos a lo largo de la vida son por lo que vemos. Las bases de una alimentación en casa se construyen de forma participativa, te dejamos algunas ideas:


Elaborar en familia un menú semanal de comidas y cenas.

La organización es el primer paso para comer de forma más saludable: dejamos de improvisar, nos permite analizar la calidad de nuestra alimentación. Es importante hacerlo junto a nuestros hijos e hijas, no sólo les sirve para aprender cómo debe ser un menú saludable, sino que también les permite implicarse en el proceso (lo que repercute positivamente en otros muchos aspectos: fomentando el espíritu crítico, la seguridad en sí mismos, etc.).


No llevar a casa lo que no queramos comer.

Cuando tenemos alimentos de baja calidad nutricional en casa es habitual que aparezca a menudo la tentación de comerlos. En este grupo estarían aquellos con mucha sal o azúcar como golosinas, papas fritas o postrecitos……, por ejemplo.


Lee antes de comprar.

Los alimentos que no necesitan etiquetas suelen ser, por lo general, los más saludables. La etiqueta nos dice cuáles son los ingredientes, la cantidad de azúcar o sal, qué grasas contiene y cuánta energía nos aporta. Hoy estamos todos contestos por lo sellos de alerta que de a poco se van viendo.


Compra primero los productos frescos.

Llevar a casa productos frescos nos asegura de que nuestra compra será más saludable, la idea es evitar los ultras procesados.


Cocinar en casa e implicar a toda la familia.

Metiéndonos en la cocina enseñamos a nuestros hijos e hijas el valor que tiene el de cocinar. Además, cocinando en casa nos permite conocer mejor qué comemos, cómo lo preparamos y cómo lo encajamos en nuestros gustos.


Revisar los desayunos y las meriendas.

Suele ser el momento del día en el que más alimentos ultraprocesados (galletitas, panificados industriales …) se consumen. A veces basta con hacer pequeños cambios como cambiar los cereales del desayuno por un poco de fruta o pan tostado.


Dejar los dulces para ocasiones especiales.

Aunque parece evidente que los dulces deben dejarse para ocasiones especiales lo cierto es que acaban llegando más veces de las que pensamos a través de fiestas, cumpleaños o días especiales.


No obligar nunca a comer.

Para evitar precisamente rechazo a la comida no deberíamos nunca, bajo ningún concepto, obligar a nuestros hijos e hijas a comer.


Beber agua.

En muchas casas las bebidas azucaradas, jugos y gaseosas forman parte del día a día. No tener este tipo de productos en casa y optar todos por beber agua en las comidas nos ayudará a reducir, o incluso a eliminar, el consumo de jugos y gaseosas.


La alimentación tiene hoy, más que nunca, una importante raíz social. Fomentar los hábitos saludables a nivel familiar es una necesidad, la alimentación saludable la construimos entre todos.


LA IMPORTANCIA DE LA SALUD BUCAL

La salud bucal, deberá formar parte de la atención integral de la salud de todas las personas desde temprana edad.

La Salud bucal se refiere al buen funcionamiento de los dientes, encías, lengua, labios, mejillas y todas las estructuras que participan en la boca.

 La boca con todas sus estructuras tiene funciones múltiples como participar en la masticación, el habla, la expresión facial, la lactancia, para los y las bebes el conocimiento del mundo que los rodea, besar, sonreír. También tiene implicancia en la estética, por lo que en ausencia de las piezas dentarias o alteración en los labios, lengua, etc.  puede afectar la nutrición y autoestima. De ahí la importancia de mantener una buena salud bucal en cada etapa de la vida.

El autocuidado, el control periódico y los programas de promoción y prevención son de fundamental importancia durante toda la vida y deben promoverse de manera sistemática.

Las enfermedades bucodentales son altamente prevenibles y están asociadas con la salud en general, el bienestar y otras enfermedades no transmisibles como la diabetes, hipertensión y obesidad. Las enfermedades y las afecciones de carácter general pueden manifestarse en la boca

Dentro de la Estrategia de los Primeros 1000 días priorizamos  los cuidados de la boca desde bebés, favoreciendo la incorporación de  hábitos saludables como el cepillado,  alimentación, como así también mantener la salud bucal de las mujeres embarazadas, quienes tienen que realizar los controles odontológicos desde que se enteran de su estado y luego cada tres meses ya que es fundamental que lleguen al momento del parto con su boca sana para evitar la transmisión de  microbios a sus bebes y prevenir la aparición de caries a temprana edad.

El primer control odontológico se realiza a los 6 meses de vida y luego debemos mantener estos controles cada 6 meses durante toda la vida.

Es ideal que los controles odontológicos sean preventivos para generar una experiencia agradable en cada visita al consultorio de odontología

La familia tiene un rol fundamental en el desarrollo de los hábitos de higiene y  alimentarios en los niños y niñas, a través de la educación y el ejemplo e imitación ya que ellos y ellas copiarán a su mamá, papá o adulto responsable

Mantener hábitos saludables a lo largo de la vida permitirá llegar a ser adultos mayores con una excelente salud bucal y general.


¿QUE CUIDADOS TENEMOS QUE TENER?

CEPILLADO

•  Cepillado desde temprana edad para generar el hábito se realizará todos los días una vez al día como mínimo

•  Con pasta o sin ella. En los niños hasta los 6 años no está desarrollado el reflejo para escupir por lo que no es necesario incorporar pasta si a los niños y niñas les provoca una fea sensación.

•  Recordar no compartir el cepillo dental

•  Caries de biberón: son caries que se dan en sector antero superior de los dientes por uso de biberón con líquidos azucarados: leche, gaseosas, jugos – Que se dan a temprana edad. No ofrecer chupete con azúcar o miel.

•  Si la mamá tiene caries y chupa el chupete para limpiarlo, prueba la comida y luego se la ofrece al niño o niña le transmitirá sus microbios y con una dieta rica en azúcar muy probablemente desarrollará caries.

•  Intensificar el cepillado y los cuidados durante el embarazo  para evitar el riesgo de caries y gingivitis.

Recordar que la gingivitis durante el embarazo está relacionada con el parto prematuro y el bajo peso al nacer

Erupción dentaria: Los dientes temporarios comienzan a erupcionar a los 6 meses de  vida aproximadamente hasta los 24/26 meses. Cada niño tiene su ritmo de crecimiento.

Los dientes permanentes comienzan a erupcionar a los 6 años con la aparición del 1° molar permanente, que sale detrás de las muelas de leche o temporarias y tiene que mantenerse en la boca durante toda la vida por lo que es imprescindible su cuidado y control temprano con el odontólogo/a.


ALIMENTACIÓN:

Fundamental tomar agua siempre. Tener una dieta variada en colores y texturas.

A partir de los 6 meses de vida con la alimentación complementaria, enseñar a los bebes a usar la taza, el vaso. No incorporar la mamadera. Permitir que los bebes tengan variada en color y textura para que ejerciten los músculos faciales permitiendo el desarrollo de sus huesos que van a recibir tanto los dientes temporarios como los permanentes.

Es importante educar al bebe en cuanto al gusto natural de los alimentos sin el agregado artificial de azúcar o sal.

Uso de flúor: comenzará en forma tópica a partir de los 5/6 años de edad. Ayudará a prevenir las caries junto a un correcto cepillado y una dieta saludable

Alimentos que contienen flúor en forma natural: algunas aguas minerales, espinaca, pescados, hígado de vaca.