ALIMENTACION SALUDABLE PARA EL CORAZON

La alimentación es clave, y aunque a veces resulta difícil cambiar hábitos a los que nos hemos acostumbrado, conviene replantearse algunos, ya que la mala calidad de una dieta está «estrechamente relacionada» con un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.


PATRON ALIMENTARIO EQUILIBRADO Y VARIADO

Cuando escuchamos que una dieta debe ser equilibrada y variada no es para tomárselo a ligera, no solo hay que tener en cuenta los alimentos, un patrón alimentario se refiere al equilibrio, la variedad, las cantidades y la combinación de alimentos. Resulta también muy importante la educación nutricional, comenzar a comer saludablemente en las primeras etapas de la vida y mantener este estilo de alimentación durante toda la vida.


Todos podemos beneficiarnos de un patrón alimentario saludable para el corazón, sin importar la etapa de vida, debe ser coherente con las preferencias personales, los estilos de vida y las costumbres culturales. Es posible seguir un patrón alimentario saludable para el corazón incluso cuando comemos fuera de casa, lo importante es un poco de planificación hasta conseguir una rutina. Las características de un patrón alimentario para promover la salud del corazón son:

 • Acompañar la ingesta de alimentos y calorías con actividad física para mantener un peso saludable.

 • Incluir una amplia variedad de frutas y verduras en nuestra dieta para obtener una gran diversidad de nutrientes de alimentos en lugar de suplementos.

 • Elegir alimentos que se compongan de granos integrales.

 • Incluir fuentes saludables de proteínas magras o de alto contenido de fibra, como por ejemplo proteínas vegetales (frutos secos y legumbres), pescado o marisco, lácteos bajos en grasa o sin grasa; y limitar las carnes rojas y procesadas.



 • Utilizar aceites vegetales fluidos, como aceites de oliva o girasol.

 • Limitar el consumo de alimentos ultraprocesados.

 • Reducir al mínimo el consumo de bebidas y alimentos con azúcares añadidos.

 • No pasarse con la sal o elegir alimentos con poca o sin sal.

 • Limitar el consumo de alcohol; «si no bebe, no comience a hacerlo».

 • Es muy importante aplicar estos puntos sin importar dónde comamos.



PARA TODAS LAS EDADES

La nutrición desempeña un papel fundamental en la salud del corazón durante toda la vida, en la que también influye otros comportamientos saludables como hacer ejercicio de forma regular y evitar la exposición al tabaco, para reducir el riesgo de desarrollar niveles elevados de colesterol «malo», presión arterial alta, obesidad, diabetes tipo 2 y síndrome metabólico, cada uno de los cuales puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.


Una dieta saludable para el corazón en las personas con capacidad de gestar antes y después del embarazo también puede reducir los factores de riesgo de enfermedad cardíaca, lo que a su vez puede ayudar a prevenir un aumento de peso poco saludable en sus hijos e hijas. A su vez, la personas que llevan una dieta saludable para el corazón presentan un deterioro más lento relacionado con la edad en cuanto a las capacidades cognitivas y la memoria.


BIENVENIDA PRIMAVERA – SALUD Y BIENESTAR

La primavera es, sin lugar a dudas, una etapa de renacimiento que nos afecta a nivel físico, mental y emocional, es un momento para aprovechar y renovar los hábitos.

Como seres vivos formamos parte de la madre naturaleza y sus ciclos tienen un eco directo en nuestra salud y en nuestro bienestar. Es por eso que tenemos que ser muy conscientes de las necesidades de esta estación, y adaptar nuestras rutinas a lo que nos pide el cuerpo. Te dejamos algunos tips para vivir la primavera de la manera más armoniosa y plena posible.


DIETA BASADA EN ALIMENTOS DE TEMPORADA

La naturaleza nos ofrecer acelga, alcaucil, arveja, calabaza, chaucha, espinaca, lechuga, escarola, pepino, puerro, remolacha, zanahoria, tomate, zapallito, frutilla, limón, manzana, naranja, tomate….. Todos ellos, alimentos de naturaleza menos caliente que los que encontrábamos en plena temporada de invierno, cuando nuestro cuerpo nos pedía preparaciones más calóricas, que disfrutábamos sobre todo con la cuchara.

Este es el momento de empezar a alivianar nuestra alimentación, dejando atrás los guisos y platos reconfortantes que te han acompañado durante el frío, apostando por preparaciones más ligeras y cocciones más cortas como los salteados, la plancha, el wok o los marinados. También podes empezar a reintroducir algunos alimentos crudos, en licuados y muchos tipos de ensalada.

Sin embargo, no caigas en la tentación de los helados y los platos demasiado caloricos.


ACTIVATE, SUMA ACTIVIDAD FISICA

El buen clima, la duración del día y las ganas por salir a disfrutar del aire fresco se juntan en primavera. Aprovecha esta combinación para hacer actividad física y disfrutar de sus beneficios.

Es una época muy agradable porque su clima, no nos entumece con el frío, pero tampoco nos acalora con altas temperaturas. Los días son más largos, nos ayuda a aprovechar mejor el tiempo y retomar, continuar o variar la rutina de ejercicios físicos.

Esta temporada es ideal para ejercitarse, y qué mejor que hacerlo fuera del gimnasio y de la casa. Es un periodo en que los árboles reverdecen y las plantas florecen, todo esto hace del ambiente un entorno más agradable y placentero. Lo que favorece la actividad física en parques, lagos, ríos, senderos y demás espacios naturales. Seguramente conseguirás tomar más sol, empezar a exponer tu piel poco a poco y cargarte de vitamina D.


MENTE POSITIVA, ALEGRIA Y OPTIMISMO

Nuestro estado de ánimo en primavera puede resultar afectado positivamente: nos sentimos vivos, positivos, llenos de energía y más alegres que nunca. Nos inundan las ganas de hacer cosas, salir a la calle, estar con personas… y, en general, dedicamos menos tiempo a dormir. Estas sensaciones tienen su origen en las hormonas., la primavera favorece la liberación de serotonina, dopamina, oxitocina… todas están relacionadas con la felicidad, el placer y el alivio del estrés.

El otro estado de ánimo que podemos sentir en primavera es totalmente opuesto: cansancio, falta de energía, dolores de cabeza, falta de memoria… sentimos que necesitamos más horas de sueño y a veces nos inunda un sentimiento de soledad o tristeza que no sabemos explicar, predomina una sensación de decaimiento general, llamada astenia de primavera. Estos síntomas no suelen durar demasiado, por suerte, y en cuanto nos adaptemos a la nueva estación volveremos a la normalidad. Una alimentación equilibrada, actividad física y dormir bien nos ayudarán a combatir ese estado de ánimo.


La primavera es, sin lugar a dudas, un proceso de renacimiento que nos afecta a nivel físico, mental y emocional, APROVECHALA!!!


SEXUALIDAD SALUDABLE

La sexualidad forma parte de todos y todas, los conocimientos, actitudes y prácticas varían según la edad de cada persona.

La sexualidad es mucho más que tener relaciones sexuales: son expresiones como los abrazos, besos, caricias, palabras agradables, el sentirse cuidado en la intimidad y cuidar del otro, abarca un plano físico y otro que involucra las emociones y sentimientos, nuestra auto-percepción y como nos gusta mostrarnos y que nos traten. Nos pertenece y la vamos construyendo a lo largo de la vida, desde el día que nacemos hasta que morimos. No es algo fijo ni permanente, puede ir cambiando.


Una sexualidad saludable nos permite disfrutar, sentir placer, vincularnos afectivamente y/o eróticamente; sentirnos plenos y felices, conocernos más y tomar buenas decisiones sobre el cuidado de nuestros propios cuerpos y reproducción, ser libres de expresarnos como realmente queremos sin miedos, discriminación ni violencia; elegir, repensarnos, apreciarnos como personas y evolucionar en libertad y con Salud, sobre todo.



COSAS QUE BRINDA UNA “SEXUALIDAD SALUDABLE”:

LA INFORMACIÓN:

Es importante que desde pequeños hablemos con nombres reales de nuestro cuerpo.

Expresar lo importante que es para cada persona y el respeto que se le debe a nuestro cuerpo e imagen, y a la del “otro/a”. Esto también será válido para prevenir situaciones de burla, bulling, mal trato o exposición deliberada sin autorización de la intimidad de los individuos. Recibir información es un Derecho y nos permite desde etapas muy tempranas tener pleno registro de aquello que nos gusta, de lo que no y cuidar lo físico tanto como lo emocional; poner límites y elegir.


HABITOS SALUDABLES EN TODOS LOS PLANOS:

Muchos momentos de nuestra vida son para pensar hábitos, el plano de la sexualidad también. Durante la niñez inculcar la higiene correcta, el derecho a la intimidad, el respeto, la diferencia de lo “público y lo privado”; la importancia de no guardar secretos que nos hagan sentir mal, nombrar los genitales por sus nombres y promover el buen trato entre las personas sin importar la edad que tengan. Crear vínculos de confianza con nuestros hijos/as.


En la adolescencia ayudarlos a tomar buenas decisiones brindándoles información y/o acompañándolos a buscarla. Hablar del noviazgo, los sentimientos y también de los cambios físicos y emocionales propios del adolescente. Instarlos a comer productos nutritivos, frutas, agua, comida casera, (NO ultra-procesados, altos en azúcar -grasas,etc). Promover el deporte y combatir el sedentarismo (largas horas en las PC, tablets, etc). Invitarlos a realizar actividades al aire libre y transmitir lo nocivo del uso de tabaco, alcohol, sustancias tóxicas, etc.

 Hablar de sexualidad y placer desde el punto de vista de la salud es brindarles herramientas para que sean responsables y felices, así podrán cuidarse y cuidar de quién elijan como pareja circunstancial o permanente.Todos los Hospitales y Centros de Salud tienen consultorios donde los adolescentes pueden concurrir solos o acompañados desde los 13 años para sacarse dudas o recibir atención cuando lo necesiten.

Prevenir el HIV, Hepatitis B, Enfermedades de Transmisión Sexual en general, y el cáncer de mama, cuello uterino, pene, vulva, boca; son prácticas que pedimos/realizamos en los consultorios de toda nuestra provincia vivas donde vivas. Son gratuitas y confidenciales, solo necesitas acercarte. También la entrega-colocación de anticonceptivos es sencilla y requiere una entrevista breve para que elijas tu mejor método informado/a. Los preservativos y Pastilla del día Después (anticoncepción de emergencia) son de entrega libre, NO requiere orden médica y está disponible en las guardias de emergencias ante un imprevisto. Solo hay que pedirla. No es necesario ir con el DNI.


Nuestra sexualidad nos acompaña, aunque ya no podamos tener hijos luego de la “menopausia”: cuando no menstruamos más. En cambio, comienza una gran oportunidad para prevenir enfermedades cardiovasculares (ACV, infartos, etc). Dejar el tabaco si venías fumando, disminuir el consumo de alcohol y comenzar a realizar actividad física que te siente bien y te haga generar hormonas de felicidad (oxitocina, serotonina); tanto mujeres como varones al saber que ya no corren el riesgo de un embarazo viven esta etapa muy a gusto. Con actividad física y buscando consumir productos frescos no procesados, elaborados en casa, tomando un mínimo de 8 vasos de agua al día y consultando a tu médico/a en esta etapa para que te ayude con algunos síntomas molestos (sofocos-falta de deseo sexual masculino o femenino, etc), tu vida afectiva y sexual pueden ser muy satisfactorias.

¡Una sexualidad plena y saludable a lo largo de la vida, es posible!

AUTORA: LIC. PATRICIA MENDEZ – OBSTETRA


GESTANDO DE MANERA SALUDABLE

El embarazo suele ser una etapa de disfrute para las mujeres y personas con capacidad de gestar. La persona gestante y el/la bebé/feto forman un canal de comunicación permanente, en donde todos los cuidados y hábitos que se tomen podrán perjudicar o beneficiar al bebé/feto.

Existen diversos factores que se deben tener en cuenta para tener un embarazo saludable, a continuación, te dejamos algunos consejos claves que ayudaran a tener una gestación con menos riesgos.


REALIZA LOS CONTROLES

La mejor manera de llevar un seguimiento adecuado es asistiendo a todos tus controles prenatales. Podrás contar con la opinión de un equipo capacitado y resolver todas tus dudas. Además, te sentirás más tranquila, llevando todos los cuidados que sean necesarios.

El control odontológico prenatal es necesario para evitar amenazas de parto prematuro, infecciones urinarias a repetición o cualquier otro problema que se pueda presentar por tener la boca en malas condiciones.

La inmunidad de la madre se transmite al bebé durante la gestación. Esta protección materna resguardará al recién nacido hasta que pueda recibir sus primeras vacunas. Por esta razón, es muy importante que la mujer revise su calendario de vacunas para evaluar con el personal de salud cuáles son las recomendaciones que deberá seguir antes, durante y después del embarazo.


COME SALUDABLE

No necesitas comer por dos cuando estás embarazada, solo debes llevar una alimentación saludable durante la gestación con las porciones necesarias.

No dejes de comer fruta y verdura, incluí carbohidratos como pan, pasta, arroz, entre otros. Si los carbohidratos son integrales, mucho mejor.

Trata de incorporar alimentos como pescado, huevos, nueces, carnes bajas en grasa, leche, entre otros alimentos que te brinden muchas proteínas.

Sobre todo, toma mucha agua y deja de lado la comida chatarra y gaseosas.


EVITA LOS CONSUMOS PERJUDICIALES

Evita aquellas sustancias que pueden ser peligrosas para vos y tu bebé/feto tales como cigarrillos, alcohol, drogas, entre otros. Además, no debes tomar medicamentos, a menos que hayan sido recetados por el/los profesionales tratantes.


TOMA SUPLEMENTOS

Para complementar una dieta sana, es recomendable tomar suplementos vitamínicos, tales como ácido fólico, hierro, que de seguro te lo recomendara el profesional que te acompaña. Esto contribuirá al buen desarrollo del bebé/feto y el bienestar tuyo, evitando cualquier tipo de complicación.


REALIZA EJERCICIO

Para la persona gestante es recomendable realizar yoga, natación, caminar, pilates, entre otros ejercicios que no requieran de mucho esfuerzo físico. El ejercicio moderado y constante, ayuda a mejorar tu condición cardiovascular y muscular, así como tu postura. Además, ejercitarte te permitirá tener una mejor condición física general, lo que te ayudará a enfrentar el trabajo de parto más preparada/o.


DORMI Y DESCANSA LO NECESARIO

Uno de los principales síntomas del embarazo, es la sensación de sueño y cansancio. Es muy importante que las personas gestantes duerman cuando el cuerpo se los pida. El ejercicio te ayudará a descansar mucho mejor, en el caso de que no puedas tomar una siesta, sentate cómodamente y descansa, esto te ayudará a sentirte mejor, aplica técnicas de relajación tales como estiramientos, respiración profunda, entre otros.


CUIDA LA SALUD EMOCIONAL

Durante el embarazo, es muy común que las mujeres se sientan deprimidas y experimenten cambios drásticos de humor. El seguir un estilo de vida saludable ayuda a sobrellevar el malestar, si el problema persiste consulta con un especialista, sigue al pie de la letra todas sus indicaciones.

Gestar es un derecho que inspira a elegir un estilo de vida más saludable, el hacer cambios en el durante, será un ejemplo de salud para la familia, lo que dará al bebé el mejor comienzo posible en la vida.


SINDROME UREMICO HEMOLITICO: TODO LO QUE DEBES SABER

Es una enfermedad que se da principalmente entre niños y niñas, al inicio se manifiesta como una infección en los intestinos y puede generar secuelas en riñón e incluso llevar a la muerte. Se presenta diarrea, dolores abdominales, vómitos y otros más severos como diarrea con sangre y deficiencias renales. El correcto manejo de los alimentos es fundamental para no contraer la bacteria que produce el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH).

La Ley 26.926 sancionada en diciembre de 2013, instituye el día 19 de agosto de cada año como el “Día Nacional de la Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico” en homenaje al Dr. Carlos Arturo Gianantonio, para informar a la sociedad los métodos para prevenir y detectar el SUH.

El Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) recomienda a la población reforzar la higiene personal y la correcta elaboración de los alimentos como forma de evitar las infecciones producidas por la bacteria Escherichia coli, causante, entre otras enfermedades, del SUH.


¿QUE ES EL SHU?

La Escherichia coli pertenece a una gran familia de bacterias, de las cuales la mayoría son inofensivas; algunos tipos de ellas pueden causar enfermedades, como la Escherichia coli productora de toxina Shiga. Ésta puede causar una diarrea sanguinolenta que, usualmente, se cura sola, pero que puede complicarse y desarrollar insuficiencia renal aguda en niños (Síndrome Urémico Hemolítico o SUH) y trastornos de coagulación en adultos (Púrpura Trombocitopénica Trombótica o PTT).

La complicación de la enfermedad afecta particularmente a niños, ancianos y aquellos que, por padecer otras enfermedades, tienen su sistema inmunológico deprimido. En algunos casos, puede provocar la muerte.

El SUH puede presentarse a través de síntomas como diarrea, dolores abdominales, vómitos y otros más severos como diarrea sanguinolenta y deficiencias renales. El período de incubación de la enfermedad es de 3 a 9 días.

Los alimentos que pueden estar contaminados con la bacteria son carne picada de vaca y aves sin cocción completa como las hamburguesas, salame, arrollados de carne, leche sin pasteurizar, productos lácteos elaborados a partir de leche sin pasteurizar, aguas contaminadas, lechuga, repollo y otros vegetales que se consumen crudos.


CONTAMINACION DE LOS ALIMENTOS

La E. coli productora de toxina Shiga se encuentra frecuentemente en el intestino de animales bovinos sanos y otros animales de granja, y llega a la superficie de las carnes por contaminación con materia fecal durante el proceso de faena o su posterior manipulación. Las carnes picadas son uno de los productos de mayor riesgo, ya que, durante el picado, la bacteria pasa de la superficie de la carne al interior del producto, donde es más difícil que alcance la temperatura necesaria para eliminarse durante la cocción.

Pero la bacteria no solamente puede encontrarse en las carnes sino también en el agua, la leche sin pasteurizar y las verduras, que pueden contaminarse por contacto con las heces de estos animales (por ejemplo: las verduras por riego con aguas servidas, la leche durante el ordeñe, etc.).


MAS CONSEJOS

Para la manipulación de los alimentos

 • Al realizar las compras, comience por los productos envasados y deje para el final los perecederos como carnes, aves, pescados o productos lácteos.

• Si compra carne picada, prefiera la que fue procesada en el momento y consúmala inmediatamente. Recuerde que este producto se alterará más rápidamente que una pieza de carne entera.

• Controle las fechas de vencimiento de todos los productos. No compre alimentos sin fecha, marca o números de registro, ni aquellos cuyo envase se encuentre en malas condiciones (latas o tetrapack abollados o hinchados, o bolsas plásticas rotas).

• No compre alimentos preparados que se exhiban a temperatura ambiente.

• Los productos como las carnes, aves y pescados deben guardarse en bolsas, separados de otros alimentos, para evitar que los jugos de los mismos puedan contaminarlos.

• No guarde los productos de limpieza en las mismas bolsas que los alimentos.

• Si durante la compra desiste de llevar algún producto perecedero que ya había seleccionado, devuélvalo al correspondiente refrigerador, para evitar que se corte la cadena de frío.


En el hogar

• Lavarse las manos con agua segura de forma correcta antes de manipular alimentos.

• Al guardar la mercadería, coloque adelante los productos que venzan primero, a fin de consumirlos antes de que eso ocurra.

• No mezcle alimentos crudos y cocidos. Guarde en heladera y tapados aquellos alimentos que no van a ser sometidos al calor antes de ser ingeridos. De esta forma, prevendrá posibles contaminaciones con otros productos.

• Lave las verduras y las frutas antes de ubicarlas en la heladera. Proceda de la misma forma con los envases de bebida.

• Al abrir una lata de conserva, transfiera todo el contenido a un envase de vidrio o de plástico. Nunca conserve el excedente en el envase original (lata).

• Conserve los huevos en la heladera y en su envase original, separados de otros alimentos listos para ser consumidos.

• Higienice y descongele su heladera y/o freezer periódicamente.


 Durante la preparación

• No vuelva a congelar un alimento que ya fue descongelado, esto favorece la contaminación con microorganismos y su posterior proliferación.

• Descongele el producto en la heladera y no a temperatura ambiente, ni lo aproxime a una fuente de calor o bajo el chorro de la canilla. Asegúrese de que, antes de cocinar el alimento, se haya completado su descongelación, sobre todo cuando se trata de piezas grandes.

• No cocine verduras sin haberlas lavado previamente: la cocción puede destruir la contaminación microbiana presente pero no los contaminantes químicos (pesticidas, fertilizantes).

• Si no posee agua de red controlada, hiérvala antes de usarla, pero no en forma prolongada. El calentamiento eliminará, por un lado, los microorganismos presentes, pero también concentrará algunas sales que podrían resultar dañinas para la salud.

• Evite la contaminación cruzada, utilizando distintos utensilios para manipular los alimentos crudos y los cocidos.


Durante el almacenamiento

• No utilice envases de alimentos o bebidas para guardar detergentes, limpiadores, insecticidas o solventes. Tampoco guarde alimentos en envases que hayan contenido otros productos.

• No almacene alimentos junto a productos de limpieza.

• No guarde los alimentos en bolsas de residuos.

• No emplee cualquier envase cerámico para guardar alimentos, pues aquél podría contener cantidades excesivas de plomo.



COMO CONCLUSION

Para prevenir el SHU es importante cocinar la carne completamente, en especial la carne picada y los productos elaborados con ella de manera que no queden partes rosadas o rojas en su interior; lavarse las manos con agua y jabón antes y después de ir al baño, antes de manipular alimentos y después de tocar alimentos crudos; lavar bien las frutas y verduras y consumir agua segura son los principales recaudos que deben tomarse para disminuir los riesgos de contaminación.


¿ENSEÑAR O TRANSMITIR HABITOS SALUDABLES?

Un hábito saludable es un mecanismo estable que crea destrezas o habilidades, es flexible y es utilizado en situaciones de la vida diaria.

Enseñar a nuestros hijos e hijas a vivir de manera saludable, les ayudara a evitar que tomen decisiones poco saludables y desarrollen malos hábitos para toda la vida. Es importante que los padres den un buen ejemplo, decirles a los niños lo que deben hacer no siempre funciona, necesitan ver que papa y mama también eligen hábitos saludables.

El gran desafío de todo padre o madre es educar bien a sus hijos, el concepto educar es muy amplio y puede resultar abrumador. Por eso, es importante ir proponiéndose metas para esa tarea que a veces nos parece agotadora. Una de esas metas es la de transmitir hábitos saludables.

Como primera medida, los padres tienen que ponerse de acuerdo sobre cuáles son los hábitos que quieren que su hijos e hijas incorporen. Estos dependen de sus costumbres, de su manera de ver el mundo, de lo que consideran como bueno para ellos. Teniendo en cuenta lo que recomiende el pediatra y especialistas que acompañen la crianza, también habrá que atender a la edad.

Una vez que se establecen qué hábitos deben incorporar nuestros hijos, tenemos que explicarles la importancia y las ventajas de ponerlos en práctica. Y también tenemos que tener paciencia, porque esto llevará tiempo, incorporar hábitos no ocurre de un día para el otro. No es solo explicar por qué es importante incorporar esos hábitos, también tienen que entenderlo (y respetarlo) todas las personas que los rodean.

Formar hábitos en nuestros hijos e hijas se basa en la construcción de rutinas, esas rutinas deben establecerse a partir de pasos o secuencias. Cenar o ir a dormir deberían estar estructurados dentro de lo posible siempre a la misma hora, cocinar (o calentar la comida), poner la mesa, sentarse y esperar a todos los comensales debería ser (con más o menos pasos) la secuencia para cenar. De la misma manera, irse a dormir podría consistir en ponerse el piyama, lavarse los dientes, hacer pis, acostarse y escuchar un cuento (o ponerse a leer si ya son más grandes). 

Pero esto puede aplicarse a muchos otros órdenes de la vida. Conocer las secuencias de todos los hábitos que hay que poner en práctica a lo largo de un día nos ayudan a ordenar la vida cotidiana y, luego de un tiempo, se automatizarán y ya no será necesario repetirles a los chicos que antes de ponerse las zapatillas deben ponerse las medias.

Es importante que seamos conscientes de que nuestros hábitos consolidan pautas de conducta y aprendizajes que se mantienen en el tiempo y repercuten (favorable o desfavorablemente) en nuestro estado de salud, nutrición y bienestar general.

Y como siempre decimos, el ejemplo de los padres es fundamental para que los chicos incorporen los hábitos. De nada sirve que les digamos a nuestros hijos que coman sano si nosotros no lo hacemos, los niños y niñas funcionan por imitación y querrán comer lo mismo que nosotros. Si queremos que ellos tengan hábitos saludables, primero deberíamos incorporarlos nosotros.


HABITOS SALUDABLES PARA NIÑOS Y NIÑAS

Un estilo de vida saludable incluye una alimentación sana, ejercicio físico e higiene personal. Los hábitos saludables que se enseñan desde muy pequeños, posiblemente nos acompañen el resto de nuestras vidas.


ALIMENTACIÓN SANA

Adquirir hábitos saludables de manera temprana en este aspecto, los llevará a mantener un estilo de vida saludable cuando sean adultos y ayudará a prevenir ciertos problemas de salud como la obesidad, trastornos cardiovasculares, diabetes y algunos tipos de cáncer.

Algunos Consejos para una alimentación saludable para los más pequeños son:

• No saltar el desayuno, esta debe ser la comida más importante del día, debe incluir cereales, fruta y algún producto lácteo.

• Aumentar la ingesta de frutas y verduras, comer carne y pescado tres veces en semana y incorporar cereales diariamente.

• Involucrar a los niños en la compra de los alimentos e invitarlos a que cocinen con uno, eso hace que estén más dispuestos a consumir los alimentos que ellos mismos preparan.

• Los opcionales (torta de cumpleaños, un helado …) forman parte de una dieta saludable, siempre que sean programados y en momentos específicos del día.

• Las comidas deben realizarse en familia, debe ser un momento agradable, es importante que “coman despacio”, porque el cerebro envía la señal de saciedad unos 20 minutos después de ingerir los alimentos. Evitar comer viendo la tele, eso hace que no le presten atención a la sensación de saciedad y coman en exceso.


EJERCICIO FÍSICO

Realizar actividad física es beneficioso para la salud física y emocional, debe estar presente en la rutina diaria de niños y niñas.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) estar sano es “el estado de completo bienestar físico, mental y social y no solo la ausencia de enfermedades”. Los niños y niñas que hacen ejercicio físico de forma regular (por lo menos 60 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana), tienen más probabilidades de llevar una vida sana y un mejor desarrollo físico.

• El ejercicio, aporta beneficios a cualquier edad, en el caso de niños y niñas, reduce el riesgo de sobrepeso, ya que el ejercicio ayuda a controlar la grasa en el cuerpo. Menor riesgo de diabetes tipo 2 y niveles de colesterol en sangre más bajos.

• Niños y niñas que practican ejercicio físico en familia fomentan la autoestima y el vínculo afectivo con los padres.

• Reducir el número de horas que pasan delante de la televisión, videojuegos y móviles favorece la actividad física. Es importante tener un horario para estas actividades y no se recomienda que estén frente al televisor u otro dispositivo electrónico más de 2 horas al día.


TOMAR MUCHA AGUA

Beber agua es necesario para eliminar toxinas e hidratar todos los órganos del cuerpo. El agua debe ser la bebida principal de toda la familia en cada comida.

El cuerpo de niños y niñas está compuesto en un 80% de agua y el de un adulto en un 65%, por lo que requieren una ingesta de líquidos mayor.

• Durante los primeros meses de vida y durante la lactancia, los bebés no necesitan beber agua, pero a medida que los niños van creciendo se debe ir aumentando la ingesta de ésta, siendo en un Bebés de 6 a 12 meses un requerimiento de 800-1000 ml y en el caso de los niños entre 11 y 18 años, de 2 litros diarios (8 vasos).

• Es importante, que adquieran el hábito de beber agua incluso cuando no tengan sed, por lo tanto, ofrécele un vaso de agua todas las mañanas antes del desayuno y después de cada comida. Colocar botellas de agua en zonas accesibles (mesa donde estudia, sala de televisión o comedor). En las comidas, coloca una jarra con agua en la mesa y evita los gaseosas y jugos azucarados.


JUGAR MÁS Y USAR MENOS PANTALLAS

Niños y Niñas deben dedicarle más tiempo a jugar y menos a usar pantallas. Jugar les ayuda a desarrollarse y adquirir nuevas habilidades. El juego, además, mejora sus capacidades cognitivas y relaciones sociales.

• Jugar con tus hijos al menos 30 minutos al día, es esencial para el desarrollo y el vínculo afectivo.

• Cuando la televisión no se esté viendo, tiene que estar apagada. Esto puede desconcentrar a los niños y pueden llegar a ver programas que antes no le interesaban.


HIGIENE DENTAL

La higiene dental es uno de los hábitos que debemos comenzar a realizar desde el nacimiento. Es cierto, que con frecuencia es el más complicado, pero hay que entender la importancia que tiene cepillar los dientes de forma correcta, ya que la boca es muy importante para la lactancia, luego la alimentación complementaria, el habla, la sonrisa, la salud integral de los niños y niñas en su edad adulta.

• Se debe iniciar desde que bañamos a los y las bebes, hasta el año de vida lo haremos una vez en el día en un horario cómodo para mamá y papá. Podemos utilizar una gasa limpia o un dedil de silicona para limpiar toda la boca del bebé. Esta limpieza será sin pasta dental, además de higienizar la boca, estaremos formando el hábito del cepillado.

• A partir del año de edad, podremos utilizar un cepillo pequeño, sin pasta dental. La pasta dental se podrá incorporar a partir de los 4 años en muy poca cantidad, aproximadamente como una lenteja.

• Hasta los 8/9 años mamá, papá o un adulto responsable del cuidado, deberá ayudar en el cepillado dental de la noche, e incorporar el uso del hilo dental. El resto del día podremos dejar que los niños y niñas se cepillen solitos para ir practicando y mejorando la técnica. Es muy importante que compartan el momento de la higiene bucal con los padres ya que estos serán su mejor ejemplo.


HORAS DE SUEÑO

Dormir es tan importante como la nutrición en el desarrollo y crecimiento de niño y niñas. Es esencial establecer horarios para ir a la cama.

• Las horas de sueño también varían con la edad, de 1-2 años duermen entre 10 y 12 horas durante la noche y unas 3 horas por el día (siesta) y de 3-6 años duermen unas 10 horas por la noche y suelen suprimir las siestas durante el día.

• Para que niños y niñas duerman bien, se les debe crear una rutina antes de irse a la cama, de forma que ellos ya saben que pronto llegará la hora de dormir. Es importante que vayan a la cama a la misma hora cada día.

• Antes de ir a dormir evitar actividades que estimulen, el dormitorio debe ser un lugar tranquilo sin ruido ni demasiada luz.


MANOS LIMPIAS

Las manos limpias reducen hasta el 50% el riesgo de contraer enfermedades como resfriados, gripes y otras infecciones.

Los niños juegan y tocan todo, por eso es necesario enseñarles a lavarse las manos después de jugar, cuando estornudan, antes y después de comer, cuando van al baño o cuando acarician un animal. Incluso desde que son bebés pueden aprender este hábito sólo viendo a sus padres lavarse las manos.


LA NUTRICION Y SU IMPORTANCIA PARA LA SALUD

Antes de comenzar a descubrir la importancia de la nutrición, es importante dejar clara la diferencia entre Nutrición y Alimentación.

Se puede definir como nutrición al conjunto de procesos que se encargan de la obtención (alimentación), asimilación (digestión), metabolización de los nutrientes de los alimentos en el organismo y su excreción. Una buena alimentación es el proceso por el cual preparamos e ingerimos una variedad de alimentos que nuestro cuerpo necesita para la vida diaria, el primer tiempo de la nutrición.

Podemos decir que, aunque ambos procesos se encuentran ligados de manera estrecha, cada uno cuenta con sus propias características y cualidades. Mientras que una buena alimentación consta de un proceso voluntario, la nutrición es todo lo contrario, los alimentos ingeridos son transformados por el cuerpo de manera involuntaria.

Como se mencionó anteriormente, la nutrición se encuentra ligada estrechamente a una buena alimentación, sin embargo, esta cuenta con sus propios objetivos y metas que la hacen la parte más importante de una vida saludable. ¿Cuál es la importancia de la nutrición en la salud?

Promover la salud. El principal objetivo de la nutrición siempre será el conseguir una salud óptima y un bienestar constante.

Prevenir o controlar el desarrollo de patologías o enfermedades. El otro gran objetivo de la nutrición es el de evitar la aparición de ciertas enfermedades ocasionadas por una mala alimentación. Estas patologías pueden ir desde el sobrepeso y la obesidad, hasta diabetes o el cáncer de colon.

Tener un mejor rendimiento. Gracias a una buena nutrición, el cerebro humano tiene la capacidad de funcionar de manera óptima. Tener una buena alimentación no solo te ayudará a contar con una buena salud, sino también a tener ideas productivas y un mejor rendimiento mental y físico.

Mejorar tu estado de ánimo. De acuerdo con diversos estudios, una buena alimentación tiene el poder de ayudar en el estado anímico de una persona. Comer de manera responsable permite tener una buena salud mental y emocional en todo momento.


LA IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACION EN LA NUTRICION

La importancia de una buena alimentación radica en cumplir las necesidades nutricionales que requiere el cuerpo. Para que una persona pueda realizar sus actividades diarias, es necesario que cuente con una serie de alimentos específicos que le ayudarán a: combatir enfermedades e infecciones, evitar el sobrepeso u obesidad y fortalecer el cuerpo.

Una buena alimentación va más allá de consumir alimentos “sanos” en todo momento, se debe reunir diversas características a la hora de alimentarse. La importancia de una dieta saludable no es solo cubrir los requerimientos nutricionales, le tenemos que sumar una selección adecuada de alimentos.

Contar con alimentos variados. Una dieta saludable no solo debe incluir frutas y hortalizas, también debe contar todos los grupos de alimentos restantes: cereales, legumbres, carnes, lácteos, grasas y aceites. Esto con el fin de obtener los nutrientes necesarios.

Consumir las cantidades necesarias de energía. El consumo diario de alimentos sanos también debe medirse. Esto quiere decir que debes alimentarte con prudencia y no aportar cantidades excesivas de ningún componente particular.

Adecuarse a las necesidades de cada persona. Sin importar que seas un atleta de alto rendimiento o un trabajador de oficina que camina a casa, cada persona debe tener una dieta de acuerdo a sus necesidades. Tener en cuenta factores como la edad, el sexo, la actividad diaria, la constitución corporal y enfermedades (si las tuviera) es necesario para determinar la mejor forma de alimentarse.


ENFERMEDADES RELACIONADAS CON LA MALA NUTRICION

A pesar de que la nutrición tiene como objetivo evitar el desarrollo de enfermedades, existen diversas afecciones o patologías relacionadas con una mala nutrición.

Diabetes. Esta enfermedad aparece cuando los niveles de azúcar o glucosa en la sangre se encuentran por encima de lo normal. Debido a esto, se pueden ver afectados varios órganos como el riñón, el corazón, el sistema nervioso central y los ojos.

Obesidad y sobrepeso. La obesidad y el sobrepeso son las afecciones más comunes ocasionadas por una mala alimentación. Esto tiene lugar cuando se ingieren alimentos que aportan más energía de la necesaria, lo que provoca una acumulación y posterior aumento de peso.

Hipertensión. Un alto consumo de sal y el sedentarismo son los principales factores que inciden en la hipertensión.

Diversos tipos de cáncer. Aunque pueda sonar exagerado, lo cierto es que una mala alimentación puede ser un riesgo de cáncer. Una dieta rica en grasas, carnes rojas, embutidos y alcohol, es la receta perfecta para desarrollar un cáncer de hígado, de colon o de estómago.


CONSEJOS PARA MANTENER UNA NUTRICION SALUDABLE

Incluí alimentos de todos los grupos. Una de las reglas de oro para adoptar una buena alimentación es ingerir nutrientes de acuerdo a tus necesidades y condiciones. Procura consumir cuatro comidas principales al día y considerar dos colaciones, siempre incluyendo todos los grupos de alimentos.

Toma suficiente agua. Del 50% al 70% del peso corporal es agua, por lo que es sumamente importante consumirla en las cantidades necesarias. Te recomendamos consumir de 2 a 3 litros de agua diariamente, teniendo en cuenta las variaciones y las necesidades de tu cuerpo.

No abuses de las grasas animales. Las grasas animales, a excepción del pescado, aumentan el riesgo de padecer enfermedades del corazón y obesidad, por esto es recomendable disminuir la ingesta de estas y optar por aceites como el girasol, la oliva o el maíz, siempre en crudo.

Establece tus horarios de comida. Iniciar una dieta balanceada implica responsabilidad y compromiso con tu alimentación. Esto significa que tendrás que establecer horarios específicos para comer y no saltarlos por ninguna razón.

Reducí el consumo de azúcares y sal. La reducción de la sal y el azúcar no solo te ayudará a controlar tu presión arterial y evitar otras enfermedades afines, sino que también te impulsará a probar nuevos alimentos y a salir de tu rutina.


HABITOS SALUDABLES PARA CUIDAR EL CEREBRO

El estilo de vida que llevamos, puede provocar un desgaste físico, mental y emocional significativo, llevando al deterioro del cerebro. Podemos ver diariamente una inmensa cantidad de personas, que llevan el cuerpo al límite, sin saber sus repercusiones en la salud. El estrés, el cansancio y los malos hábitos provocan un deterioro cerebral, dado que se va perdiendo plasticidad cerebral por lo que le cuesta pasar de una actividad a otra.

A modo de ejemplo, más de un 80% de los casos de ictus (ACV), o más del 30% de los casos de Alzheimer, se podrían evitar si prescindiésemos de realizar prácticas perjudiciales para nuestro cerebro y si lleváramos a cabo hábitos cerebro-saludables.

Envejecer y mantener la mente activa y sana es posible. El secreto es aprender a cuidarse de manera correcta.  Llevar una vida saludable, evitar los malos hábitos y el sedentarismo son factores claves para un envejecimiento saludable y, por lo tanto, para reducir el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer


CONSEJOS PARA UN CEREBRO SANO

• Realizar actividades que estimulen la actividad cerebral y te mantengan mentalmente activo. Como leer, escribir, memorizar números de teléfono, juegos de mesa, completar crucigramas, etc.

• Potenciar las relaciones sociales y afectivas, evitando la incomunicación, el aislamiento social y el estrés.

• Ejercitar algún tipo de actividad física de forma regular. Bien sea mediante la práctica de un deporte o realizando caminatas diarias de al menos 30 minutos.

• Llevar una alimentación balanceada es clave. Hay estudios que indican que personas que llevan una dieta a base de frutas, vegetales, pescado, nueces, grasas insaturadas y proteínas de calidad son menos propensas a desarrollar deterioro cognitivo o demencia.

• Llevar hábitos de vida saludables sin consumo de alcohol, tabaco y drogas, y dormir 8 horas diarias.

• Controlar la hipertensión, dado que es el principal factor de riesgo de enfermedades cerebrovasculares como el ictus (ACV).

• Mejorar los niveles de azúcar en la sangre: la diabetes es un factor de riesgo importante para el desarrollo de demencia. Hacer ejercicio, mantener una dieta sana y un peso adecuado son claves tanto para la prevención como para el control de la diabetes.

• Mejorar los niveles de colesterol: los niveles elevados de colesterol LDL, conocido como colesterol malo, son un factor de riesgo para desarrollar demencia. Dieta sana, ejercicio, control de peso y no fumar ayudarán a lograr esta meta.

• Cultivar la inteligencia emocional: Las personas con ansiedad, depresión, problemas para dormir o mentalmente y físicamente agotadas están propensas a tener resultados menos favorables en exámenes de habilidades mentales.

• Proteger el cerebro contra las agresiones físicas del exterior mediante la utilización sistemática del cinturón de seguridad en los vehículos y del casco cuando se viaja en moto.


COMO CUIDAR EL HIGADO

Para mantener tu hígado saludable es importante mantener una dieta equilibrada, variada, rica y suficiente, en la que se le dé prioridad al consumo de agua, frutas, verduras y proteínas magras.

El Higado es uno de los órganos más importantes del cuerpo y es una víctima de nuestros malos hábitos. Situado en la parte superior derecha del abdomen, es el encargado de purificar la sangre, convertir los alimentos en energía y producir bilis para ayudar a digerir los lípidos en el intestino.

No obstante, su poder y potencia, es vulnerable a los malos hábitos de vida y la ingesta de sustancias tóxicas, medicamentos y alcohol. Los cálculos biliares, cirrosis, hepatitis o el hígado graso, son los problemas más comunes, los malos hábitos van limitando su función cada vez más compleja y eso va alterando el funcionamiento del cuerpo y dando origen a diferentes problemas o enfermedades.

El consumo excesivo de grasas genera una sobre exigencia, lo que puede desencadenar en una inflamación, cálculos en la vesícula o una obstrucción de los canales biliares, por eso se recomienda una alimentación sana.

El cáncer de hígado más conocido es el que recibe el nombre de hepatoma maligno, carcinoma hepatocelular o cáncer primario y puede desarrollarse en cualquier edad; cuando lo hace en niños muy pequeños recibe el nombre de hepatoblastoma. Es importante la prevención con una alimentación sana, evitando el sobrepeso y el sedentarismo, para que el hígado pueda realizar sus funciones normales.

Cuando en el hígado hay un exceso de toxinas y azucares, no puede quemar la totalidad de las grasas y estas se van acumulando (hígado graso) y generando diversos problemas que afectan a todos los sistemas del cuerpo. Los malos hábitos se convierten en una serie de estímulos que llevan al hígado a trabajar el doble. El órgano se intoxica por la mala alimentación, el exceso de grasas, azúcar, alcohol y el escaso consumo de fibra vegetal.

El consumo de algunos medicamentos e incluso, de acuerdo con estudios, emociones como la ira o irritabilidad y la frustración, también, contribuyen afectar la función del hígado, debemos tener claro cómo cuidar este órgano vital.

Es importante mantener un adecuado funcionamiento del colon, tomando agua de manera regular y fibra vegetal. Los productos naturales como las frutas y las verduras, aportan fibra que ayudan al hígado a sacar del cuerpo las toxinas. Estos alimentos además de aportar nutrientes y antioxidantes, contienen vitaminas y minerales necesarios para el funcionamiento normal del cuerpo. Los vegetales de hoja verde como repollo, lechuga, acelga, espinaca, apio, etc. y frutas como naranja, manzana, entre otras son muy buenas opciones.

Si tomas la decisión de llevar una dieta sana donde los alimentos industrializados, harinas y azúcares son los menos consumidos, habrás dado el paso más importante para desintoxicar tu hígado. Además de limpiar a este órgano, ayudaras a desintoxicar el cuerpo y a fortalecer el sistema linfático.

Unos hábitos de vida saludable no sólo ayudan al hígado, sino que generan bienestar y previenen muchos problemas, entre ellos la obesidad. Llevar un estilo de vida saludable no solo es una cuestión de estar a la moda se trata de adoptar y mantener hábitos coherentes que brinden beneficios, tanto a corto como a largo plazo, y hacer que se traduzcan en bienestar. En lugar de esperar a sentirte mal y a recibir el diagnóstico de una enfermedad, lo mejor es prevenir.