PRIMAVERA, UNA NUEVA OPORTUNIDAD PARA LA VIDA SALUDABLE

Categoría: Novedades , Semana Actual

La primavera nos estimula a mejorar nuestra alimentación y a sumar actividad física.  Alcanzar un estilo de vida saludable implica modificar hábitos para vivir con un peso adecuado y un estado emocional equilibrado. Suena hermoso al leerlo. Entonces ¿por qué será, que esperamos a esta estación para regalarnos salud?

La alimentación saludable, actividad física, evitar el tabaquismo y consumo de alcohol, son las premisas para alcanzar el objetivo de sumar calidad de vida. A continuación, te dejamos algunos consejos.

Alimentación Saludable ¿Cómo iniciarla y sostenerla? Debe ajustarse a tus horarios, rutinas, gustos y acceso. Varia los alimentos, ingerí a diario frutas y verduras de todo tipo y color. Realiza como mínimo cuatro a seis comidas y bebé abundante cantidad de agua.

Recurrí a opciones y/o colaciones saludables (en lo posible naturales, así le damos vacaciones -sin retorno- a los alimentos industriales). Te permitirán llegar a la próxima comida sin estar hambriento, con hambre, nunca realizamos elecciones adecuadas.

Actividad física. ¿Cuántas horas? ¿Cuál es la mejor opción? Es más simple, podemos empezar a conectar con nuestro cuerpo haciendo aquello que más nos guste y que podamos mantener. Si tenés un estilo de vida sumamente sedentario quizá empezar por caminatas cortas sea una excelente opción. El punto es cambiar el encuadre, no ver el movimiento como una obligación, sino como algo placentero.

Hace la prueba, libera las tensiones caminando y verás cómo cenas más relajado.  Son muchos cambios juntos, empezá por uno, seguramente habrá cosas que estés haciendo bien y otras que deberás modificar.

¡Ánimo! ¡Empezá a crear tu entorno saludable!, si la primavera es el estímulo que necesitas para empezar a hacerte bien, excelente, bienvenido sea.


ADHERÍ AL MODO SALUDABLE, NO TE FRUSTRES MAS

Cuando oímos la palabra dieta a todos se nos viene en la mente una receta rígida. A la hora de perder peso generalmente buscamos hacer dieta, queremos conseguir la que asegure el éxito en el período más corto posible. Entendemos que la clave es seguirla a rajatabla, nada más lejos de la realidad, el factor clave del éxito no es disponer de la mejor dieta milagro, sino de entender el concepto de adherencia y aplicarlo.

Adherencia, significa mantener un cambio a lo largo del tiempo. Para tener éxito es indispensable aceptar e integrar un nuevo cambio de estilo de vida como algo que se va a adquirir. En otras palabras, metas fáciles con las que vamos a comprometernos.

La importancia de la adherencia, el verdadero éxito radica en, lograr y mantener en el tiempo un peso sano y una condición física saludable.

Los tratamientos que a la vista son «efectivos» porque permiten perder mucho peso en poco tiempo, no son en realidad exitosos, incluyen acciones estrictas, inflexibles y por ello, insostenibles en el tiempo, es decir, no generan adherencia.

Las dietas estrictas y los estímulos físicos excesivos ayudan a quitarnos muchos kilos de encima en poco tiempo, pero hacen que no tengamos una adaptación metabólica, dando por consecuencia que al dejarlos tengamos un efecto rebote, y por ello, es imposible mantener el peso perdido, lo cual demuestra la falta de éxito del tratamiento.

Las fluctuaciones de peso no son sanas en absoluto, perjudican al organismo tanto por dentro como por fuera y nos desmotivan poco a poco al mismo tiempo que resienten nuestro metabolismo y por ello, nos preparan para un mal pronóstico al volver intentar un nuevo tratamiento para lograr un peso saludable.

En la adherencia radica el éxito, si sos capaz de obtener un peso saludable y sostener las conductas en el tiempo, también será muy probable que nuestro cuerpo pueda mantenerse en un peso adecuado a largo plazo, minimizando el riesgo de recuperar el peso perdido.


COMO LOGRAR ADHERENCIA

Si queremos lograr un peso saludable, cómodo y sostenible en el tiempo es fundamental entonces lograr adherencia al modo saludable. Los factores que te ayudarán son:

Restringir calorías con moderación. Aunque el déficit calórico es necesario para adelgazar, lo recomendable es reducir en promedio 500 Kcal diarias. Si se quitan 1500 Kcal y la persona está habituada a consumir 3000 debemos considerar que tendrá que restar la mitad de lo que estaba consumiendo, algo muy difícil de lograr y probablemente insostenible en el tiempo.

646387290

Tener una alimentación variada y de calidad. Da una propuesta más flexible y protege la salud, no genera riesgos y por lo tanto, se vuelve más sencillo el mantenerlo a largo plazo. Para perder peso no sólo debemos mirar calorías, es más importante atender a la calidad de lo que comemos.

Amplia tus posibilidades de ser activo. La clave es establecer una propuesta progresiva para generar el habito de actividad física. Siempre propone objetivos a corto plazo, que se ajusten a tus características y necesidades.

Tener un entorno saludable y seguro. Nuestra familia o quien vive con nosotros comparten nuestras comidas e incluso, nos incentivan a movernos más y comer mejor, el apoyo de quienes nos rodean resulta clave para lograr adherencia.

Un tratamiento guiado por un profesional. Nos brindara un tratamiento adecuado a las particularidades de quien la busca, considerando costumbres previas, enfermedades o condición biológica, posibilidades, nivel de actividad física, entre otras características que resultan clave para lograr adherencia.


Los errores que no debes cometer son:

• Acudir a una dieta milagro, de moda, de revista o que nos pasó nuestro amigo.

• Utilizar sustitutos de comida para no tener que cocinar ni pensar en qué comer mientras buscamos perder peso.

  • Fijar objetivos poco realistas o inalcanzables que nos desanimen al poco tiempo de haber comenzado.

• Sacrificar vida social a causa del tratamiento.


La adherencia o el mantenimiento de conductas a largo plazo, es el factor más importante para lograr una Vida Saludable.


LA MEJOR FORMA DE TRATAR UN ACV, ES QUE NO OCURRA

Mantener un estilo de vida saludable reduce el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular.

El no fumar, mantener un peso saludable, hacer ejercicio y llevar una dieta rica en frutas y verduras, tiene los mayores efectos sobre la prevención de un accidente cerebrovascular (ACV). No hay nada que pueda hacer la medicina que supere esto.

También, mantener el colesterol y la presión arterial en parámetros normales reduce significativamente el riesgo de accidente cerebrovascular. La mejor forma de prevenir un ACV, dicho de una forma simple, es que nos encarguemos de nuestra propia vida.

Estos consejos se aplican a todos los tipos de ACV, el isquémico, en el que un vaso sanguíneo del cerebro resulta obstruido; el no isquémico (hemorrágico), en el que un vaso rasgado sangra dentro del cerebro; y el accidente isquémico transitorio (AIT), un accidente cerebrovascular temporal que puede ser indicador de riesgo de uno más grave.


PEQUEÑOS CAMBIOS EN TU ESTILO DE VIDA – 7 PASOS

Ser activo + Tener una dieta saludable + Controlar el colesterol + Controlar el azúcar en sangre + Controlar la presión arterial + Mantener un peso saludable + no fumar = SALUDABLE.

4 (cuatro) Hábitos Saludables:

• Hacer Actividad física, 30 minutos por día, en niveles que promueva la salud cardiovascular.

• Llevar una dieta saludable, incorporar todos los días 5 porciones de frutas y verduras, aceites saludables, controlar la sal y evitar los alimentos ultra-procesados.

• Tener un Peso Saludable y No Fumar.

3 (tres) Paramentos Importantes:

• Tener un Colesterol total (en sangre) menor a 200mg/dL.

• Glucosa en ayuno (en sangre) menor a 100 mg/dL.

• Presión arterial 120/80 mm Hg.

Son siete factores de salud que pueden mejorar tu bienestar, súmalos en tu vida, vos podés detener un ACV antes de que comiencen. Empeza de a poco y sin complicaciones, hace un cambio hoy, y así ya estarás listo para otro mañana. Antes de que puedas darte cuenta, habrás dejado de tomar malas decisiones ¡y habrás comenzado a tomar decisiones de vida!