Archivo del Autor: PUNTO SALUDABLE

LA OBESIDAD NOS INVADE

Categoría: Novedades , Semana Actual

11 de Octubre – Día Latinoamericano de Lucha contra la Obesidad

El 41,1% de niños, niñas y adolescentes (NNyA) de entre 5 y 17 años tiene sobrepeso y obesidad en Argentina, en una proporción de 20,7% y 20,4%, respectivamente. En los niños de 0 a 5 años, el exceso de peso alcanza el 13,6%, una cifra elevada si se tiene en cuenta que el esperado para esta edad es de 2,3%.

ESTOS DATOS PROVIENEN DE LA ENCUESTAS NACIONALES DE NUTRICION Y SALUD 2 -ENNyS 2 – INFORME EJECUTIVO SEP 2019.

El relevamiento abarcó a casi 22 mil personas de todo el país y de todas las edades, en rangos de 0 a 5 años, de 5 a 17 años y de 18 años y más, seleccionadas al azar, con representatividad regional y nacional. La encuesta comprendió entrevistas de autoreporte, mediciones antropométricas y bioquímicas.

La muestra garantizó la representatividad nacional y de las seis regiones del país. Se recolectó información sobre la frecuencia de consumo de diferentes grupos de alimentos; los hábitos alimentarios de la población argentina; la ingesta de alimentos y nutrientes a través de un recordatorio de 24 hs (R24H) y la lactancia materna. La ENNyS 2 mostró también cifras alarmantes de sobrepeso y obesidad en los adultos: el 68% tiene exceso de peso por mediciones objetivas, un resultado muy similar al arrojado por la 4ta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2018.

A diferencia de los niños, niñas y adolescentes donde la obesidad afecta a todos los estratos socioeconómicos por igual, los adultos de los sectores de menores ingresos tuvieron un 22% más de obesidad que los de mayores ingresos, acompañando la tendencia internacional (36,9% vs 29% respectivamente).

Uno de los determinantes que explica el crecimiento del sobrepeso y la obesidad tanto en NNyA como en adultos es el cambio en los patrones alimentarios, que confirma la ENNyS. En ella se ve con claridad que toda la población está lejos de las recomendaciones de consumo de alimentos saludables según las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA) y que consume una altísima cantidad de alimentos y bebidas ultraprocesados, de baja calidad nutricional y altos en azúcar, grasa y sal.

PATRONES ALIMENTARIOS DE LA POBLACION ARGENTINA

Solo un tercio de la población consume al menos una vez por día frutas y verduras, solo 4 de cada 10 individuos consume lácteos recomendados diariamente y la mitad de la población, carnes al menos una vez por día.

Por el contrario, el consumo de alimentos no recomendados es extremadamente alto: el 37% toma diariamente bebidas azucaradas, el 17% consume también a diario productos de pastelería y galletitas dulces, el 36%, productos de copetín –snacks– y el 15%, golosinas al menos dos veces por semana.

Los datos de consumo confirman que el patrón alimentario se encuentra lejos de las recomendaciones de las GAPA y es siempre menos saludable en niños que en adultos. Por ejemplo, los niños, niñas y adolescentes consumen un 40% más de bebidas azucaradas, el doble de productos de pastelería y galletitas dulces, el doble de productos de copetín y el triple de golosinas —todos ellos alimentos con altos niveles de azúcar, grasa y sal— respecto de los adultos.

A su vez, el patrón alimentario es siempre menos saludable en los grupos sociales en situación de mayor vulnerabilidad. En ellos se consume la mitad de las frutas, un 40% menos de lácteos, el doble de productos de copetín y más del doble de bebidas azucaradas.

LA SOLUCIÓN: UN CONJUNTO DE MEDIDAS INTEGRALES

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible enfatiza la importancia de “no dejar a nadie atrás”, objetivo que no se podrá cumplir a menos que se tomen acciones urgentes para prevenir los problemas relacionados con el sobrepeso y la obesidad.

Por eso, se recomienda diseñar un conjunto de medidas integrales que favorezcan el desarrollo de entornos saludables, en los que el consumidor cuente con una oferta variada y estable de alimentos de calidad, y en cantidad suficiente para satisfacer sus necesidades energéticas y de salud, a un precio razonable.

Las políticas necesarias son:

• Regular el etiquetado frontal de los alimentos y las bebidas para identificar con claridad aquellos que sean altos en sodio, azúcares libres y grasas.

• Prohibir la promoción, publicidad y patrocinio de alimentos y bebidas de bajo valor nutricional.

• Proteger adecuadamente escuelas y otros entornos frecuentados por NNyA, garantizando que sean libres de promoción y/o venta de productos perjudiciales para la salud.

• Establecer impuestos especiales para alimentos y bebidas de bajo valor nutricional y subsidios para alimentos naturales, en especial frutas y verduras.

• Complementar todas las políticas con comunicación masiva y campañas de educación nutricional.

Es preciso tener en cuenta que ninguna política es suficiente por si sola y solo serán eficientes las medidas integrales que se complementen adecuadamente para el mismo fin. Es importante que los gobiernos impulsen estas políticas, siendo fundamental la participación de la sociedad civil y las universidades, tanto en el proceso de diseño como en la implementación y evaluación de las regulaciones, para asegurar su mejora continua.

El Plan Provincial de Salud 2019-2023 de la provincia del Neuquén incluye en sus ejes estratégicos la promoción de hábitos, como la alimentación saludable, para mejorar la calidad de vida de los neuquinos y las neuquinas, generando políticas públicas y construyendo salud individual y colectiva. En la actualidad, los principales problemas de salud –enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, la hipertensión y los tumores, entre otras– se asocian a factores de riesgo, entre los que se incluye la alimentación inadecuada, el sobrepeso y la obesidad. Desde nuestro gobierno provincial se está trabajando para una mejor calidad de vida de cada habitante de nuestro territorio.


DIENTES SANOS, SONRISA SALUDABLE

Categoría: Novedades , Ultimo Mes

Para lograr y mantener la salud bucal de todos, necesitamos realizar una correcta higiene bucal para eliminar la placa con una limpieza eficaz y frecuente, usar dentífricos y enjuagues con flúor, visitar al dentista cada seis meses y algo muy importante: incorporar alimentos saludables en nuestras comidas, ya que éstos resultan clave a la hora de prevenir la formación de las caries.

Los alimentos cariogénicos son aquellos que al ingerirlos facilitan la producción de caries generando un riesgo para nuestra salud dental. Entre los diversos factores que predisponen a cada persona a adquirir esta enfermedad dental, la calidad de la dieta es uno de los factores fundamentales.

Se recomienda llevar una alimentación equilibrada, optando por alimentos naturales que faciliten la limpieza natural mediante nuestra propia salivación, y sobre todo evitar los alimentos cariogénicos.

A la hora de evaluar en qué medida un alimento es cariogénico deberemos tener en cuenta:

Adhesividad: cuanto más “pegajoso” es el alimento, más tiempo estará en contacto con nuestros dientes y más fácil será que actúe de forma negativa sobre los mismos.

Consistencia: los alimentos duros y fibrosos –como las manzanas o las zanahorias– ayudan a la limpieza natural mediante la creación de saliva, mientras que los blandos como las galletitas o el chocolate tienen tendencia a ensuciar la boca en mayor medida.

Tamaño de las partículas que los forman: los compuestos por partículas pequeñas tienen una mayor posibilidad de permanecer entre cavidades tras la limpieza.

Momento en el que ingerimos el alimento: la cariogenicidad de un alimento es mayor si se ingiere entre comidas, en lugar de formar parte del desayuno, el almuerzo o la cena. Esto se debe a que durante las comidas se produce una mayor salivación y normalmente permanecemos más tiempo masticando los diferentes alimentos que componen el plato, lo que produce también un mayor movimiento, que acelera la eliminación de residuos.

Frecuencia al ingerir alimentos potencialmente nocivos: como resulta lógico, cuanto más frecuentemente comamos alimentos cariogénicos, más posibilidades existirán para la formación de caries.

Hay que tener presente que el alimento cariogénico por excelencia es el azúcar.

Sí deseamos reducir el riesgo de caries, mediante un cambio en nuestros hábitos alimentarios, tenemos que prestar especial atención a los siguientes alimentos:

Caramelos y golosinas: son alimentos con alto porcentaje de azúcar, y por lo tanto, peligrosos para nuestros dientes. Si no deseas eliminar del todo su ingesta, se recomienda elegir aquellos que desaparezcan rápidamente de la boca, evitar masticarlos y no consumir aquellos que se peguen en los dientes con facilidad.

Gaseosas: las bebidas colas, naranjadas o similares, contienen una alta cantidad de azúcar y al ser líquidos, consiguen llegar a las cavidades interdentales. También las gaseosas dietéticas o light y aquellos sin burbujas pueden aumentar el riesgo de caries, ya que su consumo reduce el esmalte dental y no proporciona ninguna de las cualidades beneficiosas para nuestros dientes que tiene el agua.

Papas fritas, pan y galletas saladas: los hidratos de carbono refinados con almidón tienen la capacidad de transformarse en azúcares; por lo tanto, son considerados alimentos cariogénicos especialmente si no se procede a un lavado dental tras su ingesta entre comidas.

Jugos concentrados o en polvo: en muchas ocasiones, estos jugos envasados proporcionan ingredientes que endulzan su sabor para hacerlos más atractivos, pero se eliminan muchas de las propiedades originales de la fruta (como la fibra o el alto valor vitamínico). Conviene optar jugos naturales y beberlos con moderación, o al menos, revisar los ingredientes de los jugos envasados, para elegir los de menor porcentaje de azúcar.

Chocolates: A pesar de su exquisito sabor, los chocolates son alimentos altamente cariogénicos, debido a su altísimo nivel de azúcar y sobre todo, a la textura blanda y pegajosa, fácilmente adherible a los dientes, que presentan en la mayoría de los casos. La mejor opción para evitar las caries es elegir chocolates con el mínimo de azúcar posible.

Helados: al igual que ocurre con las gaseosas y los jugos concentrados, los helados se derriten con facilidad en la boca convirtiéndose en líquido, lo que facilita la entrada de residuos azucarados entre los dientes.

Cereales para el desayuno o barritas energéticas: en la mayor parte de los cereales para el desayuno o barritas de cereales encontraremos la miel o el azúcar como parte de sus ingredientes. Su textura facilita que los restos se queden pegados a los dientes, por lo que tras consumirlos, se aconseja un cepillado a conciencia de los dientes, con especial atención a los molares.

Pastelería: medialunas, facturas, tartas y tortas también son alimentos con un índice alto de azúcar y carbohidratos, y en muchas ocasiones –sobre todo si son de fabricación industrial– no contienen un valor nutricional saludable. Están incluidos en la lista de alimentos cariogénicos y debemos moderar su ingesta.

Exceso de azúcar o miel en las infusiones: las infusiones no conllevan un aumento de riesgo de caries de por sí, pero casi nunca tomamos estas bebidas solas. Siempre solemos añadir azúcar o miel para endulzar su sabor, por lo que deberemos tener cuidado con las cantidades. Al ser líquidos, penetrarán con más facilidad entre los dientes.

 Frutas secas: las ciruelas disecadas, los higos o las pasas de uva también pueden convertirse en un peligro para nuestros dientes, debido a su textura pegajosa, su alto nivel de azúcar y porque es habitual ingerirlos como snack entre comidas. Al comerlos resulta recomendable lavarse los dientes a continuación.

ALIMENTOS ALIADOS DE LA SALUD BUCAL 

Además de estos consejos, tener en cuenta que también existen alimentos que presentan un efecto inhibitorio sobre los procesos cariogénicos. Al contrario de lo que ocurre con los mencionados en esta lista, éstos crean un efecto positivo, al evitar la acumulación de placa y residuos, y benefician la protección frente a las caries gracias a sus propiedades.

Los principales componentes que aumentan la protección natural de nuestro organismo frente a las caries son: el flúor (en alimentos o administrado en forma tópica en un enjuague o dentífrico); el calcio y el fósforo (que evitan la desmineralización del diente); y el hierro y las proteínas.

En general se trata de los lácteos, que aportan calcio y fosforo; las carnes y el huevo, los vegetales de hoja (verde oscuro) y las legumbres combinadas con cereales,que aportan hierro y proteínas, entre otros alimentos.

La salud bucodental, es fundamental para gozar una buena calidad de vida, la ausencia de la misma limitan la capacidad de morder, masticar, sonreír y hablar, al tiempo que repercute en el bienestar psicosocial.

La boca es un reflejo de tu salud, cuida tu boca, cuídate.


COMO MANTENER SANO EL CORAZÓN

Categoría: Novedades , Semana Actual

El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón, una iniciativa impulsada desde el año 2000 por la Organización Mundial de la Salud – OMS y la Federación Mundial del Corazón – WHF con el objetivo de informar y sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo, más que el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes. Alrededor de 17 millones de personas mueren al año por esta razón, lo que representa un tercio de la población mundial, concentrada, sobre todo, en los países de menores ingresos.

La problemática actual más inquietante es la creciente prevalencia de los factores de riesgo cardiovascular.

En nuestro país, la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, del año 2018, demostró que la Hipertensión Arterial se ha mostrado estable (34,4% en 2005, 35,5% en 2009, 34,1% en 2013 y 34,6 % en el 2018); el sobrepeso y la obesidad han evidenciado un significativo aumento (49% en 2005, 53,4% en 2009, 57,9 % en el 2013 y 61,6% en el 2018); y la Diabetes también se ha incrementado (8,4% en 2005, 9,6% en 2009, 9,8% en el 2013 y 12,7% en el 2018).

Bajo el lema de este año Valorá tu vida, cuidá tu corazón el objetivo que se propone es promover la toma de conciencia sobre el impacto de las enfermedades cardiovasculares en la comunidad y hacer énfasis en la prevención como medida indispensable para llevar una vida saludable.

Es importante asumir el compromiso de cuidar nuestro corazón y hacer pequeños cambios en nuestras vidas como:

  • Reducir el consumo de jugos y bebidas gaseosas con azúcar – en su lugar, elegir  agua o agua saborizada natural con frutas.
  • Reemplazar golosinas por fruta fresca como una alternativa saludable.
  • Incluir en nuestra alimentación cinco porciones de frutas y verduras al día, preferiblemente crudas.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Disminuir el consumo de alimentos procesados y envasados, debido a su alto contenido de sodio, azúcares y grasa.
  • Preferir elaborar en el hogar, comidas saludables para llevar al colegio o al trabajo.
  • Realizar como mínimo 30 minutos de actividad física moderada los siete días de la semana. O al menos 75 minutos de actividad física moderada cinco días a la semana. Jugar, caminar, hacer tareas del hogar, bailar ¡todo cuenta!
  • A medida que la movilidad aumente, ser más activo: usar las escaleras, caminar o ir en bicicleta en vez de conducir, bajarse antes del colectivo para llegar al lugar destino
  • Hacer ejercicio con amigos y familiares es más motivador y colabora para ser constantes.
  • Es una buena opción descargar una aplicación para hacer ejercicios o usar un podómetro para realizar un seguimiento del progreso.

 

SALUD CARDIOVASCULAR Y NUTRIENTES PROTECTORES 

Una dieta y un estilo de vida saludable son las mejores armas para luchar contra la enfermedad cardiovascular, para ello debemos incorporar en nuestra alimentación diaria, cantidades adecuadas de alimentos fuentes de nutrientes cardio-protectores. 

FIBRA ALIMENTARIA . Se trata de un componente importante de una alimentación rica en verduras, frutas y derivados. Actualmente se puede afirmar con seguridad que una dieta rica en fibra reduce el  riesgo cardiovascular.

Una de las principales propiedades de la fibra alimentaria es su capacidad de formación de geles y la fermentabilidad, que son capaces de atrapar moléculas como el colesterol y la glucosa y reducir su biodisponibilidad. Esto contribuye a estabilizar la respuesta del azúcar en sangre y reduce la absorción del colesterol de la dieta. Además la distensión causada aumenta también la sensación de saciedad y puede contribuir a reducir el aporte calórico.

Las recomendaciones actuales sobre el consumo de fibra van entre 25 y 35 g/día, lo cual se puede cubrir consumiendo cinco porciones diarias entre frutas y verduras (preferentemente crudas); incorporando cereales y derivados preferentemente integrales o enriquecidos con fibra (pan, galletas, arroz, pasta, cereales de desayuno, etc.) y consumiendo legumbres (porotos, garbanzos, lentejas, etc.).

ÁCIDOS GRASOS: OMEGA 3. El ser humano no puede sintetizar los ácidos grasos de la familia Omega- 6 y 3, por lo que deben incorporarse en la dieta. Por ello se los denomina ácidos grasos esenciales.

Hay suficiente evidencia de que una dieta rica en ácidos grasos omega 3 reduce la concentración plasmática de triglicéridos, la incidencia de arritmias ventriculares, y el riesgo de muerte súbita en individuos previamente sanos, y logra, además, una leve disminución de la presión arterial y una mejora de elasticidad arterial; asimismo, son antiagregantes plaquetarios.

Los alimentos fuentes de estos ácidos grasos son los aceites de soja y de canola, las hortalizas de hoja verde, las nueces y pescado especialmente el azul como sardina, anchoa, arenque, caballa, salmón, trucha, etc.

ANTIOXIDANTES. Se les atribuye un potencial papel protector respecto a enfermedades en las que existe un incremento del estrés oxidativo y de la producción de radicales libres, como la arteriosclerosis, el infarto de miocardio y los procesos de isquemia, entre otros. Los antioxidantes pueden ser sintetizados por el organismo o pueden ser aportados por la dieta. Los más importantes son la vitamina C, los carotenoides (vitamina A) y la vitamina E.

La fuente principal de la vitamina C son las frutas, las verduras y las hortalizas (cítricos, fresas, kiwi, melón, tomate, pimiento, coliflor, etc.). Los carotenoides son precursores de la vitamina A, que se encuentra mayormente en la grasa de ciertos alimentos de origen animal, como carnes, hígado, huevos, lácteos, y en alimentos de origen vegetal, como frutas y verduras. La vitamina E, su principal fuente son las grasas vegetales y sus derivados, los granos de cereales, el germen de trigo y los frutos secos, entre otros.

FITOESTEROLES. Se conoce que la administración oral de cantidades considerables de esteroles reduce  la colesterolemia debido a que causa una inhibición de la absorción intestinal del colesterol.

Los aceites vegetales de maíz, girasol y oliva, en este orden, son la fuente principal de esteroles vegetales, seguidos por los frutos secos, las legumbres y los cereales.

#CuidamosTuFuturo #PuntoSaludable


LA IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN EL ESTUDIANTE

Categoría: Novedades , Ultimo Mes

La vida del estudiante puede llegar a ser muy estresante, por ello, no es extraño que la mayoría de los jóvenes no presten atención a su alimentación, lleven una dieta insuficiente, poco sana y monótona.

Una dieta equilibrada y adecuada ayuda a aumentar la memoria y mejora la capacidad  de concentración, dando un bienestar personal, haciendo que tu rendimiento académico se mantenga.

Para el estudiante es imprescindible realizar varias comidas al día, eliminando dentro  de lo posible alimentos grasos, difíciles de digerir y calorías vacías como gaseosas y jugo que proporcionan un valor energético innecesario.

El arroz, las pastas y las legumbres son el gran aliado a la hora de aportar hidratos de carbono que el cuerpo necesita, acompañarlos con hortalizas es la mejor opción.

Es importante ingerir proteínas como las que se encuentran en fuentes con pocas grasas como las carnes blancas, el pollo o el pescado.

Las vitaminas y minerales mejoran la concentración, permiten mantener la integridad funcional y estructural de nuestras neuronas.

La digestión pesada o el exceso en las comidas pueden provocar somnolencia y hasta malestar, no dando las condiciones adecuadas para el estudio. Tener horas fijas y mantener un control en las comidas puede ayudarte para que esto no ocurra.

Tips a tener en cuenta en la alimentación del estudiante

  • Se deben consumir alimentos ricos en vitaminas (especialmente vitamina E, B1 y B12), así como en minerales (magnesio, hierro y zinc), y nutrientes que encontramos en los cereales enteros e integrales, legumbres, vegetales de hoja verde, lácteos, pescado, carne, huevo, frutas secas, etc.
  • Realizar un desayuno completo, ya que de esta manera nuestro cerebro podrá recibir la glucosa necesaria para su correcto funcionamiento a lo largo del día (especialmente por la mañana, que generalmente suelen ser las horas de estudio).
  • Distribuir la alimentación realizando cuatro a seis comidas. De esta forma aportamos al cerebro regularmente glucosa.
  • Dormir la cantidad de horas necesarias es vital para poder rendir adecuadamente.
  • Realizar actividad física, y tratar siempre de mantenerse activo/a.

Adoptar hábitos saludables es un requisito fundamental para sobrellevar las jornadas de estudio, evitar el agotamiento, y por supuesto, obtener un rendimiento académico satisfactorio.

#CuidamosTuSalud segui la pagina de #PuntoSaludable

 


LA ALIMENTACIÓN DE LOS ADOLESCENTES

Categoría: Ultimo Mes

Adictos a los snacks, las hamburguesas y la pizza, a comer en horarios extraños y a abusar de las calorías. Los adolescentes necesitan incorporar nutrientes básicos para atravesar las etapas de desarrollo y crecimiento.

La adolescencia es el momento biológico de mayores cambios en el ser humano, con significativas transformaciones emocionales y sociales que repercuten sobre su alimentación y su estilo de vida, influyendo en las preferencias y selección de alimentos.

La nutrición adecuada es complicada en esta etapa, por la independencia que ya empiezan a manifestar los adolescentes, que llevan a que olviden la comida casera y nutritiva, incorporando picoteos, snacking o comidas rápidas consumidas fuera del hogar.

Actualmente, la calidad de la dieta de los adolescentes es monótona, de alta densidad energética (muchas calorías en volúmenes pequeños) y baja densidad nutricional (mayor contenido de nutrientes por caloría). Se caracteriza por una elevada ingesta de grasas saturadas, azúcares simples y sodio y un deficiente aporte de nutrientes, tales como calcio, hierro, zinc, vitamina C, vitamina D y fibra. El consumo de este tipo de alimentos, sumado al aumento del sedentarismo, se asocia al sobrepeso y la obesidad.

El entorno familiar y escolar tiene una importante misión a la hora de estimular la actitud del adolescente hacia el consumo de alimentos saludables. Es primordial acercarlos a una alimentación adecuada dentro del contexto de su propia forma de vida y gustos individuales.

¿COMO SUELE SER LA ALIMENTACIÓN DE LOS ADOLESCENTES ?

  • Pobre en nutrientes esenciales y elevada en grasas, azúcares y sodio (escasa ingesta de fibra, calcio, vitaminas A y C, así como de frutas, verduras y lácteos).
  • Variedad limitada de alimentos (exceso de azúcar, harinas, grasas, dulces).Irregular en los horarios.
  • Se saltean comidas como el desayuno y almuerzo, y se concentra mucha cantidad en la cena, favoreciendo de esta manera el picoteo.
  • Alto consumo de productos ultraprocesados, altos en calorías pero de bajo aporte nutricional (bebidas e infusiones azucaradas, panificados, golosinas, los snacks y las comidas rápidas).
  • Escaso consumo de frutas, verduras, granos y cereales integrales.

Este tipo de alimentación puede producir carencias en micronutrientes y un exceso de aporte calórico y grasas, conduciendo a la obesidad que es un factor de riesgo cardiovascular.

 

¿COMO DEBERÍA SE LA ALIMENTACIÓN DE LOS ADOLESCENTES ?

  • Suficiente, variada, equilibrada y acorde a sus gustos y hábitos.
  • Que incluya alimentos de alta densidad nutricional: frutas, verduras, yogures, huevo, carnes magras, cereales integrales.
  • Que respete las comidas principales y a la hora de snacks elija alimentos ricos y saludables.
  • Que incluya diariamente alimentos fuentes de nutrientes críticos como calcio, zinc, hierro y proteínas. Los lácteos como el yogur firme o bebible, son una excelente opción rica y práctica.
  • Controlada y moderada en el uso de la sal agregada a las comidas y la de los alimentos salados como productos de copetín, fiambres, embutidos.
  • Reducida en azúcar y alimentos azucarados (pastelería, galletitas dulces, alfajores, golosinas, bebidas).
  • Que incluya diariamente tres porciones de lácteos preferentemente descremados, para cubrir las necesidades de calcio, vitamina A, D y proteínas.
  • Que incluya pequeñas colaciones saludables según el apetito: a media mañana, la merienda, o antes de acostarse.
  • Que comience el día con un desayuno nutritivo que aporte calcio, vitaminas, proteínas, fibra y energía.
  • Que la bebida de preferencia sea el agua, tomando al menos ocho vasos por día y controlando el consumo de bebidas azucaradas.

Desarrollar en la adolescencia buenos hábitos de alimentación sana y ejercicio físico es fundamental para gozar de una buena salud en la edad adulta. Alguien bien alimentado tiene más oportunidades de desarrollarse plenamente, vivir con salud, aprender y trabajar mejor, y protegerse de enfermedades.

#CuidamosTuSalud seguí al #PuntoSaludable


ALIMENTACIÓN Y CULTURA

Categoría: Ultimo Mes

Si pensamos en Italia imaginamos pastas; en Brasil, frutas tropicales; en Japón, arroz; y cuando pensamos en Argentina, a todos se nos viene a la cabeza el mate. Esto nos lleva a preguntarnos ¿es la alimentación una cuestión cultural? o ¿la cultura tiene que ver con hábitos y costumbres?

Etimológicamente, la palabra cultura deriva del latín colere que significa cultivar. Cicerón lo aplicó al cultivo del espíritu, y así surgió el significado humanista de la palabra cultura. Para E.B. Tylor cultura es la totalidad compleja que incluye conocimientos, creencias, arte, ley, costumbres y cualquier otra capacidad y hábitos adquiridos por el hombre como miembro de una sociedad. Por otro lado, Young da la siguiente definición de cultura: pautas más o menos organizadas y persistentes de hábitos, ideas, actitudes y valores que son transmitidos a los niños por sus mayores o por otros grupos mientras crecen.

Si tenemos en cuenta las definiciones anteriores podemos decir que los alimentos y su aceptación son establecidos por la sociedad, es la armonía entre algunos grupos e individuos, representa valores, costumbres y tradiciones. En algunos grupos o sociedades se distingue como un símbolo de unidad, tradición, status, distinción, significados espirituales o de éxito.

Lo que come la gente, tiene profundas raíces en su historia destacando las influencias manifiestas de género, raza y clase sobre ciertas preferencias en materia de comida desde épocas prehispánicas hasta la actualidad, e incluso como grupo o comunidad se configura en la evolución de la cocina y su relación con la identidad nacional. Es así como en algunas culturas el alimento, la forma en cómo se consumen y se combinan, está por encima del teatro, la música, la danza y la poesía, hablando de expresiones culturales.

En Argentina a lo largo de los años este arraigo por los alimentos y su significado se ha ido perdiendo o bien modificado por la adopción de nuevas culturas / costumbres, se eliminaron y/o incorporaron alimentos, todo ello por exigencias de las comunidades y consumidores que han transformado las necesidades básicas de nutrición en deseos o gusto por ciertos sabores.

La alimentación es un proceso que interactúa con la cultura de cada región, siendo esta la que define en muchas ocasiones el desarrollo de enfermedades como la obesidad y las enfermedades crónicas. En la actualidad la alimentación se basa en harinas y productos industrializados, adición de sabores y azúcares como parte esencial del producto o alimento.

Se adoptaron nuevas costumbres por influencia de los medios de comunicación y por la presencia de marcas, convirtiéndose en moda. Desaprovechando la variedad de alimentos que cuenta nuestro país y región.

Hoy no tenemos una cultura alimentaria adecuada, ya que las prevalencias de una mala nutrición cada día van en aumento. Se puede decir que la cultura ha ido cambiando a lo largo de las últimas décadas, en los años ochenta no se tenían altos niveles de obesidad. Entendiendo que que los entornos sedentarios y el exceso de consumo de ultraporcesados han dado como consecuencia el cambio de elecciones y una modificación en la cultura alimentaria.

La salud no es la única motivación para alimentarse, los comportamientos alimentarios no son fácilmente normalizables. La alimentación se adecua a cada circunstancia o contexto, en las elecciones de los individuos influyen las necesidades nutricionales junto a otras más inmediatas y cotidianas, como lo son el bolsillo, la identidad, la accesibilidad y los gustos.

Tomando en cuenta que la cultura alimentaria es la base fundamental para promover hábitos y preferencias de una población, y que ignorar esta relación, es condenar al fracaso cualquier campaña preventiva. Las políticas de promoción y prevención deberán tener en cuenta los principios fundamentales que condicionan las maneras de vivir, conciliando recomendaciones generales.

#CuidamosTuSalud seguí al #PuntoSaludable


DÍA MUNDIAL DE LA SALUD SEXUAL – 4 de Septiembre

Categoría: Ultimo Mes

La fecha se estableció en 2010, cuando la Asociación Mundial para la Salud Sexual invitó a sus organizaciones afiliadas a fijar un día para promover una mayor conciencia social en torno a la salud sexual.

El lema 2019 es Educación Sexual para todes: un puente hacia la Salud Sexual.

La educación integral de la sexualidad o como estamos acostumbrados a llamarla: Educación Sexual Integral o ESI es para todas las personas y debe ser apropiada a la edad, científicamente correcta, culturalmente competente y basada en los derechos humanos, la igualdad de género y con un enfoque positivo de la sexualidad y el placer.

Los derechos sexuales establecen la garantía de disfrutar de una sexualidad libremente elegida, sin sufrir violencia ni abuso sexual; al mismo tiempo, contempla que la persona conozca y evite los riesgos de transmisión de enfermedades y que pueda llevar una vida plena, acorde con la orientación sexual y la identidad de género adoptada, sin ningún tipo de discriminación.

Tal como sostiene la Organización Mundial de la Salud, la salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social, en relación con la sexualidad, y no solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o malestar y para que se logre, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y ejercidos a plenitud.

¡A DEFENDER NUESTROS DERECHOS!  Conocer, respetar y debatir sobre nuestros derechos sexuales es una tarea enriquecedora…

Derecho a la igualdad y a la no discriminación. Nadie debe sufrir discriminación por el modo en que vive su sexualidad.

Derecho a la privacidad y la confidencialidad.Toda persona tiene derecho a la privacidad en términos de su salud.

Derecho a la libertad y la seguridad, y derecho a decidir sobre la propia vida sexual. Toda persona es libre de decidir sobre su vida sexual.

El derecho a la información y a la educación de la infancia, la adolescencia y la juventud.Toda persona tiene derecho al acceso a la educación y a la información no sexista y libre de estereotipos en cuanto concierne a su salud.

Derecho a no ser sometido a torturas ni maltrato. Es un derecho universal la protección frente a la violencia, los abusos y la explotación sexual.

Las ITS (Enfermedades de Transmisión Sexual) y el VIH se están incrementando en todo el mundo, y en Neuquén no somos una excepción. Desde el Ministerio queremos hacer énfasis en una sexualidad saludable y responsable, poniendo el foco en el uso del preservativo como único medio para evitar el contagio.

En el marco de la campaña “HACETE EL TEST DE VIH “, se recuerda que en los Hospitales de la provincia que tienen laboratorios se pude solicitar el Test de VIH, que es gratuito, voluntario y confidencial. Además, en todos los establecimientos, el equipo de salud brinda asesoramiento al respecto.

 


CUIDADOS EN EL EMBARAZO

Categoría: HÁBITOS SALUDABLES

31 DE AGOSTO DÍA INTERNACIONAL DE LA OBSTETRICIA Y LA EMBARAZADA

En los hospitales de Neuquén, los partos normales, sin complicaciones, son realizados por personal obstétrico. Esto implica una mayor tolerancia frente a determinadas demoras o dificultades en el trabajo de parto que pueden resolverse sin llegar a cirugía. En este sentido, la formación en obstetricia es fundamental, cumple un rol protagónico de acompañamiento a la mujer en situación de parto y es la profesión que cuida la innecesaria intervención quirúrgica cuando no es requerida como respuesta ante situaciones de riesgo.

PARA LLEVAR UN EMBARAZO SALUDABLE RECORDAR

Promover el control precoz, oportuno y periódico del embarazo, priorizando la atención integral de la salud de la embarazada, dando respuesta a sus necesidades de información, contención emocional, social y cultural, y a la de su grupo familiar. 

Garantizar el acceso al control de salud mensual hasta el séptimo mes, cada 15 días hasta el octavo mes y semanal hasta el nacimiento. Teniendo como piso mínimo cinco controles.

Informar sobre la importancia de la planificación familiar. Un embarazo planificado facilita la administración con antelación de ácido fólico, que previene malformaciones del sistema nervioso del niño o niña por nacer. 

Acompañar el tiempo de embarazo desde los equipos de salud con una estrategia interdisciplinaria, humanizada, respetuosa y adecuada a las necesidades circundantes de cada gestación. 

Cumplir con la realización de los estudios complementarios y de control (análisis de sangre y orina, para evaluar enfermedades infectocontagiosas que la madre pueda transmitir al niño/a por nacer, detección de Estreptococo Grupo B Agalactiae a partir de la semana 35, ecografía del primer trimestre para corroborar edad gestacional y en la semana 20, para evaluar la anatomía fetal).

Evaluar el calendario de vacunas e indicar la aplicación de las vacunas que falten y corresponden a la embarazada (antigripal en cualquier momento del embarazo-dosis anual, DPTa –triple bacteriana acelular- después de las 20 semanas).

Atender la salud bucal (una caries es un foco infeccioso y, de no tratarse, puede perjudicar el embarazo), la inflamación de encías es un factor que incide en los nacimientos pre-término.

Brindar un abordaje integral del momento del nacimiento, en un espacio acondicionado que respete el protagonismo de la madre y la familia según lo establecido por la Ley Nacional de Parto Humanizado (N° 25.929).

Recomendar una alimentación variada que incluya, en lo posible, alimentos de todos los grupos: lácteos (leche, yogur, quesos para incorporar calcio y  proteínas), carnes y huevo (para incorporar hierro y proteínas), verduras y frutas (por su riqueza en vitaminas y minerales), cereales y legumbres (porque dan energía), aceites para condimentar y no tanto para cocinar, grasas y semillas. Los azúcares y dulces pueden consumirse con moderación porque no aportan ni vitaminas, ni proteínas, ni minerales.

Valorar el  estado nutricional de la embarazada ayuda a prevenir nacimientos prematuros, y recordar la importancia de la ingesta diaria de hierro y ácido fólico.

Aconsejar cumplir con las cuatro comidas (desayuno, almuerzo, merienda y cena).

Incentivar la actividad física durante el embarazo, porque favorece el bienestar anímico, el tono muscular, la asimilación y el procesamiento calórico.

Estimular la participación de las embarazadas y sus parejas en los talleres de preparación para la crianza que ofrecen los diferentes centros de salud, y que incluyen asesoramiento para la Lactancia Materna. 

Prevenir el consumo de sustancias problemáticas. El alcohol, el tabaco, la marihuana o la cocaína, y otras drogas no recetadas (benzodiacepinas), implican un alto riesgo para el embarazo. 

#CuidamosTuSalud seguí al #PuntoSaludable


¿USTED SABE SOBRE EL SUH?

Categoría: HÁBITOS SALUDABLES

El 19 de agosto, se conmemora en la Argentina el día Nacional de Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), establecido por la Ley 26.926, en homenaje al médico Carlos Arturo Gianantonio, quien fue pediatra e investigador científico argentino, reconocido por su valioso aporte en la investigación de esta enfermedad.

Los casos más frecuentes son en niños menores de 5 años edad, afecta principalmente los riñones, puede ser mortal.

Es una enfermedad causada por una bacteria llamada Echerichia Coli que se encuentra en el intestino de las vacas u otros animales de granja; esta produce una toxina (SHIGA) que llega a la superficie de las carnes por contaminación con materia fecal durante el proceso de faena o su posterior manipulación. Las carnes picadas son uno de los productos de mayor riesgo. Pero la bacteria no solamente puede encontrarse en las carnes sino también en el agua, la leche sin pasteurizar y las verduras, que pueden contaminarse por contacto con las heces de estos animales (por ejemplo: las verduras por riego con aguas servidas, la leche durante el ordeñe, etc.)

Una vez diagnosticada requiere internación, puede ser fatal y deja secuelas en un tercio de los niños que la padecen. Es una patología estacional, presentando la mayor ocurrencia de casos en primavera y verano, aunque se pueden producir casos en cualquier época del año.

¿Cómo se contrae?

La forma más frecuente de contraerla es por contaminación directa al ingerir alimentos contaminados o aguas contaminadas con la bacteria como así también por contacto directo con personas o animales infectados.

La transmisión de persona a persona cada vez más frecuente se produce por el lavado inadecuado de manos luego de ir al baño. Existe la contaminación cruzada, eso quiere decir que alimentos contaminados se ponen en contacto con alimentos no contaminados. Esto es especialmente riesgoso en alimentos que se consumen crudos.

Es posible el contagio persona a persona por la vía fecal-oral, por ejemplo, por cambio de pañales en jardines de infantes y por el uso de aguas recreativas (piletas, balnearios).

Para prevenir es importante

  • Respetar la cadena de frío tanto en las carnes como los lácteos. Un alimento fresco puede como máximo permanecer dos horas a temperatura inadecuada (4 a 60 grados). Mantener los alimentos fuera de la temperatura adecuada es una de las mayores causas de enfermedades asociadas a alimentos. Finalizar la compra del supermercado con las carnes y lácteos, luego de comprar los alimentos colocarlos rápidamente en la heladera.
  • No descongelar sobre la mesada, descongelar en la heladera o en el microondas o bajo un chorro de agua fría tomando la precaución de colocarlo nuevamente en la heladera una vez descongelado.
  • Una vez que se cocinó el alimento consumirlo pronto, Si se guarda en la heladera nuevamente antes de consumirlo llevarlo a temperaturas de como mínimo 70 grados. Las sobras deben ser consumidas dentro de los 4 días.
  • Cocinar la carne de vaca, pollo y las comidas que lleven carne picada o trozada (hamburguesas, empanadas, albóndigas, arrollados de carne, etc.), hasta que no queden partes rojas o rosadas en su interior.
  • No consumir leche sin pasteurizar.
  • Use recipientes y utensilios diferentes (fuentes, cuchillas y tablas de cortar), para manipular alimentos crudos y cocidos, o bien, lávelos minuciosamente entre uso y uso; si compra carne picada, prefiera la que fue procesada en el momento, consúmala a la brevedad; recuerde que este producto se altera más rápido que un trozo de carne entera.
  • Lave las frutas y verduras minuciosamente, especialmente las que se consumen crudas.
  • Utilice agua potable para beber, cocinar y lavar. De no contar con ella, usted puede potabilizarla hirviéndola durante cinco minutos o agregándole dos gotas de lavandina por litro, dejándola reposar media hora antes de su uso.
  • Lavarse siempre las manos con agua y jabón antes de comer o manipular alimentos y después de tocar alimentos crudos, ir al baño o cambiar pañales.

Si usted presenta síntomas como diarrea, vómitos y/ o dolor abdominal evite manipular y/o preparar alimentos hasta que los mismos desaparezcan, y visite a su médico de confianza para realizar un chequeo.

Sumando hábitos adecuados de manipulación de alimentos podemos combatir el SHU, no te olvides que la prevención está en tus manos.

Por un niño sano en un mundo mejor

#SHUmate #CuidamosTusalud SEGUÍ LA PAGINA DE Punto Saludable


HÁBITOS SALUDABLES, EL MEJOR REGALO EN LA INFANCIA

Categoría: HÁBITOS SALUDABLES

Los hábitos son esas acciones que, a base de repetirlas, se convierten en nuestra forma de hacer las cosas. Establecer rutinas saludables en la infancia es una inversión en salud para toda la vida, ya que se convertirán en hábitos del adulto.

Comer bien, tomar agua, hacer actividad física y regular la televisión y uso del celular, son algunos hábitos que los niños deben aprender desde pequeños para llevar una vida sana.

No hay que esperar a que aparezcan problemas de salud o sobrepeso, la prevención es sin duda la mejor apuesta de futuro. El juego y la actividad física, junto a una alimentación saludable, son los pilares de una vida saludable.

 

ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Una alimentación variada garantiza que el niño obtenga los nutrientes que necesita. Por eso, es importante motivarlo a probar alimentos de todos los grupos. El gusto de los pequeños es cambiante y poco a poco aceptarán las verduras y el pescado que al principio no querían ni ver.

El equilibrio se refleja en la proporción diaria que el cuerpo necesita de diferentes nutrientes como hidratos de carbono, proteínas y grasas. La alimentación de hoy tiende a desequilibrarse, o incorporamos muchas proteínas o nos pasamos con los hidratos de carbono. Las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA) son una herramienta para aprender cómo deben comer los mayores de dos años. Podes descargar las GAPA desde este link: http://puntosaludable.redsalud.gob.ar/files/2018/12/gu%c3%adas-alimentarias-para-la-poblaci%c3%b3n-argentina.pdf

Otros consejos para tener en cuenta:

  • Limitar la comida rápida y los productos ultraprocesados, como hamburguesas, panchos, papas fritas, galletitas dulces, etc.
  • Comenzar el día con un buen desayuno, que incorpore leche, yogur o quesos; una fruta; y un cereal (pan, galletitas saladas o de salvado bajas en grasas, avena, etc.).
  • Establecer horarios fijos para cada comida. Hay que acostumbrar al cuerpo a horarios y limitar el picoteo.
  • Planear las comidas con anticipación. Así suelen ser más equilibradas y completas. Se sugiere establecer un momento de la semana para diseñar el menú, y otro para comprar lo que necesitamos.
  • Compartir al menos una comida familiar.
  • Volver a la comida casera y tratar de ser originales y creativos al elaborarlas. La monotonía en la mesa produce insatisfacción e induce al picoteo.
  • Los jugos y gaseosas no son una buena opción, ya que contienen demasiados azúcares. Apostemos a la jarra de agua, no pude faltar en la mesa familiar.
  • No obligar a terminar el plato, si el niño dice que está lleno, hay que respetarlo.

 

ACTIVIDAD FÍSICA

El juego y la actividad física son aliados para el buen funcionamiento del organismo. La actividad física previene el sobrepeso en los niños, incrementa su rendimiento escolar e incluso su estado de ánimo.

El tiempo que pasan con los celulares, tablet o viendo la televisión se lo están quitando a otras actividades necesarias y mucho más saludables. Conviene pactar con ellos un tiempo máximo para las nuevas tecnologías y buscar otro tipo de actividades para disfrutar del tiempo libre.

Para sumar movimientos:

  • Nunca debe convertirse en una obligación. Es más importante que les divierta, a que adquieran habilidades. Si les gusta, será más fácil que lo hagan.
  • Diariamente, conviene guardar un espacio de tiempo exclusivo para la actividad física.
  • Ser más activos en lo cotidiano. Podemos buscar cualquier excusa para salir a la calle, como pasear juntos al perro, sacar la basura, ir o volver de la escuela caminando, etc. Un simple paseo mejora el estado cardiovascular tanto en los niños como en los adultos.
  • Organizar planes familiares al aire libre. Son una buena forma de dejar a un lado la vida sedentaria.
  • Disfrutar con ellos. Para que la actividad física sea una satisfacción, conviene generar un recuerdo feliz de ella.

 

¿Cómo crear nuevos hábitos?

Pongamos metas realistas. Nuestras buenas intenciones pueden venirse abajo ante una organización demasiado exigente. Es preferible poner en marcha dos o tres pequeños cambios, y esperar a que estén integrados para pasar a los siguientes.

¿Cómo vamos a organizar las comidas? ¿Qué días haremos actividades al aire libre?

Hagámoslo todos juntos. Durante la infancia se aprende lo que se ve, no lo que se escucha. Pasear será divertido si vamos todos. De la misma forma, si compartimos la comida, aprenderá qué alimentos le hacen bien, y si comemos de forma sana, sabrá que no le estamos castigando, ya que todos lo hacemos.

Potenciemos la parte positiva. Frases como «no comas galletitas», «no picotees» o «te vas a poner muy gordo» producen frustración y ansiedad en los niños; en cambio, otras como «¡vámonos de paseo!» y «estas manzanas están ricas», reforzarán los hábitos que queremos crear.