DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES – 14 DE NOVIEMBRE

DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES – 14 DE NOVIEMBRE

Categoría: Novedades , Ultimo Mes

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica, caracterizada por niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre –lo que se denomina glucemia–, debido a la alteración de la producción de insulina por el páncreas o a una utilización inadecuada de la misma por los tejidos.

Existen varios tipos de diabetes

Diabetes tipo 1 o insulinodependiente: es poco frecuente, entre el 5 y el 10 por ciento, se da en niños y jóvenes y generalmente comienza en forma aguda. El páncreas no produce nada de insulina, por ello su tratamiento requiere seguir un plan de alimentación adecuado y la aplicación de inyecciones de insulina desde el momento del diagnóstico.

Diabetes gestacional: es aquella que se presenta en las mujeres embarazadas, su prevalencia es del 4 por ciento aproximadamente; generalmente desaparece después del parto, pero éstas mujeres tienen más riesgo de tener diabetes tipo 2 en los próximos años.

Diabetes tipo 2: es la más frecuente, entre el 90 y el 95 por ciento de todas las formas de diabetes. Si bien suele comenzar después de los 40 años, la enfermedad se observa cada vez más en adolescentes y jóvenes, debido al aumento de la prevalencia del sobrepeso y la obesidad. Hay una disminución en la secreción de insulina por el páncreas y/o la misma actúa de forma inadecuada en los tejidos. Este tipo de diabetes se relaciona con del sobrepeso, la obesidad, la mala alimentación y el sedentarismo, por eso se puede prevenir adquiriendo un estilo de vida saludable.

Síntomas de diabetes, generalmente es una enfermedad silenciosa, puede estar presente y no producir síntomas por mucho tiempo y se descubre de manera casual en un examen de salud.

La diabetes generalmente es una enfermedad silenciosa, puede estar presente y no producir síntomas por mucho tiempo y se descubre de manera casual en un examen de salud.

En algunas ocasiones puede presentar síntomas tales como: Aumento de la sed (polidipsia) – Aumento del apetito (polifagia) – Aumento de la producción de orina (poliuria) – Sequedad de boca – Pérdida de peso sin hacer dieta – Problemas de erección – Visión borrosa – Infecciones en la piel y cicatrización lenta de las heridas – Picazón o ardor en la vagina o en el pene – Cansancio (astenia).

En caso de presentar algunos de éstos síntomas consultar al centro de salud más cercano.

El tratamiento de la diabetes incluye:  Un plan de alimentación indicado por un nutricionista -Actividad física en forma regular – Medicación: pastillas o insulinas, según indicación médica -Educación diabetológica mediante talleres, dispositivos grupales e información clara en distintos soportes, etc. -Mantener un peso adecuado -Tener controlado el colesterol -Tener la presión arterial en valores normales – No fumar: incluso un cigarrillo por día es muy dañino para la salud – Moderar el consumo de alcohol.

Complicaciones de la diabetes. La persona con diabetes puede presentar complicaciones agudas y crónicas. Las complicaciones agudas son aquellas que aparecen en forma brusca como la hiperglucemia (azúcar alta en la sangre)  y la hipoglucemia (azúcar baja en la sangre).

Las complicaciones crónicas son de evolución lenta, son más frecuentes en personas con mayor tiempo de evolución de la enfermedad y aquellos con mal control de la glucemia, la presión arterial y el colesterol.

Hay dos tipos de complicaciones crónicas: las complicaciones macrovasculares son aquellas que afectan las arterias de gran tamaño, dentro de ellas se distinguen las que afectan las arterias del corazón –produciendo infarto agudo de miocardio–, del cerebro –produciendo accidente cerebrovascular– y de los miembros inferiores –produciendp obstrucción arterial periférica y riesgo de amputación–. En este punto hay que recordar que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en las personas con diabetes.

Las complicaciones microvasculares son aquellas que afectan las arterias de pequeño tamaño, dentro de ellas se distinguen las que afectan el sistema nervioso –neuropatía  diabética– que produce disminución de la sensibilidad, lo que aumenta el riesgo de lesiones en los pies; las que afectan el riñón –nefropatía diabética– que puede llevar a insuficiencia renal y diálisis; y las que comprometen los ojos –retinopatía diabética– que puede producir desde visión borrosa hasta ceguera. Hay que tener presente, que el desarrollo de éstas complicaciones, depende principalmente del mal control de la glucemia.

Este año para el 14 de noviembre, Día Mundial de la Diabetes, vamos a realizar en conjunto con la Sociedad Argentina de Diabetes Capítulo Comahue una Campaña de Prevención y Detección de complicaciones microvasculares, que consiste en realizar  examen de los pies, solicitud de fondo de ojo y evaluación de la función renal a las personas con diabetes que no se hayan controlado en el último año.

Para ello, durante noviembre, en distintos centros de salud y hospitales se van a dar turnos anticipados o se va a atender por orden de llegada para facilitar la accesibilidad al control de las personas con diabetes, ya que controlar adecuadamente la diabetes es la mejor forma de prevenir las complicaciones agudas y crónicas.

#CuidamosTuFuturo seguí la pagina de #PuntoSaludable