VERANO – CONSEJOS PARA UNA ALIMENTACION SALUDABLE

El calor, los días largos, y las actividades al aire libre marcan el verano, para muchos sinónimos de desconexión y descanso.

En general el verano es para descansar y decirle adiós a la rutina, es muy frecuente saltarse comidas y llevar un horario desordenado. Por lo que es importante estar atentos a nuestros hábitos alimentarios, tenemos que lograr una rutina que favorezca una dieta sana, ordenada y completa.

En esta estación hay más variedad de frutas y verduras para cocinar más saludable, la dieta de verano debe hidratar, nutrir y refrescar. Es aconsejable que aporte un extra de sustancias antioxidantes para ayudar a proteger la piel del sol y aumentar nuestras defensas.

Te dejamos algunos consejos para que disfrutes del verano en modo saludable:Mantenete bien hidratado es fundamental, para esto te sugerimos consumir abundante agua. El exceso de calor y sudoración propios del verano hacen más fácil sufrir deshidratación, lo que es particularmente peligroso en el caso de los niñ@s y adultos mayores.

• Consumí verduras dos veces al día, en verano nos gusta consumir alimentos frescos, en nuestra cocina predominan las ensaladas, combina varias hortalizas. Es importante dar prioridad a estos alimentos ya que nos aportan agua, fibra, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y antioxidantes.

• No te pueden faltar los vegetales de color rojo, amarillo o naranja, ricos en betacarotenos y otros antioxidantes. No te olvides de las zanahorias, calabaza, morrón rojo, melón, y espinacas (verde oscuro por su alto contenido en ácido fólico), es importante ¡dale mucho color a tu dieta!.

• La fruta es imprescindible, hay que consumir al menos tres por día. Nos ayuda a hidratarnos (contiene un elevado porcentaje de agua) y a mantener nuestras defensas, ya que aportan antioxidantes. Nos dan vitaminas, minerales y fibra.

• Pan y cereales integrales, si vas a comer al aire libre lo mejor es que optes por el pan integral para los sándwiches. Aporta más fibra, más vitaminas y más minerales que el pan blanco. Te sugerimos que optes por las versiones integrales de cereales, pasta, arroz, etc.

• No te olvides de las legumbres, son un alimento altamente recomendable, por su alto valor nutritivo y su contenido en fibra. En verano las ingerimos más en forma de ensalada, por eso te recomendamos consumirlas al menos dos veces por semana.

• Los helados siempre se consumen en verano. Vigila que no sustituyan a la fruta de postre, por eso te recomendamos que los tomes en cantidades moderadas.

• No te olvides que las bebidas alcohólicas, deshidratan, ojo con las azucaradas, no son saludables.

• La ingesta de líquidos en los lactantes cobra gran importancia en verano, más que nunca es necesario la lactancia a demanda, como así también aumentar la frecuencia de tomas. Es muy importante la hidratación de la mama (3 litros de agua por día).

• Preserva la cadena de frío de los alimentos, sobre todo en el verano. Cuando compres alimentos refrigerados, hay que tener en cuenta disminuir al máximo el tiempo entre la compra y la llegada a casa.

• Extrema la higiene al manipular los alimentos, por eso lavate las manos frecuentemente para evitar posibles intoxicaciones alimentarias.

En resumen, este verano, toma mucha agua y combina una buena alimentación con muchas frutas y hortalizas frescas con una correcta manipulación de alimentos. Lo más importante… ¡Disfrútalo!

No te olvides que estamos en tiempos de Covid-19, tene presente las normas de distanciamientos social, el uso de tapa bocas, lavado de manos y todas las normas de higiene correspondientes, tengamos responsabilidad social.