ALIMENTACION SALUDABLE PARA EL INVIERNO

Las temperaturas bajan y el cuerpo nos pide platos calientes y ricos en nutrientes, comiendo sano podés combatir el frío y reforzar el sistema inmunológico.

La alimentación juega un papel muy importante para mantenernos saludables durante la estación invernal. El secreto es elegir productos de temporada, y prepararlos de forma adecuada. A continuacion descubrí los alimentos, preparaciones y nutrientes para combatir el frío.

Frutas y verduras. Las frutas son una excelente fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes.  Entre las vitaminas, destaca la C, muy eficaz en la prevención y la reducción de los síntomas de enfermedades respiratorias. La naranja lidera el ranking de alimentos que ingerimos ricos en vitamina C, recordemos que la mandarina, pomelo y kiwi también son alimentos fuentes de esta vitamina.

La pera y manzana, también ayudan a proteger al cuerpo de los fríos intensos, conviene comerlos asados, en compota, budines o tartas.


El consumo de verduras nos aporta, como en el caso de las frutas, grandes beneficios:

• Cebolla, posee un alto contenido de fibra además de tener propiedades antisépticas.

• Acelga y espinaca, son ricas en vitaminas A, B, E, K y C, y en minerales como hierro, calcio, potasio, zinc y ácido fólico, nos ayudan a estar protegidos frente a bacterias y virus.

• Zanahoria, es rica en betacaroteno, precursor de la vitamina A, fortalece la defensa de nuestras células al impedir que los patógenos externos le afecten.

No nos olivemos del puerro, coliflor y remolacha vegetales muy nutritivos.

Legumbres: Las legumbres son alimentos saludables, deben formar parte de una dieta equilibrada, aportan minerales, energía, proteínas y diferentes vitaminas. A ello se le suma que son bajas en grasa y ricas en fibra.

Pasta, arroz y pan de granos enteros (integrales): los carbohidratos presentes en el grano completo aportan calor suficiente como para hacer frente a las bajas temperaturas.

Sopas y caldos: la mejor forma de elaborar una deliciosa sopa es cocinarla en casa y ponerle muchas verduras. Son perfectas para entrar en calor porque se toman calientes y además favorecen la hidratación, son muy nutritivas.

Infusiones: el té, mate y las infusiones de hierbas favorecen la digestión, son antioxidantes e hidratan. Suelen tomarse calientes, por lo que son fabulosas para incrementar la temperatura del cuerpo. Además, las infusiones sirven para paliar diferentes efectos provocados por el frío como el dolor de garganta. Trata de no agregarles azúcar.

Proteínas, ejercen funciones muy importantes en nuestro organismo, por lo que deben estar presentes en nuestra dieta. Su consumo ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunitario, de entre los alimentos que las contienen, los más recomendables son aquellos que nos aportan proteínas de alto valor biológico, como carnes magras, huevos y productos lácteos como el queso, la leche y el yogur.

Comer saludable en invierno no significa sacrificar el buen comer, sino todo lo contrario. Los platos calientes encabezan las recetas favoritas invernales. El secreto está en usar alimentos sanos, nutritivos y naturales, cuyo aporte de vitaminas y minerales pueda reforzar el sistema inmunológico.

Las sopas, los guisos y los caldos son la mejor forma de entrar en calor de forma saludable. Incorporar a ellos legumbres, vegetales y proteínas magras, potencia la nutrición y contrasta el efecto de las bajas temperaturas.

Ya tenes los alimentos para pensar un menú saludable y así afrontar con garantías los meses de invierno. ¡come sano y disfruta del invierno como nunca antes lo habías hecho!