EL MEJOR REGALO PARA PAPÁ

Preocuparte por la salud de papá es el mejor regalo que podes darle. ¿Cómo? hablando con él, haciéndolo tomar conciencia de los problemas que pueden prevenirse.

Los hombres son más propensos al descuido, no tienen el hábito de ir al médico.  Acuden al médico solo cuando presentan dolor o incapacidad para realizar sus tareas rutinarias.  ¿Sus pretextos? desde falta de tiempo hasta presupuesto.

Lo cierto es que las enfermedades crónicas que pueden padecer los hombres adultos aprovechan esta oportunidad para atacar. Enfermedades del corazón, cáncer, enfermedades respiratorias y diabetes son los que encabezan la lista y que, por supuesto, pudieron haberse prevenido. La presión arterial, el azúcar en la sangre y el colesterol alto no se presentan de manera violenta, por lo que muchas veces pasan desapercibidos.

¿Entonces para qué esperar? Aconséjale a papa que desde ahora comience a dormir bien, dejar de fumar, ejercitarse, comer mejor y bajar el estrés. Que se haga un chequeo médico general al menos una vez al año, para descartar cualquier problema o en su caso tomar acciones tempranas.


CONSEJOS PARA SER UN PAPÁ SALUDABLE

Hacerse un examen médico: cada cierto kilometraje o tiempo llevamos el vehículo al taller para un servicio de mantenimiento, pero rara vez hacemos lo mismo con nuestro cuerpo. Al avanzar en edad se vuelve fundamental verificar el estado y los ajustes que deben hacerse para mantenerse bien.

Comer bien: Hay muchas razones para comer mejor, lo cierto es que una dieta saludable aleja las enfermedades crónicas.

Sumar actividad física: no es necesario entrenar para una maratón, lo importante es sumar 200 minutos de actividad física a la semana.

No a los vicios: el consumo de alcohol y tabaco incrementa de manera sustancial los riesgos de enfermedades, si bebés, hacelo con moderación.

Descansar adecuadamente: una agenda que no considera, por lo menos, siete horas al día de sueño, está mal diseñada. Dormir es lo mismo que comer, se necesita para que el cuerpo funcione como debe ser y no tenga consecuencias en la salud.

Muchos riesgos a la salud del hombre se pueden prevenir y ser tratados con un diagnóstico temprano y a través de un estilo de vida saludable.

Padres que llevan un estilo de vida saludable pueden tener un impacto poderoso y positivo en el desarrollo y la salud de sus hijos. Los niños que tienen padres que participan activamente en sus vidas son más propensos a tener buena salud física y emocional, a tener logros académicos y a evitar las drogas, la violencia y delincuencia. Sé un buen ejemplo, dedica tiempo hoy mismo para ser un padre saludable.


COVID-19 y OBESIDAD, DOS PANDEMIAS CONTEMPORÁNEAS

Categoría: CORONAVIRUS , Mes Actual , Novedades

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como “Pandemia” aquellas enfermedades de propagación mundial.

Por un lado, tenemos la COVID-19, enfermedad infecciosa, descubierta recientemente, causada por el virus SARS-CoV-2, pandemia en aumento, al 07 de junio en Argentina se registran 22.794 infectados.

Por otro lado, la Obesidad, una pandemia de tipo no infecciosa. En nuestro país, según la 4° ENFR/2018 (Encuesta Nacional de Factores de Riesgo) el 61,6% de los argentinos tiene exceso de peso, en una proporción de 36,2% de personas con sobrepeso y 25,4% con obesidad. La encuesta también arrojó que casi el 65% de las personas mantiene una baja actividad física.

El coronavirus ha cambiado la forma de vivir de las personas. Según los expertos, la forma más eficiente para evitar más contagios es el distanciamiento social.

Estos días y semanas de cuarentena son efectivos contra la COVID-19, pero puede alimentar a la obesidad. La combinación del distanciamiento social, con la mala alimentación, el alto consumo de alimentos industrializados, azúcares y harinas puede a traer consecuencias. Si a esto le sumamos el sedentarismo, la incertidumbre, angustia y miedo de estos tiempos, da como consecuencia hambre emocional aumentando la problemática.

Debemos tomar conciencia de que la obesidad y el sobrepeso no son problemas estéticos, son un problema de salud, pueden traernos muchas complicaciones, hoy se destaca la de multiplicar el riesgo de sufrir inconvenientes cuando nos vemos expuestos a virus u otras infecciones. Las personas que sufren de obesidad, pueden tener las defensas muy por debajo de lo normal, lo que las hace más sensible al contagio de coronavirus. También ya hay evidencia científica que confirma que el exceso de grasa es un factor de riesgo agravante de Covid-19.

¿Cuál es la explicación? La obesidad lleva asociada una inflamación crónica, originada por el exceso de tejido adiposo, lo que produce una disfunción metabólica que puede conducir a dislipidemia, resistencia a la insulina, diabetes mellitus tipo 2, hipertensión y enfermedad cardiovascular, todos factores de riesgo agravante de Covid-19.

Conseguir un peso controlado es “vital” para afrontar “con éxito” la pandemia de coronavirus y disfrutar de una vida con menos riesgos, ya que las personas con un sobrepeso de más de 10 kg. tienen sistemas inmunitarios debilitados que les hacen estar “más expuestos” a infecciones. Es por eso que debemos prestar especial atención a nuestra alimentación.

Es entendible que ante esta situación nos den más ganas de comer, sin embargo, debemos ser responsables. A continuación, te dejamos consejos para cuidar tu alimentación en tiempos de Covid-19:

– Respeta todos los horarios de comida: desayuno, almuerzo, merienda, cena. Sumar snacks saludables a media mañana y media tarde.

– Aprovecha la cuarentena para llevar a cabo preparaciones saludables.

– Privilegia el consumo de proteínas magras y disminuir el de carbohidratos.

– Elegi alimentos integrales, ya que contribuyen a una buena digestión.

– Evita alimentos altos en grasas y azúcares.

– Toma, al menos, dos litros de agua al día (no bebidas ni jugos azucarados).

– Organiza el menú de la semana, así es más fácil enfocarse en él y llevarlo a cabo.

– Privilegia el consumo de frutas y verduras todos los días, la mitad del plato debe ser vegetales.

– El tamaño de las porciones debe ser moderado.

– Elegí alimentos saludables, mientras más naturales y menos procesados mejor, evita la compra de alimentos como chocolates, helados, papas fritas, etc.

– Empeza a hacer actividad física todos los días, una hora por día.

Existen muchas alternativas ricas y saludables. Lo importante es ser responsables y conscientes de lo que comemos. Además, podemos aprovechar que estamos en casa, con tiempo, para priorizar la comida casera.


REDUCIMOS, REUTILIZAMOS Y RECICLAMOS

Categoría: CORONAVIRUS , Mes Actual , Novedades

En tiempos de cuarentena, de distanciamiento social, nuestra rutina cambió rotundamente. Muchos nos pusimos a limpiar los depósitos, tirar lo que no sirve más, hacer el jardín, remodelar la casa, cortar el pasto y podar árboles, lo que trajo como consecuencia mucha basura.

En vista de esto, queremos proponerte unos consejos sencillos para reducir y gestionar correctamente tus residuos. Aprovecha, ponelos en práctica, vas a adquirir un hábito saludable que te va a ayudar a optimizar tu economía y a proteger el planeta.

Reducí el desperdicio alimentario. ¿Pensaste en todo lo que se pierde cuando tirás comida a la basura? ¿Toda la energía, agua, transporte, almacenamiento y gestión de residuos que se utiliza?… ni pensar en lo que sufre tu bolsillo. Reducir el desperdicio de alimentos en tu hogar es sencillo:

Planificá tu menú semanal, no improvises.

Evitá las promociones tipo «comprá tres y pagá dos», si crees que no vas a utilizar los productos.

Tené en cuenta las fechas de vencimiento y los plazos para mantener la calidad de los alimentos (fruta y verdura) y poder consumirlos a tiempo.

Hacé una compra responsable, ajustada a tus necesidades.

Conservá adecuadamente los alimentos.

Intentá comprar productos de temporada y consumí la comida por orden de entrada.


Separá y reciclá. Gestioná adecuadamente tus residuos separando los envases de plástico, papel y cartón, vidrio, materia orgánica y restos.

La separación de basura y el reciclaje han cobrado mayor relevancia en los últimos años, hay diversas formas de clasificar la basura, todo depende del material de fabricación.

Orgánicos. Es toda la comida y lo que viene de la naturaleza: son los desechos biodegradables que se pueden convertir en composta cuando se les da un tratamiento adecuado.

Inorgánicos reciclables. Son los residuos que tienen un valor comercial o económico en el mercado. Los desechos más conocidos son: latas de aluminio, botellas de PET, cartón, papel, revistas, periódicos, entre otros.

Inorgánicos no reciclables. Son aquellos que no tiene valor económico y suelen ser depositados en los rellenos sanitarios: colillas de cigarro, preservativos, toallas sanitarias, calzado, bolígrafos, lápices, pañales, plásticos con aditivos degradantes, chicles, etcétera.

Manejo especial y voluminoso. Son los desechos tecnológicos como computadoras y electrodomésticos, muebles, radiografías, colchones, llantas, equipamientos sanitarios, pilas y baterías con litio, níquel y zinc, herramientas eléctricas y electrónicas, entre otros.


Evitá el uso de bolsas de plástico. Al hacer las compras, llevá tu propia bolsa reutilizable. Una bolsa abandonada en la intemperie genera metano y etileno, dos gases que aumentan significativamente su potencial de efecto invernadero.

Aunque el consumo de bolsas de plástico se ha reducido en los últimos años, todavía se consumen mucho. El descenso es gracias a normativas municipales que limitan la entrega de bolsa de plástico en los comercios, el cambio de la bolsa de plástico por reutilizables o papel y campañas de sensibilización sobre la exorbitante contaminación del plástico.


Elabora compostaje doméstico. Aprovechá tus residuos orgánicos para crear tu propio compost y generá abono natural. El compostaje doméstico es una forma natural de reciclaje que consiste en la transformación de la materia orgánica en abono natural. Para poder realizar el compostaje tené en cuenta:

Contar con un espacio pequeño para instalar una compostadora.

Una correcta separación de los residuos orgánicos. No se debe utilizar todo tipo de residuos, solo los restos de alimentos vegetales no cocinados.

Se pueden utilizar otro tipo de residuos, restos vegetales del jardín o la huerta.


Reducí el uso de productos desechables. Usá productos reutilizables o recargables, envases retornables, evitá los envoltorios.

Si evitás este tipo de productos, evitarás una gran cantidad de residuos que acaban en la naturaleza. Muchos productos de «usar y tirar» no se gestionan de manera adecuada como residuos y es habitual desecharlos como basura y no separarlos para depositarlos en los contenedores adecuados que permitan su reciclado. Estos son algunos consejos para buscar alternativas a su uso:

Evitá el uso de productos de descartables: platos, vasos, cubiertos, etc. Usá manteles, platos y vasos hechos con materiales lavables o reutilizables.

Dejá de usar productos de un solo uso: lapiceras, cartuchos de tinta y tóner, etc.

Elegí pilas recargables.

Evitá el envoltorio de los productos, salvo que sea necesario para preservar su calidad.

Guardá los papeles de regalo y usalos de nuevo.

Usá las dos caras de una hoja de papel cuando escribas.

Utilizá envases retornables cuando sea posible.

La gestión de nuestros residuos implica poner en práctica las tres R: reutilización, reducción y reciclaje. Estas acciones son imprescindibles para aliviar la presión sobre los recursos naturales. Dan como resultado una reducción en la emanación del CO2 y del uso de energía, al disminuir la extracción, transporte y elaboración de nuevas materias primas.

¡REDUCI, REUTILIZA Y RECICLAR, PROTEGE EL PLANETA!

IMPORTANTE: NO PODRÁN RECICLARSE LOS RESIDUOS PROVENIENTES DE DOMICILIOS CON PERSONAS EN AISLAMIENTO OBLIGATORIO (CASOS SOSPECHOSOS O CONFIRMADOS DE COVID19)

Para más información, consultá el documento: Recomendaciones sobre manejo y disposición final de residuos sólidos urbanos durante la pandemia COVID-19, disponible en la página del Ministerio de Salud de la Provincia del Neuquén. Link de descarga: https://bit.ly/2Y7vuIq


EL MOMENTO PARA DEJAR DE FUMAR ES AHORA

Categoría: CORONAVIRUS , Mes Actual , Novedades

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado que los fumadores corren mayor riesgo de sufrir síntomas graves y de morir por Covid-19, desmintiendo de esta forma algunos pequeños estudios que apuntaban que la nicotina podría ser un factor protector contra el nuevo coronavirus. La OMS recuerda que el consumo de tabaco es un «factor de riesgo conocido» para muchas infecciones respiratorias y aumenta la gravedad de las enfermedades respiratorias.

EL FUMAR PONE EN RIESGO LOS PULMONES

El fumar destruye los cilios en los pulmones, ellos actúan como uno de los principales sistemas de defensa contra las infecciones. Sin ellos, los fumadores están más indefensos. Fumar afecta a la función pulmonar, lo que dificulta al cuerpo la lucha contra los coronavirus y otras enfermedades.

El tabaco también es un factor de riesgo importante para las enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes, que ponen a las personas con estas condiciones en un mayor riesgo de desarrollar enfermedades graves cuando se ven afectadas por Covid-19.

El tabaco mata a más de 8 millones de personas en todo el mundo cada año. Más de 7 millones de esas muertes se deben al consumo directo de tabaco y alrededor de 1,2 millones se deben a la exposición de los no fumadores al humo de segunda mano. A los 20 minutos de haberlo dejado, el ritmo cardíaco y la presión arterial bajan. Después de 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en el torrente sanguíneo desciende a la normalidad. Dentro de 2 a 12 semanas, la circulación mejora y la función pulmonar aumenta. Después de 1-9 meses, la tos y la dificultad para respirar disminuyen.

Si la salud es un bien preciado, dejar de fumar será una buena idea, una decisión acertada, un deseo fuerte hacia la vida. Si estás tratando de dejar de fumar en esta cuarentena, empezá a pensar estrategias para el momento en que aparece el deseo imperioso de un cigarrillo, acá te dejamos unos consejos: 

Cómo manejar el deseo. Es de esperar que sientas ansiedad por algunas semanas luego de haber dejado de fumar, los primeros 3 días probablemente serán los peores. Siempre recordar que entre más tiempo pase, la ansiedad será menor.

Planeá. Pensar anticipadamente en cómo resistir los deseos de fumar puede ayudarte a superarlo.

Hacé una lista. Anotá las razones por las que querés dejar de fumar. Colocá la lista en un lugar visible de manera que puedas recordar las cosas buenas que vienen al dejarlo.

Poné reglas. Tener reglas proporciona estructura para ayudarte a seguir diciendo «no». Unos ejemplos de estas pueden ser: “cuando tenga ansiedad, esperaré 10 minutos para ver si pasa”; “cuando tenga ansiedad, subiré y bajaré las escaleras 5 veces”; “cuando tenga ansiedad, comeré una manzana”, etc.

Establecé recompensas. Cuanto más tiempo pase sin fumar, más importante será la recompensa.

Hablá con vos mismo. Puede haber ocasiones en las que creas que tenés que fumar un cigarrillo para poder superar un día estresante. Es el momento de darte una charla motivadora, un ejemplo: “La ansiedad es parte del proceso para dejar de fumar, pero puedo superarla, cada día que pase sin fumar hará que dejarlo sea más fácil, he hecho cosas difíciles antes, puedo hacer esto”.

Evitá la tentación. Pensá en todas las situaciones que te hacen querer fumar, cuando sea posible, evitalas.

Distraéte. Mantené tus manos y boca ocupadas mientras se acostumbra a no utilizar cigarrillos. Te puede ayudar usar una pelota antiestrés, tejer o hacer un rompecabezas, masticar chicle sin azúcar, comer zanahorias, apio o rebanadas de manzana.

Relajate. Muchas personas usan el fumar para aliviar el estrés. Probá nuevas técnicas de relajación para calmarte, escuchá música, lee un libro, probá hacer yoga o taichí.

Hacé ejercicio. Mover tu cuerpo puede ayudar a reducir la ansiedad, también puede darte una sensación de bienestar y tranquilidad.

¿Cuándo llamar al médico? Si no crees poder dejar el cigarrillo sin ayuda, llamá a tu médico. La terapia de reemplazo de nicotina puede ayudarte a manejar la ansiedad en la primera etapa del proceso para dejar de fumar.

Existen sin duda muchas razones significativas para intentar dejar de fumar, pero la más importante es aquella que nos hace tomar una decisión, la que nos impulsa a realizar un cambio. Los motivos personales pueden ser muy diversos, todos los motivos son válidos pero la decisión de dejar de fumar es fundamental para tener éxito. Acodarte el momento de dejar de fumar es ahora.

Autor: Dr. César González – HTAL. Heller – Asesor de cesación tabáquica


COMO DORMIR BIEN EN CUARENTENA

Categoría: CORONAVIRUS , Mes Actual , Novedades

Estar en casa no necesariamente es garantía de descanso. Durante la cuarentena, podemos atravesar alteraciones en nuestra rutina, actividades y horarios de cada día, lo que puede repercutir en la cantidad y la calidad de nuestro sueño. Personas que nunca han tenido problemas para dormir pueden tener sueño interrumpido, dificultades para conciliar o mantener el sueño, exceso en las horas de sueño o cambios en su ciclo normal sueño – vigilia (muy común en adolescentes).  

Según la Sociedad Mundial de Medicina del Sueño, el sueño es una parte esencial de la salud, ayuda a vivir mejor, previene enfermedades, aumenta los años y la calidad de vida. El sueño juega un rol importante en el adecuado funcionamiento del sistema inmune, el metabolismo, la memoria, el aprendizaje y otras funciones vitales.

Es importante entender que los problemas para dormir en este contexto que nos toca atravesar son reacciones esperables y no se debe caer en el error de patologizarlos. La ansiedad por la presencia del COVID-19, la falta de exposición solar, la mala alimentación, la alta exposición a las pantallas y la ausencia de nuestras rutinas regulares genera que nuestro reloj biológico confunda los momentos del día alterándose nuestro ciclo habitual.

Antes de recurrir a cualquier tipo de tratamiento farmacológico se deben tratar de modificar aquellos factores que pueden estar afectando la calidad de nuestra forma de dormir, y si estos cambios no funcionan se debe recurrir al especialista de manera de evaluar si es necesario comenzar con un tratamiento más específico. 


RECOMENDACIONES PARA UN ADECUADO SUEÑO


Establecé un horario regular para acostarte y despertarte: nuestro organismo funciona a un ritmo, dentro de un ciclo. Es importante mantener ese ciclo constante para que nuestro cuerpo y nuestra mente se adapten y puedan anticiparse tanto al momento de dormir como de despertar, sobre todo en esta época de confusión de fechas y horarios y en caso de niños y niñas que estén teniendo dificultades para dormir.

Ojo con la siesta: una breve siesta ocasional puede ser saludable, pero no debe durar más de 45 minutos. Las siestas de aproximadamente 15 a 20 minutos están bien, pueden reducir la fatiga, impulsar la creatividad, aumentar el estado de alerta, impulsar el rendimiento cognitivo y mejorar el estado de ánimo. Se deben realizar en horas tempranas de la tarde de manera de no afectar el ciclo de sueño de la noche. Es muy común en este contexto de cuarentena que debido a la falta de actividades, las personas presenten varias siestas cortas durante el día, lo que afecta el buen descanso nocturno.

No fumar ni tomar alcohol: es un mito que un trago te ayuda a dormir mejor. En cambio, te atrapa en las etapas más livianas del sueño y reduce la calidad de tu descanso nocturno. Se recomienda que pasen 4 horas entre la ingesta de alcohol y la hora de dormir. El aumento de la ansiedad que estamos viviendo puede generar que las personas consuman alcohol u otras drogas en forma desmedida. En estos casos es importante realizar consulta al especialista, de manera de buscar otras formas de hacerle frente a la ansiedad.

Evitá la cafeína seis horas antes de acostarte: la cafeína está en más alimentos que el café, por lo que debes evitar tomar té, chocolate, mate y gaseosas.

Evitá comer ciertos alimentos: evitá los alimentos picantes o azucarados cuatro horas antes de acostarte, ya que pueden causar acidez estomacal u otros problemas digestivos, lo que afecta tu capacidad de quedarte dormido. En cuanto al azúcar, está relacionado con un sueño inquieto y perturbado, se recomienda comer un puñado de nueces, algunas cerezas (que son ricas en melatonina, la hormona natural del sueño), una banana (que contiene relajantes musculares de potasio y magnesio) e infusiones como la manzanilla, la melisa y la menta. La mayor parte de las personas que se encuentran de cuarentena obligatoria están presentando desajustes en la cantidad y calidad de la comida que consumen. Una alimentación saludable ayuda al adecuado funcionamiento de nuestro cuerpo y mente favoreciendo no solo el descanso nocturno, sino también todas nuestras actividades.

Hacé ejercicio regularmente, pero no justo antes de acostarte: las personas que hacen ejercicios vigorosos durante el día muestran que tienen casi el doble de probabilidades de tener un sueño de alta calidad en comparación con los que no hacen ejercicio. En cambio, el realizar actividad física moderada justo antes de acostarse calienta tu temperatura central, enviándole señales al cuerpo de que es hora de estar despierto. Hacer algo de yoga, Tai chi o estiramientos ligeros antes de acostarnos podría ayudar con la relajación. En esta época de encierro es importante agregar a nuestras rutinas momentos para la actividad física. Aprovechar los horarios de salidas recreativas para caminar o andar en bicicleta.

Mejorá tu ambiente de sueño: (esta es la recomendación más importante)

Mantené tu habitación bien ventilada y elegí una temperatura cómoda para dormir, los estudios indican que la temperatura óptima es entre 15 y 20 grados centígrados.

Ponete ropa para dormir cómoda y fresca.

Bloqueá todos los ruidos que te distraigan (incluyendo las notificaciones del celular).

Eliminá cualquier luz, incluso la luz del teléfono que se está cargando, mejor aún, cargalo  fuera de tu habitación.

Reservá tu cama para descansar. Utilizar la cama para comer, trabajar, jugar con tus hijxs o mirar televisión, así como el uso de notebooks, videojuegos, celulares u otras pantallas en la cama, no le enseña a tu cerebro a ver la habitación como un lugar para dormir.

En esta cuarentena, si tenés problemas para dormir, leé bien estas recomendaciones y tratá de aplicarlas. Si no podés hacer todas, elegí algunas para empezar y andá sumando más de a poco para generar una rutina sana de sueño. Si continuás con dificultades, no te automediques ni aceptes fármacos que otras personas estén utilizando para el insomnio, consultá al especialista para que pueda indicarte un tratamiento acorde a lo que a vos te está pasando. En nuestra provincia existen líneas telefónicas para que te comuniques si estás teniendo dificultades para atravesar la ansiedad y malestar que genera la pandemia. ¡No dudes en llamar!

GUARDIA DE OPERADORES TELEFÓNICOS EN SALUD MENTAL 2995358165/2995358191


Autor: Dir. de Salud Mental y Adicciones Minist. de Salud de la Prov. del Neuquén


PONELE SABOR A LA CUARENTENA

Categoría: CORONAVIRUS , Mes Actual , Novedades

El próximo 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión Arterial. Pasarse con la sal puede producir problemas de hipertensión y aumenta las probabilidades de sufrir enfermedades del corazón y accidentes cerebrales.

La prevalencia de la hipertensión en Neuquén es del 39,2%, según datos de la 4ta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada en 2018 por el Ministerio de Salud de la Nación. Es importante recordar que es fundamental reducir la ingesta diaria de sal, principal factor de riesgo de esta enfermedad. En Argentina, el consumo diario de sal es en promedio de 11 grs. por persona, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo máximo de 5 gramos por día.

La sal y el gusto parecen ir siempre de la mano. Cuando una comida no está rica, inmediatamente nos viene a la mente agarrar el salero. El problema, como todos sabemos, es que si bien la sal es un potenciador de sabor, su abuso conlleva una serie de peligros para nuestra salud.

Si bien el sodio en su justa medida es necesario para nuestro organismo, el exceso no nos hace bien. Para la Organización Mundial de la Salud reducir el consumo diario de sodio –hasta 2 g/día como máximo– es una prioridad.

El salero no es nuestro único enemigo. Aunque no lo creamos, el 75% de la sal que consumimos está en los alimentos industrializados, es el principal problema con el que nos encontramos. Cuando preparamos a la plancha un bife, podemos controlar qué cantidad de sal echarle, pero cuando comemos un alimento industrializado, la sal viene determinada por el fabricante. Productos como fiambres, embutidos, panificados industriales y enlatados son los que deberíamos evitar.

Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar significativamente a prevenir niveles altos de presión arterial. Desde la alimentación, las recomendaciones fundamentales son: comer frutas, vegetales, granos enteros y lácteos bajos en grasas; disminuir el consumo de grasas; y reducir la ingesta de sal en la alimentación, quitando el salero de la mesa, cocinando con menos sal y reduciendo el consumo de alimentos procesados. No nos olvidemos que a esto le tenemos que sumar la actividad física y el no fumar.

Esta cuarentena está cambiando nuestros hábitos, muchos estamos volviendo a la cocina. Cocinar es una terapia perfecta para sobrellevar el aislamiento. La cocina es una forma de nutrirnos y dar placer al paladar, una terapia excelente, más en estos momentos de ansiedad e incertidumbre. Tenemos más tiempo y ahora podemos dedicarlo a una actividad a la que habitualmente no podemos. Además al estar, en muchos casos, toda la familia en casa, incluidos los niños, no queda otra que hacerlo, todos cocinamos.

Si tenés hipertensión, o querés prevenirla, el utilizar especias, condimentos y hierbas aromáticas, en remplazo de la sal, es la clave para la cocina de cuarentena: permiten realzar los sabores de los alimentos, existe una gran variedad, son ideales en un contexto en el que se busca que la población mejore su alimentación, disminuyendo la ingesta de sodio.

En esta cuarentena, empecemos a usar especias, condimentos y aromáticas al cocinar, reconozcamos los sabores e intensidades que pueden aportar. Debemos aprender a sazonar nuestras comidas para que tengan un sabor espectacular.

Para poder lograr este objetivo de cuarentena, el primer paso es hacerte una colección de ellas, quizá tenes la idea de que necesitas tener a la mano una gran variedad. Te vas a ir dando cuenta de que en realidad no necesitas tanto, lo mejor es comenzar con unas cuantas, las básicas, las que más te gustan.

Existen una gran variedad de especias y condimentos, al igual que hierbas aromáticas. Entre las más comunes destacan el romero, tomillo, orégano, salvia, cedrón, estragón, ciboullete, albahaca, variedades de menta, ajo, pimienta, pimentón, provenzal, entre otras. También si queres innovar en tu cocina podés usar:

Anís, que ofrece un sabor dulce a los alimentos.

Cardamomo, de aroma intenso y cálido tiene notas picantes y dulces.

Canela, se trata de una corteza fragante de sabor dulce, amaderado y afrutado.

Clavo de olor, proporciona un sabor dulce y picante.

Comino, ofrece un sabor cálido.

Curry, es una mezcla de especias, usualmente incluye cilantro, comino, cúrcuma, jengibre, mostaza, canela, clavo, cardamomo y pimienta negra.

Jengibre, de sabor dulce y picante.

Nuez moscada, de sabor cálido, picante y dulce.

Cúrcuma, de sabor cálido y terroso.

En esta cuarentena, con la comida casera y los condimentos, especias y hierbas, agasájate y agasaja a los tuyos, cuidando la salud.


CELIAQUIA EN ÉPOCA DE CORONAVIRUS

Categoría: CORONAVIRUS , Mes Actual , Novedades

La Ley 26.947 del año 2014 establece en Argentina el 5 de mayo como Día de la Enfermedad Celíaca, en adhesión al día internacional, con el fin de concientizar a la comunidad sobre esta enfermedad y promover la búsqueda de soluciones.

La Enfermedad Celíaca es la intolerancia total y permanente a las proteínas contenidas en el gluten de los cereales trigo, avena, cebada y centeno (TACC). Cuando una persona celíaca consume algún alimento con gluten, su intestino se daña y se vuelve incapaz de absorber nutrientes necesarios para mantener saludable al organismo. En la actualidad, es considerada la enfermedad intestinal crónica más frecuente, se estima que en el país cada 100 personas hay 1 celíaco.

Los síntomas más frecuentes son diarrea crónica, anemia, pérdida de peso, disminución del apetito, distensión y/o dolor abdominal, debilidad o decaimiento, menopausia precoz o abortos reiterados, y osteoporosis. Si crees que podés ser celíaco, consultá en un Centro de Salud ya que el diagnóstico temprano evita complicaciones.

Las características propias de la enfermedad condicionan la calidad de vida de las personas afectadas y de sus familias. Una vez diagnosticada, su tratamiento consiste únicamente en una dieta estricta de Alimentos Libres de Gluten (ALG), que deberá mantenerse de por vida.

CELIAQUIA Y CUARENTENA

Argentina entera está en cuarentena y en este contexto, el desafío para las personas celiacas es conseguir alimentos libres de gluten y priorizar los cuidados al momento de cocinar para evitar la contaminación cruzada.

Una de las grandes complicaciones que se presenta para los celíacos hoy, es la disponibilidad de productos y acceder a los lugares donde los venden, ya que, en muchas oportunidades, deben alejarse demasiado de sus hogares para conseguirlos. Con el agravante histórico que los productos con el logo oficial “Sin TACC”, siempre tuvieron un precio más elevado que el de alimentos comunes y corrientes. Cabe recordar que la alimentación libre de gluten no es una elección en el caso de los celíacos, ya que se trata de una condición de por vida.

Por esta razón, es fundamental asegurar en los sistemas de comercialización el abastecimiento de productos específicos para los celíacos, recordando que las personas celíacas deben basar su alimentación en productos frescos como frutas, verduras, carnes, pescados, lácteos, legumbres o huevos libres de gluten por naturaleza, además de tener que consumir productos específicos, en el rubro de cereales y derivados.

GIAPaCeN (Grupo Interdisciplinario de Atención Paciente Celiaco Neuquén), en este contexto, recomienda que las personas celíacas se adhieran de manera rigurosa y estricta a la dieta sin gluten saludable, priorizando los cuidados al momento de hacer las compras y evitando la contaminación cruzada. Las sugerencias principales:

Los infaltables de la alacena, para que no te falte nada cuando vas a cocinar, te sugerimos que tengas:

Harina de arroz, almidón de maíz, almidón de mandioca, harina de trigo sarraceno, harina de lentejas, harina de sorgo.

Arroz, mijo, quinoa, lentejas y diferentes variedades de porotos.

Semillas de girasol, lino, chía, sésamo.

Frutos secos: almendras, nueces, maní con cascara.

Condimentos aromáticos frescos o envasados.

Rebozador casero: mezclar partes iguales de polenta, harina de arroz y galletitas de arroz ralladas. También le podés agregar semillas trituradas para incorporar fibra.

Incorporá todos los días frutas y verduras. Recordá que TODAS las frutas y verduras frescas no contienen TACC! Aprovechá las de estación, están cargadas de vitaminas, minerales y fibras.

Pueden estar en el desayuno y/o merienda, almuerzo y cena, entre comidas o como postre. En licuados con agua y/o leche, jugos exprimidos naturales sin agregado de azúcar, Aguas saborizadas naturales combinando frutas y aromáticas, en preparaciones dulces como budines y tortas, en ensaladas de muchos colores, Verduras cocidas en rellenos de otras verduras, en tartas con masas aptas, en budines o soufles, en salteados, en guisos y sopas, puré, etc.

La compra segura, cuando hagas tus compras, recordá siempre elegir alimentos naturales, libres de gluten o alimentos elaborados que estén analizados y tengan el símbolo Sin TACC. Si tenés dudas, consulta el Listado de ANMAT.

Cuando llegues a tu casa, higieniza bien todos los alimentos y sus respectivos envases. Lávalos, enjuágalos y desinféctalos con una solución de agua con lavandina diluida al 10% o con alcohol diluido al 70 %.

Usa los estantes superiores de las alacenas, y la heladera, para guardar los alimentos Sin TACC, consérvalos en envases bien cerrados e identificados para evitar confusiones.

Evita la contaminación cruzada. Uno de los problemas más complejos al que se enfrentan los celiacos y sensibles al gluten a diario es la contaminación cruzada. Los alimentos sin gluten entran en contacto con otras sustancias o superficies que pueden tener gluten.

PARA EVITARLA GIAPaCeN RECOMIENDA:

Higiene de manos: Lavarse siempre las manos con agua y jabón antes de manipular alimentos libres de gluten.

– Higiene y limpieza de utensilios de cocina: utilizar esponjas, rejillas, etc. que estén limpios y en buenas condiciones para lavar los utensilios y cubiertos usados para manipular alimentos libres de gluten y las mesadas o superficies donde se preparará el alimento. Hacerlo antes y después de cada uso.

Sin gluten, antes: preparar o cocinar los alimentos sin gluten antes que aquellos que puedan contenerlo, no cocinarlos nunca en simultáneo.

– Utensilios: algunos utensilios deben ser exclusivos: coladores, espumaderas, tamiz. Lo mismo con tostadoras, máquinas de pan y de pastas.

En la alacena, la heladera y el freezer: guardar siempre los envases cerrados herméticamente e identificados como “Libres de gluten”.

Aceite nuevo: freír con aceite nuevo, es decir, que no haya sido utilizado para cocinar alimentos con TACC.

Para hervir: cocinar en ollas con agua limpia, es decir, que no haya sido utilizada para cocinar alimentos con TACC.

Para hornear: emplear la bandeja superior, sobre todo si se cocinan al mismo tiempo otros alimentos que no sean aptos.

Con los alimentos untables: para quesos, manteca, dulces, mermeladas, miel y aderezos distribuir las porciones individuales entre los comensales con utensilio limpio y en potes o recipientes también individuales. Que el cuchillo no toque alimentos no aptos.

– Al enharinar: en cocina o repostería, conviene hacerlo con almidón de maíz, lo mismo para espesar, para lo cual también puede utilizarse harina de arroz.

En todo lo referido al COVID-19 y su contagio, el Ministerio de Salud de Neuquén recomienda a personas celíacas e intolerantes al gluten, seguir los mismos consejos y recomendaciones emitidos para el resto de la población. https://www.saludneuquen.gob.ar/recomendaciones-coronavirus-para-la-comunidad/

AUTOR:

Creado en el año 2012 por disposición 1161/12 MS. A raíz de la sanción de la ley provincial 2806/12 que adhiere a la ley nacional 26588/09, en función de concretar los objetivos que dicta dicha ley, referente a diagnóstico y tratamiento, disponibilidad y acceso a alimentos libres de gluten y actividades educativas de promoción y capacitación.
Integrado por profesionales de distintas áreas dedicadas a la temática: Salud, Educación y Desarrollo Social. Lo cual permite una mirada y un abordaje integral.

MODO HOME OFFICE

Categoría: CORONAVIRUS , Mes Actual , Novedades

Este 1° de mayo, literalmente, lo pasamos en casa. Para muchos, trabajar en modalidad “home office” es una experiencia totalmente novedosa, nunca se ha trabajado tan masivamente de esta manera antes del aislamiento social y preventivo.

Esta nueva dinámica laboral exige modificar conductas y adoptar nuevos hábitos para poder cumplir las diversas tareas con eficiencia y productividad, sin que esto afecte el bienestar físico y mental del trabajador/a.

En general, los hogares no están preparados debidamente para llevar adelante una rutina laboral de 8 horas. A falta de un lugar destinado a esto, pueden convertir a la cocina o la habitación y, en algunos casos hasta la cama, en una oficina improvisada.

Trabajar en casa puede ser muy ameno y productivo, si sabés organizarte, para ello te dejamos un par de consejos para lograrlo.

Despertá a la misma hora. ¡No son vacaciones! Levantate al mismo horario de siempre.

Como si fueras al trabajo. Bañate, cambiate y desayuná.

Mantenete en contacto. Relacionate con tu entorno laboral más que nunca, las nuevas tecnologías lo permiten.

Definí un área de trabajo. Elige un lugar iluminado y tranquilo, respetalo como si estuvieras en la oficina.

Disfrutá de snacks saludables. Una de las ventajas de hacer home office es que podés preparar snacks ricos y saludables, manzanas, naranjas, frutas secas, o un pan tostado con la mermelada que te gusta.

Hace un descanso obligatorio. Durante todo el home office es importante tomar como mínimo 2 pausas de 15 minutos, despeja la mente.

Respetá tu tiempo de comida. Aprovechá que estás en casa, date tiempo para disfrutar y convivir con tu familia.

Tu postura es importante. Una mala postura, producto de una posición incorrecta de la espalda o el cuello para trabajar, pueden provocar problemas y dolores a corto y largo plazo. Para prevenir esto, utilizá sillas con respaldo sobre todo en la zona lumbar, así preservas la curvatura natural de la espalda. También es importante poner la computadora a la altura de la vista para evitar una mala posición del cuello.

Enlaces grupales. Realizá como mínimo dos enlaces grupales a la semana para estar al tanto de tu equipo y colaboradores. Skype y zoom son grandes opciones, usalas, así harás más llevadero el home office.

Apagá tu compu. Al terminar tu jornada laboral, apagá tu computadora y dejá tu lista de pendientes para iniciar al día siguiente.

Conviví con tu familia. Date el tiempo necesario para con los tuyos: cená, jugá, leé, mirá series de televisión o ponete a hacer ejercicio, te va a ayudar a despejar tu mente.

El home office es la alternativa que tenemos para continuar con nuestros trabajos, seguí estas recomendaciones y disfrutá de sus ventajas.