CONSTRUYENDO UN ENTORNO LABORAL SALUDABLE

Estar sano es más que simplemente no estar enfermo, es experimentar un bienestar personal y relacional en los diversos ámbitos de nuestra vida. Como gran parte de nuestra vida transcurre en el trabajo, te proponemos crear un entorno que no solo no te enferme, sino que te ayude a sentirte mejor.

Un lugar de trabajo saludable es un ámbito de trabajo o de estudio que promueve el bienestar familiar y social de los trabajadores y usuarios, a través de la protección de riesgos físicos, ambientales y psicológicos, estimulando su autoestima y el control de su propia salud y del ambiente.


¿Cómo lograr un entorno laboral saludable?:

• El Teniendo un ambiente libre de humo de tabaco.

• El Realizando acciones de comunicación para la promoción de la salud de acuerdo a la problemática y necesidades de sus trabajadores.

• El Promoviendo la actividad física de sus trabajadores.

• El Asegurando que los refrigerios, comedores, buffets y kioscos del establecimiento cuenten con una oferta de alimentos saludables.

• El Asegurando que todos los trabajadores tengan libre acceso a agua segura.


EL TRABAJO EN TIEMPOS DE PANDEMIA

La emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19 cambio la realidad laboral, el aislamiento, la presencia del virus, el temor al contagio, la incertidumbre y crisis económicas son algunos de los factores que están ocasionando diversos trastornos en el trabajo y la vida en general.

El punto de partida para crear un entorno laboral saludable es conocer cuál es el estado del entorno a través de la percepción de todos, tanto trabajadores como directivos, así como las sugerencias que estos tengan para mejorar el entorno.

Para potenciar un entorno laboral saludable en tiempos de pandemia hay que tener en cuenta primero cómo es el ambiente físico de trabajo, un trabajador siempre hará mejor su papel si desarrolla su actividad en un lugar que esté bien ventilado e iluminado. Y, además, durante la COVID-19, es conveniente contar con un espacio con suficiente distancia social.

Pero no solo hay que tener en cuenta la salud física, sino que también hay que tener presente el ambiente psicosocial del trabajo. En ese sentido, hay que incluir las actitudes, creencias y prácticas de las personas en su lugar de trabajo, ya que eso es también lo que genera un ambiente positivo a nivel laboral.


¿Qué hacer durante el teletrabajo?

La situación sanitaria actual ha abierto un nuevo escenario que hasta antes muchos no imaginaban: la posibilidad de que los trabajadores puedan desempeñar su labor también en casa. Contrariamente a lo que muchos imaginan, teletrabajar no solo consiste en disponer de un ordenador, el teletrabajo también exige hábitos saludables para que la experiencia de trabajar en casa sea fructífera y productiva para ambas partes.

Trabajar desde casa no es sinónimo de descontrol, sino que debe asociarse a una rutina, en casa es aconsejable seguir manteniendo el mismo horario de trabajo.

Disponer de un lugar agradable para teletrabajar es también un plus. Aquí es el propio trabajador el que tendrá que establecer límites, no es lo mismo trabajar en la cocina que hacerlo en un escritorio. Conviene buscar una habitación específica en la que el trabajador pueda disponer de una mesa y una silla apropiada, además de todas las cosas que se necesiten para hacer su trabajo.

Por último, es aconsejable incorporar los hábitos laborales y el horario a la nueva rutina. Todo esto será lo que conseguirá que se trabaje en un entorno lo más saludable posible.