“MENOS ES MAS”

6 de abril Día mundial de la actividad física

Estás demasiado ocupado/a para incluir el ejercicio en tu vida, sabes que el ejercicio le hace bien a tu cuerpo, no hacen falta grandes cantidades de actividad física, te vas a beneficiar. Todo tipo de ejercicio, desde el aeróbico hasta el yoga, puede aliviar el estrés. Aunque no seas un atleta o no estés en forma, puedes lograr que un poco de ejercicio sea de gran ayuda, descubrí la conexión entre el ejercicio y el manejo del estrés, el motivo por el cual no te puede faltar la actividad física.

• El ejercicio aumenta tu salud general y tu sentido de bienestar, lo que aporta energía a tu vida todos los días.

• La actividad física puede ayudarte a aumentar la producción de los neurotransmisores del cerebro que nos hacen sentir bien, denominados endorfinas. Aunque esta función con frecuencia se describe como la satisfacción que se siente al correr, cualquier actividad aeróbica (como un partido de futbol o una caminata) pueden generar la misma sensación.

• Reduce los efectos negativos del estrés. El ejercicio puede aliviar el estrés del cuerpo ayudando a los sistemas a equilibrar eficazmente las funciones y las emociones. Produciendo efectos positivos en el sistema cardiovascular, digestivo e inmunitario (muy importantes en tiempos Covid).

• Es una meditación en movimiento. Después de una sesión de cardio, una caminata larga, una pedaleada, o varias vueltas en la pileta, te vas a dar cuenta de que te has olvidado de la irritación del día y te concentras solo en los movimientos del cuerpo.

• Mejora el estado de ánimo. El ejercicio regular aumenta la confianza en uno mismo, mejora tu estado de ánimo, ayuda a relajarte y disminuye los síntomas de depresión leve y ansiedad.

• Hacer ejercicio también puede mejorar tu sueño, que a menudo se ve interrumpido por el cotidiano.

Todos estos beneficios del ejercicio pueden reducir tus niveles de estrés y darte una sensación de dominio sobre tu cuerpo y tu vida. A medida que incluyas la actividad física en tu rutina comenzarás a deshacerte de las tensiones diarias a través del movimiento. La energía y el optimismo que genera, puede ayudarte a mantener la calma, tranquilidad y concentración en todo lo que haces.