CONSEJOS PARA UN EMBARAZO SALUDABLE

Categoría: Mes Actual , Novedades

Para tener un buen embarazo, debemos estar atentos de la salud física y mental, la embarazada tiene que estar tranquila, preparada y feliz. La Mente y el cuerpo tiene que estar en armonía, te dejamos unos consejos para lograrlo.

Alimentación y nutrición adecuada. La alimentación tiene que ser variada y equilibrada. Lo importante es incorporar alimentos ricos en nutrientes y vitaminas como ácido fólico, hierro y calcio, pero no en grasas. Incluir variedad de verduras, frutas, cereales, lácteos y legumbres, carnes blancas y rojas.

Una alimentación sana incluye mantener una hidratación correcta, beber la suficiente agua es fundamental. Por supuesto, olvídate de las bebidas alcohólicas y no abuses del café.

Para complementar una dieta sana se suplementa ácido fólico y/o hierro, beneficiosos y necesarios para el embarazo. Ayudan al adecuado desarrollo del feto, evitando carencias que podrían causar complicaciones tanto para el bebé (bajo peso, espina bífida…) como a la madre (anemia,…).

Realizar ejercicio durante el embarazo. Para logar bienestar físico y mental, con una ganancia adecuada de peso es fundamental realizar ejercicio físico adecuado al estado. Ya sea natación, yoga, caminar, pilates…

Un ejercicio moderado y constante, mejora la condición cardiovascular y muscular y favorece la corrección postural. Todo ello proporciona a la embarazada una mejor condición física general y le permite llevar un embarazo y parto sin riesgos.

Usar ropa adecuada. Durante el embarazo es importante usar ropa cómoda (incluidos los zapatos), adecuada al aumento de peso. Esto ayuda a que la sangre circule mejor, a que los movimientos sean correctos y no forzados y a que la piel se mantenga sana.

Relajarse es muy importante. No sólo el cuerpo está más vulnerable durante el embarazo, tenemos que dedicar tiempo al cuidado de la mente. Buscar tranquilidad y hacer ejercicios de relajación en casa ayuda a sentirse mejor. No hay que dejar de lado actividades placenteras, como leer, salir, manualidades…

Cuidar la piel. Durante el embarazo es fundamental el uso de cremas solares protectoras para evitar las manchas en la piel y las quemaduras. Debido a la acción de las hormonas, la piel de la embarazada sufre alteraciones como la hiperpigmentación. También son importantes las cremas antiestrías, que previenen la aparición de esas cicatrices con el estiramiento de la piel, con especial atención durante los meses finales, cuando la piel se estira a ritmo muy rápido.

Hidratar todo el cuerpo tras el baño o la ducha regala un momento de relajación. Por supuesto, la hidratación externa hay que complementarla con la interna, bebiendo abundantes líquidos. Todo combinado dará un bienestar integral de la embarazada.

Un buen descanso durante el embarazo. Dormir y descansar lo que pida el cuerpo es muy importante. El cansancio y el sueño pueden acompañar desde el primer momento como uno de los primeros síntomas de embarazo, y con suerte irán desapareciendo. Pero es más que probable volver a sentirse muy cansada y somnolienta en la fase final del embarazo. Es lo que el cuerpo necesita, y debes escucharlo, descansando en la medida de lo posible, sin olvidar de que el ejercicio moderado te hará que descanses mejor.

Controles prenatales. Visitar periódicamente al profesional es importante. El seguimiento de la salud del bebé y de la mama, da la posibilidad de consultar al especialista todas las dudas y temores, así como hablar del plan de parto. Es indispensable llevar al día el carné perinatal, los exámenes de rutina, colocarse las vacunas correspondientes para esta etapa y visitar al dentista.

Las pruebas prenatales aportarán tranquilidad y con las ecografías tendrás las primeras imágenes de tu bebe para el recuerdo.

Comunicarte con el bebé. Hablar con él bebe, ponerle música, escribirle una carta, llevar un diario del embarazo, responder a sus pataditas, conocer cómo va siendo su evolución mes a mes, cómo va creciendo, hará que lo sientas más cerca. Las posibles molestias del embarazo se olvidan en estos momentos de comunicación.

No te olvides, que, para tener un buen embarazo, hace falta la cuota de felicidad. Cuida la mente y el cuerpo en esta etapa, afróntala de manera optimista y llena de vitalidad.