EL MEJOR REGALO PARA PAPÁ

Preocuparte por la salud de papá es el mejor regalo que podes darle. ¿Cómo? hablando con él, haciéndolo tomar conciencia de los problemas que pueden prevenirse.

Los hombres son más propensos al descuido, no tienen el hábito de ir al médico.  Acuden al médico solo cuando presentan dolor o incapacidad para realizar sus tareas rutinarias.  ¿Sus pretextos? desde falta de tiempo hasta presupuesto.

Lo cierto es que las enfermedades crónicas que pueden padecer los hombres adultos aprovechan esta oportunidad para atacar. Enfermedades del corazón, cáncer, enfermedades respiratorias y diabetes son los que encabezan la lista y que, por supuesto, pudieron haberse prevenido. La presión arterial, el azúcar en la sangre y el colesterol alto no se presentan de manera violenta, por lo que muchas veces pasan desapercibidos.

¿Entonces para qué esperar? Aconséjale a papa que desde ahora comience a dormir bien, dejar de fumar, ejercitarse, comer mejor y bajar el estrés. Que se haga un chequeo médico general al menos una vez al año, para descartar cualquier problema o en su caso tomar acciones tempranas.


CONSEJOS PARA SER UN PAPÁ SALUDABLE

Hacerse un examen médico: cada cierto kilometraje o tiempo llevamos el vehículo al taller para un servicio de mantenimiento, pero rara vez hacemos lo mismo con nuestro cuerpo. Al avanzar en edad se vuelve fundamental verificar el estado y los ajustes que deben hacerse para mantenerse bien.

Comer bien: Hay muchas razones para comer mejor, lo cierto es que una dieta saludable aleja las enfermedades crónicas.

Sumar actividad física: no es necesario entrenar para una maratón, lo importante es sumar 200 minutos de actividad física a la semana.

No a los vicios: el consumo de alcohol y tabaco incrementa de manera sustancial los riesgos de enfermedades, si bebés, hacelo con moderación.

Descansar adecuadamente: una agenda que no considera, por lo menos, siete horas al día de sueño, está mal diseñada. Dormir es lo mismo que comer, se necesita para que el cuerpo funcione como debe ser y no tenga consecuencias en la salud.

Muchos riesgos a la salud del hombre se pueden prevenir y ser tratados con un diagnóstico temprano y a través de un estilo de vida saludable.

Padres que llevan un estilo de vida saludable pueden tener un impacto poderoso y positivo en el desarrollo y la salud de sus hijos. Los niños que tienen padres que participan activamente en sus vidas son más propensos a tener buena salud física y emocional, a tener logros académicos y a evitar las drogas, la violencia y delincuencia. Sé un buen ejemplo, dedica tiempo hoy mismo para ser un padre saludable.