ACV, STROKE O ICTUS

ACV, STROKE O ICTUS

Categoría: Novedades , Ultimo Mes

29 de Octubre – Día Mundial del ACV

El Accidente Cerebro Vascular – ACV es una emergencia médica. Significa que una arteria cerebral se ha obstruído de manera súbita, o que, al contrario, se ha derramado sangre proveniente de una arteria, vena o malformación vascular.

El 85 por ciento de los ACV se producen por obstrucción de una arteria cerebral, afecta tanto a hombres como a mujeres. Estadísticamente a partir de los 60 años aumenta su frecuencia, pero debido a la mayor expectativa de vida entre otras muchas causas, se producen cada vez con mayor frecuencia, incluso en menores de 40 años.

En el mundo entero se están desarrollando las Unidades de ACV, que tienen por objeto la rápida recepción del paciente, del diagnóstico y del tratamiento en el período hiperagudo. Esta posibilidad de tratamiento dentro de un lapso biológicamente apto, se llama período de ventana terapéutica.

Si bien creemos – por mala transmisión popular-  de que el ACV no se recupera, en la actualidad hay premisas que se han establecido, tales como:

El ACV se puede prevenir detectando a tiempo y corrigiendo los factores de riesgo modificables, como la hipertensión arterial, diabetes, arritmias, realizar actividad física, y abandonar el hábito de fumar.

El ACV es tratable. Dentro de las 24 horas de comenzados los síntomas se puede realizar la desobstrucción de la arteria ocluída (tratamiento endoavscular); y en algunos casos , y dentro de las 4 horas y media también se puede utilizar una droga por vía endovenosa que produce la disolución del coágulo que obstruye a la arteria.

Los síntomas de alarma para tener siempre presentes son dificultad para hablar; pérdida de la visión en un ojo o en ambos; pérdida de fuerzas o adormecimiento en la mitad del cuerpo; mareos o pérdida del equilibrio; cefalea intensa atípica; y confusión mental.

Es importante tener en cuenta que los síntomas pueden presentarse de manera aislada o todos en conjunto.

Ante la aparición de alguno de estos síntomas, se debe acudir inmediatamente a un centro de salud cercano, donde se deben realizar análisis de laboratorio y una tomografía computarizada de cerebro para descartar otras patologías. En caso de que la tomografía sea normal, no se debe descartar el ACV, y se debe avanzar con otros exámenes rápidamente.

El tratamiento realizado a tiempo revierte la situación circulatoria del cerebro, previene que se instalen secuelas, y permite la rápida reinserción del paciente a una calidad de vida normal.

En Neuquén, esta en marcha la creación de una Red Provincial de ACV integrada por médicos locales especializados en la temática quienes trabajan conjuntamente con el ministerio de Salud. El objetivo es brindar a toda la población de la provincia la oportunidad de prevenir la aparición del ACV y ofrecer a quienes lo sufran un tratamiento precoz en una unidad médica apropiada y de esa manera garantizar una atención equitativa y universal a todos los habitantes de la provincia del Neuquén.

Autora: Dra. Miriam Vicente